Un artista misionero quemará sus obras para venderlas como criptoarte

El artista plástico misionero Ernesto Engel confirmó que quemará sus obras… para convertirlas en criptoarte. Será así el primer artista local en sumarse al boom de los tokens, una especie de dispositivo digital que se utiliza para representar el valor de algo en el mundo virtual. Se trata de un tipo de tokens llamados NFT (las siglas de “token no fungible” en inglés).

El uso de los tokens NFT para validar y vender obras digitales ha dado pie a un auténtico boom del criptoarte, aquel en que la obra no tiene un formato físico como un cuadro o una escultura sino que se trata de una creación digital.

Engel está decidido a subirse a la ola. En una entrevista concedida a Radio Elemental contó cómo y cuándo será llevada a cabo esta idea que han realizado solamente dos artistas en el mundo, siendo él el primero de Sudamérica.

“Hace un corto tiempo que, con esto de las criptomonedas, aparecieron unos elementos que se llaman NFT que son, a veces fotografías, otras veces filmaciones de hechos puntuales. Por ejemplo, hay fotografías de Leonel Messi que están metidas dentro de este mundo y entonces, alguien compra el derecho de esa fotografía y le queda solamente para él. En este mismo contexto, de alguna manera entró el arte plástico; entonces se hacen obras que se venden, como si fueran Criptomonedas, a veces la obra completa, a veces una parte de la obra y otras veces una colección entera de un determinado artista. Lo que tiene de interesante esto es que, cada vez que la obra se revende, le queda al artista una regalía, cosa que no pasa con el arte concreto: Si yo vendo una obra física digamos a $10.000 y se valoriza y, quien la tiene, la vende a $100.000, al artista no le queda nada de eso, el que gana es el que la revendió, Con las NFT al artista siempre le va a quedar una regalía de una segunda venta de la obra o posteriores que se hagan”, explicó Engel. 

“Yo pude ver en la historia de estos NFT que hay algunas que subieron de precio increíblemente en un corto plazo, no quiero decir que va a pasar eso con mi obra, pero hay unas fotos de unos sushi, por ejemplo, que se vendieron de esta manera. El que sacó la foto vendió en $40, cada foto y ahora valen $100.000. Yo no digo que va a pasar eso con mi obra pero podría. Si me quedo en resguardo de una obra que, de golpe, vale $100.000, a una obra de ese valor, la tengo que preservar de una manera diferente; la tengo que tener en temperatura y humedad constante, tengo que tener un seguro, porque es extremadamente cara, un sistema de seguridad que yo no tengo; entonces, ante esta alternativa a mí se me ocurrió, sin saber que alguien ya lo había hecho, vender la obra en modo cripto y, en el momento que la venda, destruirla; entonces solamente va a quedar la imagen virtual y, la obra física va a dejar de existir y yo me saco el problema de tener que custodiarla”, destacó Engel.

El artista fija el precio de su obra, a la que el grupo le suma un porcentaje, y además puede decidir tener la obra física o no contando que el grupo que se dedica a trabajar en NFT, que agruparán las obras de Engel en un blockchain de la empresa Black Panther Group, estuvo de acuerdo cuando el protagonista les propuso la iniciativa de quemar sus obras.

Respecto a las obras resaltó que, le encargaron que hiciera una colección de pinturas de mates; serían uno por cada provincia más uno que represente a la República Argentina, por lo que totalizarán 25 trabajos y, entre las primeras cuatro que acordaron; el artista dedicó su tiempo al primero, dedicado a Misiones, con los colores rojo y verde, que según relató, simbolizan a la tierra colorada y a su selva; realizado al óleo con pincel de goma. Continuó con Santa Cruz, donde reflejó el mate dentro del Glaciar Perito Moreno; el tercero fue Corrientes, con el Río Paraná y la pesca de dorados, a la que consideró absolutamente importante para esa provincia y cuarto a Jujuy inspirado en el Cerro de los Siete  Colores. Son las primeras que se quemarán porque todas las obras ya están vendidas.

La quema de las obras se hará en una fecha emblemática. El 1 de octubre, cuando se celebra el Caraí Octubre. Esta vez habrá una exposición con otros artistas plásticos y como corolario, se quemarán las obras. 

Al cierre Ernesto Engel, ante la consulta de si lo entristecerá quemar sus obras aseguró que “hace tiempo trabajo, en mi interior, para desprenderme de las cosas materiales, cuando lo pinto, el cuadro es mío y, cuando termino ya no me pertenece”.

Para entender qué son los tokens tenemos que remontarnos a los orígenes de la criptografía (utilizar códigos y cifrados para proteger la información) en el mundo digital y la aparición de las criptomonedas o monedas virtuales.

Las monedas virtuales funcionan utilizando la tecnología blockchain o cadena de bloques, que se crea a través de varios ordenadores conectados en red. Estos bloques están cifrados y solo los usuarios que poseen el código pueden descifrarlo: de esta forma se garantiza la autenticidad de los contenidos que se comparten.

A través de esta cadena se realizan intercambios. En el caso de las criptomonedas, el intercambio es económico, como es el caso de la moneda bitcoin o ethereum.

En las transacciones de criptoarte se utiliza un tipo de criptomoneda llamada token: una unidad de valor emitida por una entidad privada.

En realidad, los tokens existen desde hace mucho tiempo: son una especie de fichas que sustituyen a las monedas reales en las ferias, las máquinas de videojuegos y otros negocios como lavanderías. Sin embargo, con la aparición de internet también han surgido los tokens virtuales o no fungibles que se utilizan en transacciones virtuales.

En el último año se han vendido varias obras digitales que han revolucionado el mercado artístico. La casa de subastas Christie’s ha vendido la obra Everydays: The First 5000 Days de Beeple por 57 millones de euros. Se trata de una obra de arte digital que consiste en un gran mosaico de fotos digitales creadas diariamente a lo largo de 5.000 días por el artista.

Esta obra se ha convertido en la tercera más cara de un artista vivo, y la primera de arte digital.

Otra venta reciente de NFT que ha saltado a los titulares es la del primer tuit publicado por el creador de Twitter, Jack Dorsey, el 21 de marzo de 2006. Jack consiguió por el NFT del tuit por más dos de millones de dólares. En la publicación se puede leer la frase “Estoy configurando mi twttr”. ¿Podrá Engel ser también un pionero en el arte digital?

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password