Recrudecen ataques neoliberales contra el desarrollo nuclear argentino

Acorde al modelo de país estancia, de economía primarizada, sin industria ni entes tecnológicos relevantes, que desde 1810 y sobre todo desde 1852 buscaron imponer primero y perpetuar luego los grandes terratenientes y otros grupos del mega poder vinculado o asociado a ellos, ha sido política constante de grupos políticos liberales, y luego neoliberales, desarticular e incluso hacer desaparecer a entes tecnológicos nacionales.

Nunca les preocupó que en ese esquema de país – estancia, “sobra” más de la mitad de la población, pues “el campo” demanda muy poco trabajo, y es por lo general muy mal pago.

En política internacional, esos personeros del subdesarrollo, solo conciben a Argentina como apéndice dócil del imperio de turno, antes Gran Bretaña y desde 1945 EEUU; o sea una colonia político – económica con meros formalismos de soberanía huecos de contenido.

Esa soberanía hueca, meramente formal, es la que inculcaron a los patrioteros de bandera, los uniformados proceseros, que a puro himno y bandera, entregaron el país a los dictados extranjeros, e incluso se enorgullecen –irracionalmente- de lo perpetrado.

Pese a los embates que a lo largo de sus setenta años, debió soportar el Sector Nuclear Argentino, logró no solo subsistir sino también consolidar un amplio abanico de desarrollos tecnológicos muy relevantes, dentro de los cuales el más conocido y de mayor impacto económico positivo es la generación eléctrica.

Pero sus logros tecnológicos y sociales exceden en mucho ese rubro.

La Comisión Nacional de Energía Atómica logró dominar el ciclo completo de producción de combustibles nucleares (uno de los pocos países en el mundo); ha desarrollado e instalado varios reactores de baja potencia (que se utilizan en investigación y para producir radioisótopos medicinales y de usos industriales), tanto en Argentina como en varios otros países.

Realiza pruebas de resistencia de materiales, por caso en estructuras de hormigón armado, y en otras, dando apoyatura técnica a industrias y construcciones complejas. Se denomina “ensayos de resistencia mecánica (a la presión y a la tracción).

También existe otra metodología muy avanzada, la gammagrafía, que estudia el interior de los hormigones armados mediante Ensayos no Destructivos.

Combate a las plagas de la agricultura, mediante esterilización masiva de las mismas.

Opera para dar mayor durabilidad a alimentos irradiados, exterminando con rayos gamma a vectores de descomposición de dichos alimentos. Cabe aclarar que ese tipo de rayos no permanece ni altera los elementos irradiados; por ejemplo quesos y papas.

Produce material altamente sensible para usos medicinales, como tratamientos oncológicos y estudios no invasivos quirúrgicamente. Incluso exporta dichos elementos a varios países.

Está en proceso de construcción el reactor experimental CAREM, de características modulares y de diseño muy avanzado (si bien frenado por estrecheces presupuestarias, en diversos períodos neoliberales). Es un reactor para producir electricidad, en rangos de potencia entre 25 MW a 250 MW o poco más.

Realiza investigaciones científicas ramificadas en distintas áreas, excediendo en mucho a lo nuclear.

Puede producir agua pesada, componente crítico de nuestras centrales. La Planta Industrial de Agua Pesada fue cerrada, sin motivo alguno, en el precedente gobierno neoliberal. Antes abastecía todas nuestras necesidades e incluso exportaba regularmente ese insumo.

La CNEA fue la base técnica a partir de la cual se constituyó INVAP, ente señero en producciones de muy alto nivel tecnológico, como reactores, radares, componentes satelitales, etc.

Estaban previstas tres nuevas grandes centrales generadoras, dos con apoyo técnico y financiación blanda de China, y una de Rusia. La primera de ellas se había comenzado, y el precedente gobierno, sin razón alguna, la paralizó y anuló el contrato para la quinta central.

Todo eso con su debida sólida fundamentación técnica, estuvo siempre a disposición de las autoridades, incluyendo las precedentes del intencionalmente desastroso gobierno macrista, por lo que los legisladores neoliberales, que presentaron un informe “pidiendo datos con preocupación”, en verdad están montando un operativo legislativo – mediático, para oponerse con mayor crudeza y falta total de patriotismo, al Plan Nuclear, agregando negatividad al accionar perpetrado durante su gobierno de cuatro años, en el cual paralizaron y/o destruyeron proyectos o actividades en marcha.

Como esos legisladores operan en consonancia con los dictados del Atlantismo, cabe presuponer que las muy activas y siempre muy bien financiadas ONGs transnacionales del ecologismo cavernario, como Greenpeace y WWF (en Argentina Fundación Vida Silvestre), no por casualidad manejadas por Gran Bretaña, montarán nuevas campañas mendaces para predisponer en contra a la población argentina que no conoce del tema.

Es muy evidente, que a esos grupos neoliberales, alineados con EEUU y sus socios europeos, les molestan los acuerdos estratégicos de nuestro país con China y Rusia, sin importarles que las condiciones ofrecidas son con seguridad sensiblemente mejores que las de “occidente” y sin las “salvedades” que este grupo de poder le suele adosar.

También, esos mismos legisladores manifestaron su “preocupación” por la posibilidad que la muy necesaria adquisición de cazas de combate supersónicos de última generación, nuestro país la decida a favor de China o Rusia; pero nunca “les preocupó” que Gran Bretaña y EEUU se hayan opuesto sistemáticamente a ventas de armamentos similares ofrecidas por Suecia y Corea Del Sur.

Ahora que contamos con interesantes ofrecimientos sin condicionamientos ni subordinaciones, por parte de Rusia y China…, ahora EEUU ofrece un lote de aviones cazas supersónicos, que se negaba a vender.

Otro detalle, no menor, es que el F16 de EEUU es un modelo eficiente pero de tecnología que sería más anticuada que las ofrecidas por rusos y chinos.

De concretarse la adquisición a Rusia o China, se romperá el bloqueo al que las potencias anglosajonas nos tienen embretados desde el fin de la Guerra Del Atlántico Sur…¡hace casi cuatro décadas!

Ambas decisiones, la construcción de nuevas centrales nucleares y la adquisición de aviones de combate modernos, son temas de soberanía nacional. Esperemos que el actual gobierno nacional, esté a la altura de las circunstancias.

Claro está, que a los liberales, neoliberales y libertarios, la soberanía nunca les preocupó, simplemente la desprecian.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password