Devolviendo resultados: fila1 fila2on fila3on fila4on

Calentamiento Global: ¿Qué pasará cuando llegue a 1,5 °C?

Hay aproximadamente 80 meses para tener un 67% de posibilidades de permanecer por debajo de 1,5 °C antes del año 2025.

Una de las misiones de los líderes mundiales reunidos en Egipto con motivo de la cumbre anual del COP27, de la ONU, es de alguna manera lograr que la temperatura media mundial se mantenga por debajo de los 1,5°C de aumento. Se trata de uno de los principales objetivos en que se basó el Acuerdo de París en 2015, creando una referencia directa del éxito de la cumbre sobre el clima que se celebre en el futuro.

En la COP26 celebrada en Glasgow en 2021, el jefe de la cumbre aseguró que el límite de 1,5°C está “con vida, pero con poco pulso”. Con vistas a la cumbre de este año, los expertos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, respaldados por las Naciones Unidas, colaboraron con el pronóstico de deterioro al informar que es posible que el mundo supere la marca de 1,5 °C durante la década de 2030.

“Si retenemos el ánimo de entusiasmo positivo, el entusiasmo prometeico y dinámico que observamos en Glasgow, pienso que es posible preservar la ilusión de restringir el incremento de las temperaturas a 1,5°C”, afirmó este lunes Boris Johnson, ex primer ministro del Reino Unido.

En el acuerdo de París, los países acordaron la idea de “limitar el incremento de la temperatura media mundial a un nivel muy inferior a los dos grados centígrados por encima de los niveles de la época preindustrial y continuar con los esfuerzos por mantener el incremento de la temperatura en 1,5 grados centígrados”. En otras palabras, no hay ningún abismo, ni umbral de acontecimiento que esté más allá de esa línea. Se trata de un fundamento de organización.

El físico de la Universidad de Harvard David Keith, asesor de la Comisión de Sobregiro Climático, un grupo de expertos que sugieren las formas de reducir el riesgo una vez que el mundo excede estos objetivos de calentamiento, afirma “Lo que obviamente es muy importante decir es que el límite de 1,5°C es un límite político” y añade “Si importa o no, depende de cómo importa políticamente. No es que haya algo de magia científica a 1,5°C”.

Impulsados por el acuerdo de París, científicos en 2018 publicaron un importante informe que encontró que medio grado centígrado adicional de calentamiento aumentaba considerablemente las posibilidades de impactos climáticos más severos. Este informe, inició una carrera global intensa entre países, ciudades y empresas para afirmar que están en una trayectoria para eliminar el efecto de sus emisiones a mediados de siglo.

La transición global a la energía limpia y la descarbonización general avanza a un ritmo que solo se soñaba hace una década. La caída de los costos de la energía solar y eólica, las baterías y los vehículos eléctricos continúan impulsando la economía. Las tecnologías y los enfoques basados en la naturaleza que eliminan el dióxido de carbono directamente del aire, están probados, pero siguen siendo costosos.  

Un informe de abril, realizado por investigadores y basado en 18000 estudios, encontró que la cantidad de tiempo que queda es pequeña y se está reduciendo. Las emisiones deben alcanzar su punto máximo antes de 2025, lo que significa que quedan aproximadamente 80 meses para tener un 67% de posibilidades de permanecer debajo de 1,5°C.

De los 230 escenarios del último informe del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático), el 96% supera ese umbral a corto plazo antes de que entren en funcionamiento las nuevas tecnologías de eliminación de dióxido de carbono y el calentamiento finalmente vuelva a disminuir. Esto significa que aún se puede crear un mundo compatible con 1,5°C, incluso si se supera ese límite inicialmente.

Reducir suficientemente el CO2 para enfriar el planeta una décima de grados Celsius costaría U$S 22 billones, si el precio por tonelada de carbono eliminado puede alcanzar los U$S100.

“Eso es ambicioso desde donde estamos hoy”, afirma Zeke Hausfather, líder de investigación climática en la compañía de pagos Stripe. Bill Gates ha dicho que gasta cerca de U$S 600 por tonelada para comprar remociones de carbono utilizando la captura directa de aire.

En un escenario de rebasamiento en el que la temperatura media global supere los 1,5°C y la humanidad implemente tecnologías costosas a gran escala para complementar las reducciones de emisiones, la distancia recorrida sobre esa línea será crucial. El programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente publica el informe anual que muestra qué tan lejos están las emisiones y las tendencias reales de los límites acordados. El informe de brecha de emisiones de este año concluye que las políticas existentes traerían un aumento de temperatura estimado de 2,8°C. Todas las promesas del Acuerdo de París, hechas por las naciones si se cumplen conducirían a un calentamiento promedio de 2,6°C, según Inger Andersen, directora de PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente).

En el mejor de los casos, las naciones implementarán plenamente sus promesas de la ONU, objetivos de cero neto y políticas adicionales. Esta situación “apuntaría a un aumento de 1,8°C”, escribe en el prólogo del informe de PNUMA de este año. “Sin embargo, este escenario actualmente no es creíble”.

Lee todo el informe en: Bloomberg

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE