Salman Rushdie continúa con respirador artificial tras sufrir ataque en EEUU

Salman Rushdie continuaba internado este sábado luego de sufrir heridas graves al ser apuñalado ayer en Estados Unidos, un hecho que conmocionó e indignó a gran parte de la sociedad y a líderes mundiales, y despertó elogios para el galardonado autor que durante más de 30 años sufrió amenazas de muerte por su novela “Los versos satánicos”.

Rushdie, de 75 años, sufrió daño hepático como consecuencia del ataque que además le provocó el corte de nervios en un de sus brazos, y lesiones en un ojo, por lo que fue sometido a una cirugía y continuaba conectado a un respirador artificial, según informó su agente Andrew Wylie a la prensa estadounidense.

Autores, activistas y funcionarios del gobierno condenaron el ataque y destacaron el coraje de Rushdie por su constante defensa a la libertad de expresión a pesar de los riesgos para su propia seguridad.

Su colega y amigo, el escritor Ian McEwan, lo llamó “defensor inspirador de los escritores y periodistas perseguidos en todo el mundo”, y el actor y autor Kal Penn lo citó como un modelo a seguir “para toda una generación de artistas, especialmente muchos de nosotros en la diáspora del sur de Asia hacia la que ha mostrado una calidez increíble”, informó The New York Times.

El supuesto atacante del escritor fue identificado por la policía como Hadi Matar, de 24 años, que fue arrestado después del ataque en la Institución Chautauqua, un centro educativo y de retiro sin fines de lucro donde Rushdie tenía previsto hablar.

Matar es de Fairview, Nueva Jersey, nació en Estados Unidos y sus padres son libaneses, emigrados de Yaroun, una aldea fronteriza en el sur de Líbano, informó el alcalde de la aldea, Ali Tehfe.

Desde 1989 pesa sobre Rushdie una condena de muerte, a partir de una fatwa dictada por el ayatolá Ruhollah Jomeini, de Irán, al considerar ofensivo para el islam su libro “Los versos satánicos”.

El escritor nacido en India en 1947 y nacionalizado británico y estadounidense, eterno candidato al Nobel, publicó más de diez novelas, una autobiografía, varios ensayos, cuentos y relatos para chicos.

La fama internacional le llegó con la novela “Hijos de la medianoche”, publicada en 1980, libro con el que ganó el Premio Booker, el más prestigioso del Reino Unido.

A fines de la década de 1990, luego de que en 1998 Irán declarara que no apoyaría su asesinato, Rushdie dejó de esconderse aunque continuó su vida bajo fuertes medidas de seguridad, dado que un grupo radical ofreció una recompensa de tres millones de dólares por su cabeza, amenaza que él mismo minimizó.

Logró escapar a los inminentes intentos de asesinato durante los años 90, pero muchos de sus colaboradores se convirtieron en víctimas porque la fatwa de Jomeini no suponía sólo la condena de Rushdie, sino también la de todos los editores que publicaran su obra, entre ellos Hitoshi Igarashi, el traductor japonés de “Los versos satánicos”, quien murió tras ser apuñalado.

Cuando el régimen iraní dio de baja el editor religioso, en 1998, el escritor mantuvo un bajo perfil, sólo apareció en algunos actos con grandes medidas de seguridad, pero desde hace unos años relajó esa rutina, ya instalado en Nueva York, y anuncia sus apariciones públicas en su página web.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password