A propósito de las palabras del Presidente: la madera y la estigmatización social

Me cabe está reflexión sobre los dichos del Presidente de la Nación sobre la “dignidad” de las casas de madera. La Bio Economía Circular es el nuevo paradigma para superar la dicotomía de la era Industrial, entre ecología y economía; sociedad y naturaleza; mundo rural y urbano; con el objetivo de generar prosperidad y bienestar dentro de los límites renovables del planeta.  

La madera es sinónimo de Bio Economía Circular, sin dudas es el material constructivo del siglo XXI, el más noble, más sostenible.

El arquitecto holandés Alex de Rijke, (Decano de la Facultad de Arquitectura del Royal College of Art de Inglaterra y Director del Estudio dRMM Architects) define a la madera como el material constructivo de este este siglo: “Cada época tiene su material constructivo, el siglo: XVIII el ladrillo; XIX el hierro; XX el hormigón y XXI será de la madera. La madera será el hormigón del siglo XXI. Las casas de madera revalorizan los bosques y son el futuro de la construcción”.

El comentario del Presidente, no fue muy afortunado para la promoción de las viviendas de madera, pero no hay que descontextualizar cuando dice:”Debemos vivir en condiciones dignas y no: en casas de madera”,  pues hace referencia a las casas de madera, tipo casillas que se suelen observar en el conurbano bonaerense, de gran precariedad y vulnerabilidad.

La estigmatización social sobre que la vivienda de madera es precaria, de baja cualidades habitacionales, de bajos recursos, es algo muy arraigado en nuestra sociedad, en paralelo al concepto de que el ladrillo y el hierro, en la vivienda, son sinónimos de status social o progreso.

Está percepción social  requiere de fuertes campañas de promoción e incentivo para la construcción de viviendas de madera, o mayores incrementos en la utilización de la madera en la construcción.

Hoy los diseños de las viviendas populares, en los complejos de viviendas, no acompañan mucho este cambio de percepción social.

Cambiar  los diseños constructivos, la presentación de las viviendas populares, las calidades constructivas, en los complejos habitacionales, requiere también de un fuerte compromiso y acompañamiento del sector foresto-industrial.

Si se sigue haciendo lo que se viene haciendo, la estigmatización social con respecto a las casas de madera no cambiará.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password