Alimentos y bebidas: la industria que urge de estrategias sustentables

Compartí esta noticia !

Por Rubén Belluomo, Gerente Comercial de Infor Cono Sur. La presión de los consumidores e inversores en el sector de alimentos para que se cumplan principios sostenibles es cada vez mayor. En el pasado, con alguna estrategia superficial de “greenwashing” era suficiente. Actualmente, la sustentabilidad es un tema real y concreto en el sector, las empresas adquieren el compromiso y toman medidas para implementar prácticas más responsables, disminuir los desperdicios y la huella de carbono en toda la cadena de suministro.

Pero ¿por qué ahora? Aparte de las implicaciones de RSE (Responsabilidad Social Empresarial), ¿existen otros beneficios para las empresas de manufactura de alimentos? Y, quizás más importante, ¿cómo es la sustentabilidad en la práctica y cómo las empresas pueden garantizar que cumplen con las promesas, implementando estrategias reales que logran cambios?

La FAO (Organización de Alimentos y Agricultura de la Naciones Unidas) estima que se necesitará producir un 60% más de alimentos para 2050 para alimentar a la población mundial, que llegará a los 9,3 mil millones de personas. Eso no es tarea fácil y afectará al planeta si no se hacen cambios. Las granjas de recursos intensivos, los procesos de producción y distribución son insostenibles a largo plazo cuando se trata de volúmenes tan grandes. A este hecho podemos agregar que aproximadamente un tercio de los alimentos producidos en el mundo se desperdician anualmente y ese problema sigue aumentando. Si la producción debe aumentar para satisfacer a la demanda, los desperdicios deben disminuir en forma considerable.

Aunque no existe reglamentación específica, ya se ve que muchos negocios de producción de alimentos voluntariamente se están alineando con las metas sustentables de la Naciones Unidas, reconociendo la importancia de instaurar los procesos adecuados.  Cada vez más empresas de retail insisten en contar con proveedores con credenciales robustas en compromiso ambiental para cumplir con los objetivos de RSE y diferenciarse de la competencia en el mercado, donde los clientes son cada vez más conscientes del medioambiente, la ecología y el impacto del consumo. Estas demandas continuarán aumentando y si no se implementan enseguida estrategias efectivas, los procesadores de alimentos corren el riesgo de quedarse afuera y dejar el lugar para empresas más proactivas.

Te puede Interesar  Industria visitó el establecimiento Don Guillermo de Eldorado

Beneficios adicionales         

Pero ¿qué ocurre con los productores que proveen a empresas de retail, donde la sustentabilidad nunca será considerada como una ventaja competitiva? Aparte de un tema de imagen y de RSE, ¿qué es lo que los impulsa hacia la sustentabilidad? Eventualmente la legislación y las reglamentaciones surgirán y estipularán qué se considera una producción sustentable, por lo que adelantarse tiene sentido. También existe el potencial de desarrollar nuevos flujos de facturación, lanzamiento de productos adicionales y buscar nuevas fuentes de rentabilidad, como alimentos para animales o biocombustibles. Tal como vemos, muchas empresas de manufactura ya tienen éxito con esta estrategia, aumentando las ganancias y siguiendo un camino de operaciones con cero desperdicios.

Sustentabilidad en la práctica              

En un esfuerzo para lograr estas metas de sustentabilidad, ¿qué necesitan hacer exactamente las empresas de manufactura de alimentos? Como ya se mencionó, disminuir los desperdicios resulta clave, no sólo en cuanto a los productos que se descartan, sino en los relacionado con prácticas de trabajo eficientes, minimizando los desperdicios de agua y energía que resultan de operaciones ineficientes, con la mira en reducir la huella de carbono de los productos.

La necesidad de demostrar compromiso con el medioambiente en toda la cadena de suministro hace que muchas de las empresas de manufactura de alimentos localicen sus cadenas siempre que es posible, como también demandar pruebas de las prácticas sustentables de los proveedores. También han adaptado el embalaje, re-evalúan los métodos de transporte y ponen especial atención en la lucha para optimizar la eficiencia en la producción.

Las empresas innovadoras implementan medidas en la cadena de suministro, haciendo que sean parte de la esencia misma de la organización. Pero de todas maneras, esto no es suficiente. Frecuentemente, unificar toda esta información es el mayor problema. La carga está en las empresas de manufactura de alimentos que deben proveer la información integral de la cadena de suministro a las empresas demostrando la sustentabilidad de los productos individuales también.

Te puede Interesar  Emmerder la grieta

El rol de la tecnología

La tecnología adecuada ayuda, brindando la plataforma correcta donde toda empresa de manufactura puede recolectar la información necesaria, tanto de fuentes internas como externas y compartirla con la empresa de retail. Va mano a mano con la trazabilidad, facilitando la transparencia de las operaciones en la cadena de suministro, para contar con la información necesaria. 

Los sistemas más efectivos pueden contar todas las opciones dentro de la cadena de suministro, capturando los datos desde el campo a la mesa y aplicando analytics e IA avanzada a dichos datos para lograr la claridad necesaria para la toma de decisiones, que mejora no solo la sustentabilidad, sino también la seguridad de los alimentos y la transparencia de la cadena de suministro. Además, esta visibilidad integral, en todo lo amplio de la cadena de suministro, logra un planeamiento de la demanda más preciso, lo que aumenta la precisión del planeamiento y ayuda a disminuir los desperdicios aún más.

Esto es obviamente beneficioso para la producción de alimentos, ya que demuestra las credenciales sustentables y la huella de carbono de los procesos y productos, pero la información y visibilidad disponible pueden utilizarse también en otras formas. El acceso a los datos y poder ver los cuellos de botella o ineficiencias de la cadena, demuestra exactamente dónde pueden realizarse mejoras para lograr metas de sustentabilidad y para también mejorar la eficiencia operacional, optimizando procesos y logrando ahorro de costos al mismo tiempo.

Finalmente, con las herramientas adecuadas, las empresas de alimentos pueden lograr mejoras basadas en datos respecto a la sustentabilidad de la cadena de suministro. La tecnología logra acceso a la calidad y transparencia de la información necesaria para lograr cumplir con las promesas de sostenibilidad, logrando ahorros considerables en costos. Con la presión para demostrar un compromiso con la causa, las empresas deben actuar ya, brindando una verdadera responsabilidad de los procesos.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin