Anvisa prohíbe partida de barco turístico y pide a Bolsonaro suspender temporada de cruceros

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), el ente regulador de Brasil, reforzó su pedido al Gobierno de Jair Bolsonaro para suspender la temporada de cruceros y amenazó con sancionar con multas y acciones penales a la empresas de turismo embarcado que no cumplan los protocolos contra la Covid-19.

“Anvisa contraindica embarques en barcos crucero en este momento y recomienda la suspensión provisoria de viajes de crucero en Brasil”, dice un comunicado publicado anoche.

El ente regulador se encuentra cuestionado por el presidente Jair Bolsonaro y el Ministerio de Salud a raíz de que en diciembre dio la luz verde para aplicar la vacunación en niños mayores de 5 años.

Ante el brote de Covid-19 en dos cruceros que hacían viajes de fin de año por la costa brasileña, Anvisa suspendió ayer la partida del MSC Spléndida del puerto de Santos, con 3.000 pasajeros esperando para embarcar, causando revuelo entre los turistas.

El organismo de control brasileño emitió un comunicado de advertencia sobre los protocolos de seguridad sanitaria en los cruceros de turismo luego de haberle pedido, el sábado, al Ministerio de Salud, suspender la temporada de este tipo de embarcaciones.

“El incumplimiento de los protocolos sanitarios y la desobediencia de las medidas de restricciones impuesta por la autoridad constituyen infracciones que si se confirman resultan en multas y suspensión de las actividades”, dice el comunicado de Anvisa.

En los puertos atlánticos de las ciudades de Santos, Río de Janeiro y Salvador se registraron casos de pasajeros y tripulantes de cruceros turísticos con Covid-19 que han sido objeto de intervención de las autoridades.

En Río de Janeiro, otro crucero, el MSC Preziosa, atracó el domingo con 28 casos de Covid-19 a bordo, por lo que se abrió una investigación epidemiológica.

El 30 de diciembre Anvisa suspendió las actividades del crucero Costa Diadema en Salvador a raíz de que tenían pasajeros con COVID-19 y ordenó su regreso al lugar de origen, Santos, sin que se puedan realizar actividades de entretenimiento a bordo para poder aislar a los turistas.

Anvisa se encuentra en una situación de enfrentamiento con el presidente luego de que el jefe del Estado ordenada divulgar la foto y el nombre de los directivos del órgano que autorizaron la vacunación infantil, teniendo en cuenta que en Brasil está siendo vacunada la población mayor de 12 años.

El ministro de Salud, Marcelo Queiroga, dijo que el 5 de enero definirá, tras una consulta pública en la que ya han participado más de 100.000 padres enviando mensajes, la situación de vacunación infantil, teniendo en cuenta que el presidente Bolsonaro anunció que no permitirá la vacunación de su hija Laura, de 11 años.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password