Realizaron en Posadas las tutorías del concurso de desarrollo de proyectos audiovisuales Raymundo Gleyzer

GLEYZER: SE REALIZARON EN POSADAS LAS TUTORÍAS DEL NEA

Compartí esta noticia !

Se desarrolló en Posadas la instancia de tutorías para los proyectos preseleccionados de la Región NEA de la 13a edición del Concurso Federal de Desarrollo de Proyectos de Largometraje Raymundo Gleyzer, reconocido certamen del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) que cuenta con un laboratorio de capacitaciones y tutorías especializadas, con el objetivo de fomentar la formación de profesionales de cine en las áreas de dirección, producción y guión, y otorga recursos para la realización de proyectos de diferentes regiones del país.

A través de la gestión del Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones (IAAviM), las dos jornadas de trabajo se desarrollaron en el Silicon Misiones, en donde cinco equipos preseleccionados recibieron la asesoría de Ezequiel Raduzky (CABA), Santiago Podestá (CABA), Franca González (CABA), Lara Decuzzi (Neuquén), Romina Tamburello (Rosario), y Alejandro Gallo (Salta); tutores asignados a la región NEA.

“Estos proyectos vienen trabajando desde marzo, tuvimos dos instancias anteriores de una semana de capacitación virtual de cada uno de ellos, con un corte de cuatro semanas para la escritura, y acá estamos en el cierre”, comentó Celina Defranco, coordinadora del Concurso, quien celebró el retorno a la presencialidad tras la pandemia. “A partir de esta capacitación que están trabajando los proyectos de documental y los proyectos de ficción con docentes especializados en los géneros, van a tener una nueva etapa de reescritura… donde van a tener que presentar una carpeta, un dossier finalizado, que va a ser evaluado por un nuevo jurado que vamos a nombrar, que tiene paridad federal, tiene paridad de género, es un jurado conformado por seis personas, que van a evaluar no solo los proyectos, sino también el trabajo realizado durante el año”, agregó.

De Misiones participaron Aimará Schwieters, Germán Lorenzo Robert, Federico Thomas del proyecto de ficción “Arakañy = El fin del mundo”; Victoria González, Arón Lértora y Nahuel Coutinho con “Francesca & Paolo” (ficción); y Marcia Majcher, Camila Acosta y María Laura Tresols del proyecto documental “Katy Solem”. De Entre Ríos, participaron los equipos de los proyectos preseleccionados “Amazonas”, “Paloma y Dora” y “Crucecitas”.

Te puede Interesar  Metal coreano en el centro cultural Vicente Cidade

Las y los profesionales que llevan adelante las tutorías tienen una amplia y reconocida trayectoria en el ámbito audiovisual, y han sido a su vez ganadores y participantes del certamen. “Estar del otro lado del mostrador en el Gleyzer es un gran desafío y un gran honor”, resaltó el director y guionista salteño Alejandro Gallo, tutor de guion para los proyectos del género documental, quien fue ganador del Concurso por la región NOA con su largometraje “Encandilan luces, viaje psicotrópico con los Psíquicos Litoraleños”, que realizó en 2019. 

Romina Tamburello, quien también ganó el Gleyzer en el 2016 con el proyecto “Vera y el placer de los otros” y que está próxima a estrenarse, se refirió también a esta nueva experiencia: “Estar acá es, en parte, un viaje al pasado y por otro lado, descubriendo cosas mías como tutora que no conocía porque no lo había hecho nunca”. Valoró además el proceso colectivo de revisión y fortalecimiento de los proyectos de manera pormenorizada. “El Gleyzer tiene un acompañamiento de tutores que es algo que uno pagaría y que el Estado te lo provee, y que a la vez son tutores trabajando en equipo, que forman parte del equipo con los realizadores, y que hacen que cada película pueda crecer”.

María Laura Tresols, guionista del proyecto “Katy Solem”, manifestó que “viene siendo un trabajo muy provechoso de avance del proyecto, tenemos miradas muy ricas para sumarle; así que muy contentas de estar participando”. A la vez, Germán Lorenzo Robert, guionista de “Arakañy” agregó: “creo que hay una diferencia entre que uno estudia y se prepara para ser cineasta y el quehacer en sí mismo; poder tener tutores que vengan de la industria es sumamente importante. Y también, obviamente, con la posibilidad de poder ganar un dinero para poder desarrollar la película que es a lo que venimos. Y más allá de que las pelis ganen o no, el proceso y el crecimiento que tiene uno profesionalmente por haber formado parte es como un antes y un después”.

Te puede Interesar  “Taller Anual de Pintura” Dictado por el Prof. Bernardo Neumann

En este sentido, la coordinadora del INCAA resaltó que, dada la envergadura e importancia del Gleyzer, “abre muchas puertas a nivel nacional, da un currículum, una trayectoria, da confianza para posibles coproducciones…”. Asimismo, por la dinámica de trabajo y la participación federal, es una posibilidad concreta para generar vínculos y construir redes para futuros proyectos.

Mario Giménez, quien compartió una de las jornadas junto a la gerenta de Capacitación del IAAviM, Mariana Lombardini, y la coordinadora de la arteria del Conocimiento de Silicon Misiones, Evelin Escalada, afirmó: “larga vida al Gleyzer, porque es larga vida al cine federal, es larga vida a las historias que acontecen a diario a lo largo y a lo ancho de nuestro país y que merecen ser contadas”. El titular del IAAviM agradeció a Celina Defranco por el magnífico trabajo y la oportunidad de poder ser Misiones sede de las tutorías del NEA. Y finalizó remarcando que si bien resta discutir la redistribución del fondo de fomento del INCAA, y cómo encarar un proyecto nacional con distintos polos de desarrollo, el Concurso Federal Raymundo Gleyzer es uno de los ejemplos a seguir.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin