El gobierno de Brasil puso a"> El gobierno de Brasil puso a"> Temer remata Brasil en nueva ola de privatizaciones – Economis

Temer remata Brasil en nueva ola de privatizaciones

El gobierno de Brasil puso a disposición del sector privado un paquete de 57 activos que serán incluidos en el Programa de Asociaciones en Inversiones (PPI, por sus siglas en portugués) para ser vendidos o concesionados.

La medida busca estimular la economía y obtener ganancias para solventar las cuentas públicas. El gobierno informó que espera inversiones privadas de, por lo menos, 44 billones de reales (US$ 14.000 millones) con las concesiones, y la mitad de ese valor deberá llegar en los primeros cinco años.

En la lista de los activos figuran 14 aeropuertos -incluido el de Congonhas, en Sao Paulo, el segundo del país en número de pasajeros-, 11 bloques de líneas de transmisión eléctricas, 15 terminales portuarios, autopistas y empresas públicas, como la Casa de Moneda, Compañías Portuarias de Espírito Santo, Casemg y CeasaMinas.

También en el sector aéreo, el gobierno pretende vender la participación accionarial del 49 % de la Empresa Brasileña de Infraestructura Aeroportuaria (Infraero) en los aeropuertos de Guarulhos (Sao Paulo), Confins (Belo Horizonte), Brasilia y Galeao (Río de Janeiro).

En este caso, el dinero deberá quedarse en la empresa estatal en compensación por la entrega de Congonhas, el aeropuerto más rentable de la red. La expectativa es recaudar cerca de 6 billones de reales (US$ 1.900 millones), como mínimo, con la concesión de Congonhas el próximo año.

La estrategia de privatizaciones y concesiones es uno de los pilares de la agenda del Presidente Michel Temer, en el poder desde el año pasado tras la destitución de Dilma Rousseff, pues al poco de asumir definitivamente el cargo anunció la apertura al capital nacional y extranjero de una treintena de activos con los que reducir el tamaño del estado brasileño.

La lista para la concesión de los aeropuertos incluye a los de Vitória, Macaé, Campina Grande, Maceió, Joao Pessoa, Aracaju, Recife, Juazeiro del Norte, Várzea Grande, Rondonópolis, Alta Floresta, Sinop y Barra de Garça. La idea es concesionar esos aeropuertos de aquí al tercer trimestre de 2018.

Generación de empleo

El ministro de la Secretaría General de la Presidencia de la República, Moreira Franco, destacó que el objetivo del gobierno con las concesiones y privatizaciones es generar empleo y renta, y que “también es garantizar la calidad del servicio prestado”, no solo la recaudación.

Otra novedad de la cartera de proyectos es la licitación de 11 lotes de líneas de transmisión de energía eléctrica en nueve estados (Bahía, Ceará, Pará, Paraná, Paraíba, Pernambuco, Piauí, Rio Grande del Norte, Minas Gerais y Tocantins), una inversión estimada en 10 billones de reales (US$ 3.200 millones) en cinco años.

También se decidió relicitar la autopista BR-153, en el tramo entre Goiás y Tocantins, que estaba en manos del Grupo Galvao, de Galvao Engenharia. Además, se va a conceder la BR-364, en el trecho entre Mato Grosso y Rondonia. Las inversiones en las dos carreteras están proyectadas en 12 millones de reales (US$ 3.800 millones), beneficiando sobre todo al sector agrícola.

Además, serán licitados 15 terminales portuarios de Belém, Vila del Conde, Paranaguá y Vitória. El gobierno también definió nuevos parámetros para la Lotex (lotería conocida como “Raspadinha”), de la Caja Económica Federal. El banco se quedará fuera del negocio y se hará una concesión por un plazo de 30 años. La estimación es obtener 1 billón de reales (US$ 320 millones) con la venta.

El anuncio fue realizado por el secretario general de la presidencia, Wellington Moreira Franco, durante una conferencia de prensa en Brasilia, luego de que el gobierno anunciara el lunes la privatización de la gigante Eletrobras, la mayor empresa de energía de Latinoamérica.

“Existe la intención de llevar adelante el plan sugerido por el Ministerio de Economía sobre la Casa de Moneda, en virtud del aumento de las pérdidas de este órgano por función del avance de la tecnología, debido a que cada vez menos se usa el papel moneda y la moneda en sí”, explicó Moreira Franco.

La mayor parte de los procesos de privatización y concesiones deberá ser realizada en el último semestre de 2018, en los últImos meses del gobierno de Michel Temer, que terminará el 31 de diciembre del próximo año. El plan forma parte del Programa de Sociedad de Inversión (PPI) que administra Moreira Franco, y pretende inyectar en la economía aportes por unos 17.000 millones de dólares.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password