Alberto Re: “No estoy conforme con el trabajo del Inym”

El presidente del instituto de la yerba, aseguró que los industriales “no son fáciles”, y afirmó que tres o cuatro meses de espera para el pago a los productores, es un plazo razonable, ya que algunos de esos plazos de hasta un año fueron “ridículos y casi una estafa”.

Después de haber logrado la unanimidad y fijar el precio para la hoja verde y la canchada de yerba mate, el presidente del Inym, Alberto Re, se refirió al funcionamiento del instituto, las herramientas con las que cuentan para efectuar los controles, los cuestionados viajes de promoción del producto, y el constante reclamo de los pequeños productores para cobrar en plazos razonables por la yerba entregada al sector industrial.

“Para nosotros el acuerdo es una gran cosa, cuando se evalúa llegar a un acuerdo se ven los intereses propios de cada sector, pero hay un punto en que no se puede tirar de la cuerda para todos lados. No es el costo lo que define el precio de la hoja verde, sino el precio que se vende la yerba en góndola. Y en estos dos años no advertimos un aumento muy grande de la yerba en los supermercados. Hoy por hoy en todo el país el promedio es 62 pesos.

– ¿Qué plazos tienen los productores para cobrar su producto?

– En este último año tuvimos muchos problemas de extensiones desmesuradas con las que no estamos de acuerdo. Hemos salido a criticar el tema este, porque algunos plazos han sido ridículos y casi una estafa.

– ¿Qué tiene que hacer el Inym ante esta situación?

– El tema es que acá se chocan con muchas cuestiones que hacen a la libertad de comercio y a las herramientas jurídicas que tenemos para eso. En realidad tenemos pocas herramientas como para apretar en el buen sentido para que los que estén comprando paguen a plazos más cortos.

– ¿Usted dijo, salimos a criticar, es la única herramienta que tiene el Inym, criticar?

– Algunas irregularidades muy serias exceden las posibilidades que tenemos para efectuar los controles. Estamos tratando de ajustarlos por todos lados, estamos cambiando a la gente que hace los controles, estamos seleccionando un nuevo subgerente del área. En este momento tenemos diez inspectores, podrían ser más pero no podemos tener mil, tenemos una estructura y la gente para mantenerla es cara.

– ¿Con cuánto tiempo están pagando a los productores?

– Hoy por hoy están pagando cosecha y flete y están pagando a dos, tres, cuatro meses.

– Que es muchísimo.

– Pero digamos que en virtud de que ha habido extensiones más largas de plazos con la que no estamos de acuerdo de todas maneras, pero hay plazos razonables y plazos excesivos.

– A veces al Inym se lo cuestiona porque se ocupa demasiado de la promoción, buscar nuevos mercados, y de no ocuparse del pequeño productor. ¿Hay intención de cambiar esto?

– Totalmente. De los que operan en la cadena, hoy por hoy se están haciendo muchas más inspecciones de las que se hacían el año pasado. La gente se siente de alguna manera más controlada. Ahora, que dé resultados en cuanto al precio, es complicado.

– En realidad la gente no critica los viajes del Inym en sí. Critica que muchas veces se pone entusiasmo en ir a Siria, y cuando explota todo con los productores no hay quien los defienda. ¿Usted está conforme con el trabajo del Inym?

– Querría que fuera muchísimo mejor. No estoy disconforme, sé que hay mucha gente que trabaja y trabaja bien, en distintos aspectos, pero no le digo que estoy conforme, para nada. No estoy conforme.

– ¿Pueden con los industriales o son complicados?

– No son fáciles.

Te Digo Más, canal 12

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password