¿Qué rol deben ocupar los padres en el deporte infantil?

Compartí esta noticia !

El deporte infantil se vio conmovido en las últimas semanas por la lamentable acción de un grupo de padres, que incentivaba a sus hijos a que agredan a los rivales, en un partido de fútbol. Lo que tendría que ser un momento de diversión y esparcimiento, para los chicos, y para los padres una situación de disfrute, de observar el desarrollo integral de sus pequeños: terminó en un partido suspendido, descalificación de los equipos y multa económica.

La vehemencia, la euforia y la furia de los adultos fueron capitalizadas por los jugadores, de Huracán de Posadas y Guaraní Antonio Franco – categoría 2006 -, dentro del terreno de juego. Estas acciones en los últimos tiempos se naturalizaron, se volvieron cotidianas y al mismo tiempo contraproducente para el crecimiento deportivo, causando presión, sobre exigencia y agotamiento en los niños.

La situación generó un debate que seguramente marcará un precedente en todas las disciplinas deportivas infantiles. Actualmente los padres sobrepasan los límites propios e invaden la función de los formadores, es por eso que el programa deportivo de Canal 12, Zona Mixta, acudió a profesionales en la materia para determinar cuál debe ser el rol de los padres en el deporte infantil.

 

“Los argentinos de por sí somos muy futboleros e inconscientemente lleva a los padres a tener conductas inapropiadas para los chicos que están creciendo, desenvolviéndose y aprendiendo. El fútbol, como todos los deportes infantiles tiene que ser un espacio de juego, diversión y de compartir con el otro. Estas reacciones de los adultos, causan todo lo contrario”, sostiene la psicóloga infantil Natalia Moszezynski.

En la misma línea, Cristina Nakatsuka – química deportóloga – indica que “es prioritario” el acompañamiento de los padres siempre ocupando el espacio debido “ya que son los primeros alentadores en su carrera deportiva, no los primeros presionadores”.

Indudablemente los papás desean lo mejor para sus hijos, pero en la mayoría de los casos sobresalen del eje, muchos inconscientemente, otros provocando de una manera adrede, y someten presión sobre los recientes deportistas “con esas expectativas y exigencias, de alguna u otra manera los perjudican”, profundizó Natalia Trinidad, psicóloga deportiva perteneciente al staff de profesionales del ministerio de Deportes.

Te puede Interesar  Minera multinacional reconoció elusión en ganancias y pagó 1.000 millones en impuestos

La familia es la organización social más general, allí los nuevos integrantes de la agrupación se desarrollan psicológica y socialmente. Este entorno es trascendental para el aprendizaje de toda índole ya que “el chico desde que nace imita todo lo que observa y escucha, al igual que lo relacionado a sentimientos y emociones”, destaca Moszezynski.

Asimismo analizó acerca de los primeros comportamientos que realizan las personas en el ceno familiar: “La educación comienza por la casa, el entorno de la familia es lo primero que se adquiere desde pequeño. Luego se descubre otros ámbitos fuera de la familia, donde prolonga su desarrollo – escuela, escuelita de fútbol, danzas y demás”.

Actualmente no se observa mucha empatía con el adversario, la competitividad lleva a visualizar a los que llevan otro color de camiseta como auténticos rivales y no pares “hay que profundizar en ese sentido y generalizarlo en todos los ámbitos. Las personas contra las que se compiten son compañeros”, resalta Natalia Moszezynski, quien además trabaja con chicos con autismo.

Finalmente otro que se expresó con respecto al rol que deben ocupar los adultos, acompañantes de los futuros deportistas, fue Julio Altamirano, director técnico de Los Magos, la selección misionera de fútbol para ciegos: “La contención, la guía y el acompañamiento, son los ejes fundamentales en el rol de los padres, si no se respetan esos pasos los resultados son negativos para el desarrollo deportivo del chico”.

El último fin de semana se desplegaron dos nuevas ediciones de fútbol infantil en la zona sur de la provincia: la octava edición de la Copa Posadas (organizada por el Club Brown) y el Torneo Tres Fronteras – impulsada por el Club Crucero del Norte. Delegaciones de distintos lugares de la provincia, el país y la región se centraron en Misiones. Allí varios padres coincidieron en el apoyo a los niños “lo mejor que podemos hacer es acompañarlos, no ser fanáticos porque la violencia no lleva a nada. Hay que dejarlos jugar, que disfruten más que nada ya que más adelante cuando tengan una proyección profesional será distinto y tendrán otras obligaciones”.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin