Sanando la tierra II

Dios siempre quiere bendecir el trabajo de nuestras manos, pero primero desea poner en orden nuestra vida para que podamos disfrutar de su prosperidad; por lo cual su Palabra dice en 3 Juan 2: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”.

Deuteronomio 1:11. 

Veamos los canales de maldad sobre la tierra, y como desde un principio hubo una tensión entre la “escasa bondad” y la “maldad irrefrenable”.

La desviación del camino recto.

(Génesis 6:9-13) La apostasía es la negación, la renuncia de la fe, en una religión.

Muchas veces el Espíritu Santo ha alcanzado algunas cúspides y luego rápidamente mesetas de bajones espirituales que vienen con fuerza, y pareciera que las cúspides son difíciles de sostener y la mesetas son lo más natural. ¡Hay algo instalado sobre la tierra que detiene lo bueno y que impulsa la maldad! La Biblia se preocupa por registrar esto con un propósito.

Dios diseña un plan que puede salvar a los justos y para lograrlo, conforme a las leyes espirituales, debe descontaminarse la tierra (Números 35:33-34). Es por eso que Dios ha creado las leyes espirituales y las va a hacer cumplir. ¡A los violentos los juzgará Dios y bienaventurados los pacificadores porque ellos serán llamados Hijos de Dios!

Los hombres sobre la tierra se convirtieron en enemigos de Dios. Pero el patrón de procedimiento divino es siempre el mismo, darle oportunidad de salvación a quien lo quiera y juicio a todos aquellos que desprecian la amorosa oportunidad que Dios les da.

Podemos ver a un hombre íntegro obedeciendo y construyendo un arca o barco gigantesco con total paciencia, a su tiempo el disfrutó el fruto de lo sembrado por amor a Dios. Fíjese que la vida de Noé es un ejemplo de como un corazón puro desata más revelación de parte de Dios. Y también una vida con principios de obediencia, aunque todo el mundo se burlaba de él.

  1. NOE, EL ADORADOR.

(Génesis 8:20-22) En este pasaje se ve el primer altar levantado por un hombre. Al hacerlo, remidió la tierra y proclamó la redención de ella. Dios “percibió olor agradable” y estableció un pacto con Noé, y establece como señal del inmenso amor por la humanidad el arco iris. Pero habla de cómo puede una persona justa hacer algo para establecer la voluntad de Dios sobre la tierra. ¡Dios empezó a través de Noé una etapa nueva y una nueva oportunidad! Desde siempre Dios quiere separar a personas para usarles en forma especial. 

  1. LA MALDICION SOBRE CANAÁN.

(Génesis 9:20-27) La Biblia habla muy en serio que los pecados de los antepasados pueden caer sobre los hijos (Éxodo 20:5-6). ¡Debemos entender algo importante! La falta de honra a los padres y abuelos, y la cuestión de la desnudez es un explosivo de maldición espiritual. Debemos tener mucho cuidado en cuanto a esto (Deuteronomio 5:9-10)(Éxodo 34:6-7).

  1. LA HERENCIA INELUDIBLE.

Noé tuvo tres hijos: Sem, Cam y Jafet.

  1. Sem: padre de los llamados pueblos Semitas: Abraham, Isaac, Ismael, Esaú.

  2. Jafet: antepasado de Rusia, Europa, Alemania, Polonia, Isla de los gentiles o sea Gran Bretaña, y todos los países que salen de G. Bretaña- EEUU, Canada, Australia.

  3. Cam: De quien descienden 4 hijos: Mizraim, Fut, Canaan y Cus.

  • MIZRAIM: es uno de los hombres que recibió Egipto, por eso se le llama tierra de Cam. (Salmos 106:21-22).

  • FUT: Flavio Josefo dice que se trata de Libia. (Ezequiel 27:10) y (Nahúm 3: 9).

  • CANAAN: engendró a Sidón, y a todos los pueblos cananeos que desalojaron los Israelitas. Del pueblo de Sidón hasta Sodoma y Gomorra.

  • CUS: habitaron desde Etiopia hasta el rio Éufrates y los fundadores de Babilonia.

Tal vez Dios permita estas genealogías para que tomemos conciencia lo que la ciencia de ADN ha corroborado, que todos descendemos de una sola persona. La Eva mitocondrial, según la genética humana, fue una mujer africana que, en la evolución humana, correspondería al ancestro común más reciente femenino que poseía las mitocondrias de las cuales descienden todas las mitocondrias de la población humana actual, según pruebas de tasas de mutación de genoma mitcondrial.

(2 Corintios 5:17-20) Pero tengo una buena noticia para usted: no importa de dónde descienda, sino que en Cristo somos herederos de todas las promesas de Dios por ser descendiente espiritual del padre de la fe Abraham (Juan 10:10). 

Para el pueblo de Israel, conquistar la tierra de Canaán significaba apropiarse de la totalidad de la Promesa de Dios, y esto representa a nosotros la totalidad de la bendición que Dios tenía reservada para nosotros. Lo único que podía ayudar para que la tierra de Canaán les perteneciera, era obedecer cada palabra dada por Dios. Lo mismo sucede con los creyentes el día de hoy, pues Dios ha reservado una tierra de promesas que al ser reveladas por Su Espíritu, se convierten en ese territorio que nosotros debemos conquistar por la fe. Al creer con el corazón y confesar con nuestros labios Sus promesas, se vuelven parte de nuestra vida.

(Gálatas 3:26-29) La bendición de Dios está dirigida a la simiente de Abraham, y al ser nosotros linaje de Abraham, recibimos legítimamente este derecho y podemos disfrutarlo. Luego de clamar a Jehová en medio de su gran angustia, el Señor libró al pueblo de Israel de sus aflicciones; los sacó de las tinieblas y de la sombra de muerte, rompió sus prisiones. Viendo todo esto, David exclama: Salmos 107:13-16.

Dios siempre quiere bendecir el trabajo de nuestras manos, pero primero desea poner en orden nuestra vida para que podamos disfrutar de Su prosperidad; por lo cual Su Palabra dice: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma” (3 Juan 2).

¡Debemos ver la actitud de Nehemías para poder sacarnos muchas cautividades de encima! Así como ellos no había sido la generación que había pecado, pero si padecieron las consecuencias de los errores de sus padres, así también malas decisiones de nuestros antepasados hicieron que fuéramos nosotros perjudicados (Nehemías 1:5-7).

Cuando Josué y Caleb impactaron el corazón de Dios con su fe y los demás pecaron contra Dios, unos murieron pero estos dos valientes conquistaron. Sin embargo también fueron perjudicados por la poca fe de sus compañeros, vagando 40 años por el desierto.

(Colosenses 2:14-15. NTV)

Que Dios te bendiga y tengas una semana de completa victoria!


Pastor Guillermo Decena Centro Familiar Cristiano Eldorado.

Prédicas en vivo los miércoles 20 horas y domingos 18 horas, a través de http://cfceldorado.org/

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password