Schmidt anticipó que la CGT anunciará el 7 de marzo la fecha de un paro de 24 horas

El dirigente de la  CGT advirtió que si el Gobierno no escucha sus reclamos, durante el acto y la movilización convocada para el 7 de marzo anunciarán una medida de fuerza, que podría ser un paro de 24 horas antes del fin de este mes.

Así lo resolvió este miércoles el Consejo Directivo de la central obrera, en un encuentro al que asistieron los ex secretarios generales, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo. Al término de la reunión que consistió en un almuerzo en la sede de Azopardo 802 del que no participó el ex secretario general Antonio Caló y que finalizó abruptamente por un corte de luz, los dirigentes Juan Carlos Schmid y Andrés Rodríguez dialogaron con la prensa.

Schmid fue el encargado de explicar el espíritu reinante en la CGT, al afirmar que “seguramente nosotros en el marco de la movilización del 7 de marzo vamos a anunciar alguna medida de fuerza y yo estoy seguro que va a ser un paro de 24 horas, que obviamente estará en el transcurso del mes de marzo”.

Al responder una consulta sobre el mensaje presidencial ante el Parlamento Nacional, Schmid lo calificó como “un discurso de apertura del año legislativo, no muy diferente a otros anuncios que se han escuchado en otras épocas”.

El dirigente gremial añadió al respecto que “habrá que ver cuanto de realidad tiene lo que se anuncia, porque fueron pocas cosas concretas lo anunciado como realizaciones”.

Sobre las perspectivas del discurso de Macri, Schmid indicó que “hay expectativas que no se han cumplido”  y citó como ejemplos “al empleo y la caída del poder adquisitivo de los trabajadores”.

Luego, ante una pregunta referida a que el Gobierno insiste en que hay una recuperación del empleo, el dirigente cegetista respondió que “no es la percepción que hay en la calle y muchas veces el propio Gobierno dice que se va a notar dentro de unos meses, pero alguien dijo que en el largo plazo estaremos todos muertos y acá ya llevan un año y pico de gobierno sin que se solucionen los problemas”.

Previamente el secretario adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez deslizó la posibilidad de un incremento en el grado de conflictividad gremial, si después de la movilización del 7 de marzo el gobierno no modifica sus políticas.

Rodríguez, que compartió el almuerzo en el quincho cegetista junto a Héctor Daer, Carlos Acuña, Juan Carlos Schmid, Hugo Moyano, Luis Barrionuevo, Gerardo Martínez, Argentino Geneiro, Hugo Benítez, Luis Hlebowicz, Juan Pablo Brey, Facundo Moyano, Agustín Amicone, Abel Frutos y Sergio Romero, entre otros, admitió que no estuvieron presentes los metalúrgicos Antonio Caló y Francisco Gutiérrez, ni el camionero Pablo Moyano.

El dirigente de los trabajadores estatales, explicó que la reunión “fue un almuerzo para estrechar vínculos entre los dirigentes del Consejo Directivo de la CGT, porque siempre es bueno intercambiar ideas y pulir otras para actuar en el marco de coincidencias absolutas en el diagnóstico que tenemos sobre la realidad socio-económica de los trabajadores”.

Ante una consulta sobre el discurso presidencial en el Congreso, Rodríguez  sostuvo que “se machaca sobre algo que es irreal porque en Argentina  sobre todo  los sectores más humildes y el sector de los trabajadores, están atravesando un momento muy complejo, muy difícil y no atina el Gobierno a generar e instrumentar políticas adecuadas para variar es rumbo”.

El titular de UPCN  recordó que “hace 15 meses que gobiernan  y hay situaciones que no pueden esperar, porque cuando una fábrica cierra y la gente se queda sin trabajo es algo que se debe solucionar de inmediato”.

Al responder una consulta sobre el plazo que la CGT le otorgaría al Gobierno después del 7 de marzo para modificar el rumbo, Rodríguez señaló que “lo evaluaremos, pero probablemente si no hay una respuesta favorable en el curso de este mes o principios de abril, nos va a obligar a acentuar la conflictividad”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password