Caminando kilómetros por el monte o navegando en kayak, guardaparques censaron a las comunidades aborígenes de la Reserva Biósfera Yabotí

El Censo en las comunidades mbya de la Biósfera Yabotí la llevaron adelante guardaparques de la reserva natural.

El relevamiento, que se llevó adelante entre el lunes y el martes pasado, motivó un despliegue especial de los funcionarios del Ministerio de Ecología, que destacaron la excelente predisposición de las ocho comunidades censadas.

“No es la primera vez que el Cuerpo de Guardaparques realiza esta experiencia. En 2010, ya se había llegado a estas comunidades  con la cobertura del censo. Pero en esta oportunidad aumentaron las aldeas en el lote 8. Eso repercutió en un mayor esfuerzo, fueron más días de trabajo”, explicó Jorge Bondar, uno de los funcionarios que participó.

Destacó el excelente recibimiento y la colaboración de las comunidades, “lo que generó un clima ameno en todos los lugares que visitamos”.

La tarea más difícil fue llegar a las comunidades Kapi’i Yvate, Kurí y Yaka’i Mirí porá.

Los guardaparques cencistas contaron que para el relevamiento a Kurí (dentro del Parque Provincial Esmeralda) tuvieron que atravesar el arroyo Yabotí en kayaks para después caminar unos cinco kilómetros. “Esa comunidad pertenece a otra etnia mbya: la chiripá, que tiene sus particularidades”, aclaró.

En tanto que para llegar a Kapi’i Yvate y Yaka’i Mirí porá desandaron senderos de unos diez kilómetros, pues tuvieron que dirigirse a orillas del río Pepirí. “Esas comunidades que no tienen acceso vehicular, se encuentran a 200 metros de la costa del Pepirí, en la frontera con el Brasil”, ilustró el guardaparque Bondar.

“El lunes por la noche hicimos base en el Parque Provincial Moconá. La experiencia fue muy grata. A las aldeas las conocemos porque tenemos contactos con ellas, por las tareas de control y vigilancia que desplegamos en las áreas naturales protegidas, o muchas veces por colaborar con quienes les llevan asistencia”, explicó.

Bondar comentó además otra situación especial que vivió junto con sus compañeros en este Censo 2022: “El martes al mediodía al llegar a Pindoty. Había un grupo de sacerdotes católicos llegados de Concordia, Entre Ríos, y voluntarios. Estaban construyendo una escuela. Nos invitaron a almorzar. Querían censarse en el lugar. Comimos allí un locro comunitario y después seguimos hacia las otras dos aldeas que nos faltaban”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password