Apple lucha en la justicia por la prohibición de sus Smartwatches

Compartí esta noticia !

Apple pretende defender un negocio que genera unos U$S17000 millones al año, recurriendo una prohibición de venta de sus smartwatches en Estados Unidos, después de que la Casa Blanca se negara a anular la medida.

La prohibición, impuesta por la Comisión de Comercio Internacional de EE.UU. por una disputa sobre patentes, ante el tribunal de Apelaciones del Circuito Federal estadounidense, afecta a los modelos Series 9 y Ultra 2, que representan la mayor parte de las ventas de relojes de Apple. El martes, la empresa también presentó una moción de emergencia para levantar la prohibición de vender relojes mientras el tribunal estudia su recurso.

La ITC determinó en octubre que Apple violaba dos patentes de tecnología sanitaria de Masimo Corp. con un sensor de oxígeno en sangre en sus relojes. La Casa Blanca tenía 60 días para revisar la prohibición de importación, y la decisión correspondía a la representante de Comercio de EE.UU., Katherine Tai. El plazo de esa revisión acaba de agotarse.

“Tras cuidadosas consultas, la embajadora Tai decidió no revocar la determinación de la ITC y la decisión de la ITC pasó a ser definitiva el 26 de diciembre de 2023″, declaró el martes la Oficina del Representante de Comercio de EE.UU. en un comunicado.

El litigio sobre patentes con el fabricante de tecnología médica Masimo Corp. ha puesto a Apple en la rara situación de tener que luchar para que uno de sus productos estrella vuelva a las tiendas.

Apple ya había dejado de vender sus relojes Series 9 y Ultra 2 en su tienda en línea y en puntos de venta estadounidenses antes de la fecha límite del martes para la revisión. Las ventas en línea se interrumpieron el jueves pasado, y el último día para comprar un reloj nuevo en una tienda minorista de Apple fue la víspera de Navidad.

“Estamos en total desacuerdo con la decisión de la USITC y la orden de exclusión resultante, y estamos tomando todas las medidas necesarias para devolver el Apple Watch Series 9 y el Apple Watch Ultra 2 a los clientes de EE.UU. lo antes posible”, declaró una portavoz de Apple.

Te puede Interesar  Una agencia de la ONU con una misión verde y socios sucios en la Amazonía

La orden contra Apple incluye una prohibición de venta en sus propios canales minoristas, así como la prohibición de importar los dispositivos a Estados Unidos. Otros minoristas, como Buy Buy Co, Target Inc y Walmart Inc, pueden seguir vendiendo los productos, al menos hasta que se agoten las existencias.

La semana pasada, Apple comunicó a su personal que, debido a la batalla legal, no puede informar a los clientes de que los modelos Ultra 2 y Series 9 siguen a la venta a través de canales minoristas no oficiales de Apple.

En un posible quebradero de cabeza para los propietarios de los Apple Watch Series 6, 7 y 8 (todos los cuales incluyen la función de oxígeno en sangre), los relojes fuera de garantía no podrán recibir reparaciones de hardware hasta que se levante la prohibición. Apple ha desarrollado una actualización de software para el Apple Watch que cree que mitigará el problema. Ha presentado el diseño de esa actualización a la agencia de aduanas estadounidense y espera obtener la aprobación el mes que viene para volver a poner a la venta el dispositivo.

El momento de la prohibición significa que la medida probablemente no tendrá un gran impacto en los resultados de la empresa en la temporada navideña. Es probable que la mayoría de la gente realizara sus compras antes de Navidad, y algunos pueden haberse apresurado a comprar relojes después de que Apple empezara a advertir en los últimos días de que se acercaba la prohibición.

Los inversores se han tomado el episodio con calma. Las acciones de Apple apenas variaron el martes, a US$193,01 a las 14:43 h en Nueva York. Las acciones han subido un 49% este año y alcanzaron un máximo histórico a principios de este mes.

Te puede Interesar  En un hecho inédito para Afganistán, mujeres marcharon por sus derechos

Apple, con sede en Cupertino (California), incorporó el sensor de oxígeno en sangre a sus relojes en 2020, con la Serie 6. Masimo demandó a Apple ese mismo año, alegando que el fabricante del iPhone violó varias de sus patentes de tecnología sanitaria y que robó sus secretos comerciales. Tras reunirse con Masimo en 2013, Apple contrató a más de 20 de sus ingenieros, incluido su director médico.

En 2021, después de que saliera a la venta el Series 6, Masimo se quejó ante la ITC y solicitó la medida cautelar. El fabricante del iPhone contrademandó a Masimo en 2022, alegando que la empresa de dispositivos médicos había robado el diseño del Apple Watch para su propio dispositivo W1. El producto de Masimo, como el de Apple, tiene un frontal cuadrado y utiliza un cargador inductivo redondo con forma de disco.

La Casa Blanca no dio mucha publicidad a la disputa antes de la declaración del martes, pero ha hecho de la aplicación de las leyes antimonopolio una de sus políticas centrales, y el presidente Joe Biden dice regularmente que la competencia es un pilar de las economías sanas.

El presidente estadounidense tiene autoridad para intervenir y detener las prohibiciones de importación, aunque tales acciones son poco frecuentes. En 2013, el presidente Barack Obama vetó la prohibición de importar algunos modelos de iPhone y iPad. Pero aquella disputa fue con Samsung Electronics Co, con sede en Corea del Sur, mientras que Masimo es una empresa estadounidense.

Una prohibición prolongada afectaría a una de las mayores fuentes de ingresos de Apple en un momento difícil. La empresa ya está luchando por salir de un bache de ventas. En vísperas de las fiestas navideñas, los ingresos de Apple habían caído durante cuatro trimestres seguidos, la racha más larga en dos décadas.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin