Batalla campal entre contrabandistas de soja y efectivos de Prefectura en la frontera con Brasil

Compartí esta noticia !

El contrabando de granos hacia Brasil es un problema económico, pero también genera graves fisuras sociales a su paso. Las fronteras de Misiones son la única barrera para el contrabando, ya que las cargas recorren miles de kilómetros sin controles hasta que llegan a la tierra colorada, donde enfrentan a los sabuesos de la Agencia Tributaria, la Policía de Misiones y la Prefectura Naval Argentina, en las riberas del río Uruguay.

Obviamente el negocio no es sólo para el que manda la carga para la “exportación” ilegal, sino que se genera una enorme red de movimientos para garantizar que los granos lleguen a tierras brasileñas. Son los que, en definitiva, concretan el delito y se enfrentan a las fuerzas de seguridad.

Romper esa red genera reacciones, como la batalla campal que se vivió en las últimas horas en Panambí, donde Prefectura Naval Argentina desarticuló una organización delictiva dedicada al contrabando de granos de argentina hacia Brasil.

En lo que va del año, solo Prefectura incautó más de 800 toneladas de granos que se iban a “exportar” a Brasil, lo que se suma a otras 2.800 toneladas que fueron secuestradas en operativos realizados por la Policía de Misiones y la ATM.

La ruta de la soja negra: los estrictos controles de Misiones como único filtro

About The Author

Compartí esta noticia !
Te puede Interesar  Se simplifican las exigencias a productores y operadores de granos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin