Wellbach: “Ahora necesitamos una burguesía grande, que piense en Misiones”

Compartí esta noticia !

“Nunca antes Misiones marcó la agenda política como esta semana”, reflexiona sin alardes el diputado nacional Ricardo Wellbach. Siquiera con el paso fugaz de dos misioneros por la Casa Rosada se logró hacer visibles las demandas locales. Hasta este jueves a la madrugada, la noche más larga de la historia para la política misionera, no sin una incertidumbre que recién se despejó al amanecer. 

Hay una máxima deportiva que marca que los rivales también juegan. Y aunque no debieran serlo, algunas provincias vecinas se comportaron como tal. Como sea, el logro misionero servirá también para mejorar la situación económica de otras tantas ciudades fronterizas. Aunque suene paradójico, Misiones tiene en esta oportunidad a su favor que el 90 por ciento del territorio es frontera con otro país. 

Wellbach, quien fue el penúltimo orador en la eterna madrugada del jueves, asegura que el logro misionero fue el resultado de una estrategia bien planificada. “Desde que fue concebida la idea… Esto es como lo de la Costanera, se fue construyendo en trayectos, por tramos, si querés. El primer tramo, creo que fue el acuerdo político, esto está pensado hace rato, pero nunca encontramos el nicho, ni el momento, ni los actores. Ahora se unieron los factores, porque hubo actores que tuvieron voluntad política de mirar las particularidades de Misiones, entre ellos Sergio Massa y Alberto Fernández. En una misma semana, en siete días cerramos la visita de los dos, eso ha sido trascendente para que los dos vengan y digan: “Esto vamos a hacer”. Otro hecho  es el “momento oportuno”: Haber cerrado las fronteras. La recaudación y todo lo que se generó en la reactivación interna, es algo que uno puede mostrar, vieron que funciona, que está funcionando. De otra forma, hoy tendríamos fuga de divisas, aunque hoy estaríamos ganando más con el puente abierto.

Con el dólar como está, sí…

Sí, pero eso te dura, como le dije a los formoseños, te dura un mes, dos meses, dos años. Pero después volvemos a lo mismo, porque lo que ganaste, perdiste. Entonces creo que se juntó todo, la decisión política. También fue clave que Carlos Rovira jugó directamente él, en los acuerdos previos, políticos, en la idea de proyecto. Tengo una idea, cómo la vendo para que sea exitosa y no vuelva a caer en saco roto. Para que sea exitosa hay que hacer los acuerdos políticos, él hizo los acuerdos políticos necesarios, lo otro llega. Es la primera vez que en Misiones se tira una idea en la que todos quieran prenderse, nos metimos en la agenda nacional. Esto muestra que hay que escuchar más a las provincias, porque las provincias también tienen sus realidades particulares, nosotros juntamos 19 provincias con una idea, que todos quizás estaban pensando, pero no se animaban a pelearla solos. 

¿Cómo fueron las horas previas a la aprobación?

Rovira jugó en los acuerdos hasta casi el último momento, Sergio (Massa) jugó en la negociación con el Presidente. Sergio, un gran jugador en la negociación, con diálogo permanente con el Gobernador, con Rovira, para ir corrigiendo, hasta que llegamos a esto. Al final lo mantuvimos oculto porque todos querían saber cómo eran los artículos. Yo lo mantuve en silencio, porque si lo volvía a mostrar me iban a cuestionar 50 artículos más, como me pasó con el diputado de la Coalición Cívica, que salió con que era inconstitucional. Típica mirada centralista que no quiere abrir la jugada: Que venga a vivir acá y a ver si el puede juntar votos acá con ese discurso, si se puede realizar como político, como comerciante, como empresario, que venga a probar, con la nafta más cara, , con la logística más cara.

Te puede Interesar  Atención emprendedores: las apuestas del Marketing Digital para 2019

Si la estrategia tuvo resultados positivos, la táctica fue vital en la noche del miércoles y la madrugada del jueves, cuando se hizo evidente la resistencia de provincias como Formosa y Chaco a acompañar el pedido de Misiones. Por eso se manejó con sumo cuidado el mensaje, incluso lo que se filtraba a los ansiosos llamados desde la tierra colorada, con la urgencia de saber cómo salía todo. Por eso los demás diputados de la Renovación dijeron poco y nada sobre los detalles del proyecto. El propio Wellbach estuvo a punto de no hablar y se iba a limitar a presentar los cambios en el proyecto. “Solo iba a pedir la moción para la modificación de los artículos, pero Sergio me sostuvo”.

Massa por lo que se vio, jugó bastante amigable en todo momento para con Misiones…

Él fue actor fundamental en esto, si vos no tenés un jugador como él, dentro de la Cámara que alineó a los 140 votos. Eso fue fundamental, al decir: “Bueno muchachos acompañemos esto”. Se jugaba era algo grande, no el chiquitaje personal. Teníamos el Frente de Todos alineados, con los gobernadores enojados, también adentro.

En un momento de la noche que viviste con mucha tensión, me imagino, ¿pensaste que podía haber algún tropezón?

En la primera parte, entre las 17 y las 22 del miércoles. Ahí estábamos tironeando en la redacción del texto, que no salga alguno a romper los acuerdos. Del sector del Gobierno de Formosa, se le incluyó José Mayans porque es presidente del bloque del Senado, entonces era el hombre que garantizaba que también en la Cámara alta iba a pasar el proyecto, porque esto necesita mayoría, nosotros tendríamos dos votos, eventualmente. Pero fue una larga noche. También metimos en el proyecto la automatización de envíos del Fondo Especial del Tabaco, que si bien había un proyecto de Héctor Bárbaro, lo incluímos en el Presupuesto para que salga ya, si no había que esperar a tratarlo recién el año que viene, así que se iba a perder uno o dos años hasta que camine. Pedimos lo mismo, pero con estrategias diferentes. Hay que jugar con la estrategia. Rovira, quien redactó el proyecto del territorio aduanero especial, marcó el camino de sostener una idea durante muchos años.

Ya en 2002 Rovira hablaba de una estrategia -defendiendo la continuidad del ITC diferenciado- “para el comercio y para el turismo”…

Año 2002 y ya estábamos hablando de un sistema diferenciado, de políticas públicas, de compensación. Por eso yo dije un párrafo, porque en el contexto de la Cámara, que es de una pálida tremenda, nosotros queremos llevar esperanza. Por eso dije: Tenemos que generar esperanza en nuestro pueblo, pero con políticas activas”. Porque esa es una esperanza que no se murió acá, vos habrás percibido la expectativa que había, socialmente, atravesaba todos los sectores. Todos estaban con mucha expectativa, al reactivarse la economía, si el vendedor de ropa vende mucho, va a empezar a comprar propiedades, va a comprar un auto, va a mejorar su calidad de vida, es así de sencillo, esto es un disparador.

Y del texto original que era muy potente, al que salió ahora, ¿se mantuvo el espíritu de lo que pedía Misiones?

Es el mismo, nosotros tenemos que sostener ese espíritu Ahora, en la negociación con los ministerios de Economía e Interior, tenemos que sentarnos con la idea de conseguir todo lo que queremos, aunque no logremos todo ahora. Pero debemos pensar en el trayecto. “No teníamos esto, ahora sí”. Si me dan zonas de excepción, no territorio, y la zona tiene que ver con actividades, el Parque Industrial de Posadas, al que se instale vamos a dar 0 de todo, listo, eso va a significar que vengan de afuera. Ahí va a estar la diferencia con la provincia, porque a lo mejor otra provincia pretende que se le de el ITC. Nosotros queremos activar la economía. Entonces, vamos a pedir excepciones para sectores y excepciones para el comercio, como estaba planteado. Después, ellos nos van a decir: “esto te puedo dar la mitad que me pedís, esto no te puedo dar ahora, pero si la economía se reactiva te puedo dar”. Lo otro es la segunda parte, que es la zona franca, la zona franca que es lo que ya tenemos, que es de Duty Free Shop de Iguazú, que puede venir a instalarse a Posadas o a Oberá u otra ciudad. Además con las excepciones que marca el texto, como que dentro del territorio no tengo que pagar impuestos. Nosotros tenemos que ir con todo, ¿este año no me vas a dar todo? pero el año que viene sí.

Te puede Interesar  Wellbach pide mejorar la conectividad en Misiones, en el marco del aislamiento social

¿Cómo queda Misiones parada en este escenario político nuevo?

Tenemos que valorar que en un año, en diez meses, el Presidente vino dos veces a Misiones. Excepto a provincia de Buenos Aires, que fue varias veces porque está ahí, no hay muchos otros lugares que haya visitado dos veces. Ginés González vino hace una semana acá y se quedó, porque el contexto es diferente. ¿Por qué viene el Presidente? Primero por la afinidad y porque hay un contexto que está generando políticas públicas. En otros lugares tiene que ir a poner plata. Acá podemos generar políticas públicas, la visita de Massa con el puerto, el tren, esto nos abre políticamente para articular.

Podemos decir que nuestro nuevo siglo empieza acá.

Es una nueva relación de cercanía. Soy optimista, vamos a terminar siendo una fuerza que no le va a gustar a muchos, pero vamos a ser lo que pretendemos. La solidez de la conducción es fundamental para esto. Las políticas públicas tienen que ser de una gestión, de un Gobierno, acá lo tienen. Hablaba con un ministro de Nación que me destacaba que acá se soluciona todo rápido porque hablás con una sola persona.

¿Cómo jugó la oposición misionera en este debate trascendental?

Con Luis Pastori hicimos una reunión por zoom, a las dos de la mañana, para ver el texto, con Carlos Heller, con José Luis Ramón, no me acuerdo de los presidentes de bloque, para plantear las modificaciones que se tenían que hacer. Pastori jugó bien. Incluso pidió más recursos para la Universidad del Alto Uruguay y nosotros acompañamos. 

¿Cómo te sentís a nivel personal al haber sido protagonista de un momento histórico para Misiones?

Me da mucha satisfacción poder hacer cosas que lleguen a la gente, al menos sentir que esta lucha vale la pena, o sea, esto limpia todos los palos que tenés en el camino, te renueva el entusiasmo.

¿Qué se le dice al empresario que está ante un nuevo amanecer?

El empresario tiene que ubicarse en el nuevo escenario y pensar en grande. No la ventajita del precio, sino la proyección en invertir. No la ganancia de un día, sino reinvertir, en lo suyo y en innovación. El empresario paraguayo trabaja de sol a sol y está al frente de la caja con una rentabilidad mínima en el día a día. Con el nuevo esquema tributario, se puede exportar desde Misiones lo que antes salía más barato de contrabando o que se llevaba de Encarnación a Buenos Aires. Necesitamos que el empresario se anime a jugar en primera, incluso en el ámbito nacional. Se van a dar las condiciones para eso. Necesitamos una burguesía grande, que piense en Misiones.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin