Visitaron experiencia de yerbales con forestales nativas y exóticas en Santo Pipó

Con el fin de observar los resultados de campo del proyecto para determinar el efecto de la consolidación de especies forestales  nativas y exóticas sobre crecimiento en altura de Ilex paraguariensis St. Hill en Misiones, que lleva adelante la Agencia de Extensión Santo Pipo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en cooperación con el Ministerio del Agro y la Producción,  el martes recorrieron el ensayo el Ingeniero Forestal Jaime G. Ledesma, asesor del Ministerio del Agro y la Producción y el Ingeniero Agrónomo Néstor Munaretto , técnico del MAyP y del INTA, cuya parcela se localiza en la Propiedad Rocio SA de Luis Comolli.

 Ledesma comentó que “por instrucciones del ministro José Luis Garay estaba recorriendo el ensayo a efectos de tomar conocimiento de los resultado que se han obtenido a la fecha, y que realmente uno puede apreciar un proyecto de experimentación que viene desarrollándose muy bien. Es un trabajo que lleva casi 7 años; donde se observa un buen comportamiento de la yerba  y un buen crecimiento de las forestales también.”

En el momento de la nota, los ingenieros disfrutaban de la sombra de un Kiri entre plantaciones y del otro lado se observaban Anchico y Grevillea con un desarrollo interesante. “Lo que se puede apreciar es que los niveles de producción vienen siendo buenos”, destacó Ledesma.

Además agregó que “la idea de esto es seguir analizando y ver si este tipo de experiencia pueda ser replicada y extrapolada a otra parte de la provincia. Todavía estamos en una etapa de desarrollo del proyecto y hay que seguir evaluando muchas variables en lo forestal”, indicó.

Por su parte el ingeniero Munaretto precisó que “el objetivo del ensayo es devolver a la planta de yerba a su hábitat natural, el monte. Para lo cual se está evaluando el comportamiento de la Yerba mate en interacción con especies forestales, en un lapso de, por lo menos, doce años; de manera de obtener datos concretos y con rigor científico”.

“Para alcanzar la sustentabilidad, y definir cuál es la especie que mejor se adapta a este sistema, se están analizando el comportamiento de seis (6) especies arbóreas nativas: Lapacho, Cañafístola, Guatambú, Anchico, Loro Negro y Araucaria; y  tres (3) exóticas: Kiri, Grevillea y Cedro Australiano; más una parcela “testigo” sin árboles implantados. Se tiene en cuenta la densidad de plantación, para determinar los niveles de luminosidad óptimos para el crecimiento de la yerba mate”, relató Munaretto.

También precisó que “actualmente el ensayo se halla en la mitad, es decir seis años, y se puede observar que la parcela con Cedro Australiano lleva una notable ventaja sobre las demás; seguida por la de Araucaria y la de Loro Negro; aunque se espera que, dado que poseen un ciclo de crecimiento más lento, los ensayos con especies nativas mejoren su rendimiento con el transcurrir de los años. Detalló también que ya es notable la diversidad biológica en cada parcela y la mejora en la calidad del suelo, que posee una mejor estructura, por el contenido de materia orgánica; lo que le otorga una mayor permeabilidad al agua y disponibilidad de humedad”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password