Comparaciones entre hidroelectricidad y energía solar

Escribe MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ, Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

Compartí esta noticia !

Tal como es muy evidente, la promoción a ultranza de las excluyentemente llamadas “energías renovables” eólicas y solares, forma parte de las imposiciones de neto perfil neocolonialista, promovidas por el Bloque Atlantista, operando incluso en contra de las gruesas evidencias desfavorables de esas generadoras, las que en la energéticamente sedienta Europa, se mostraron totalmente inútiles como Energías de Base, precisamente por sus intermitencias y otras limitaciones técnicas insalvables. 

Aunque sea una verdad de Perogrullo, es bueno recordar -y enfatizar- que el ser humano no controla ni el sol ni los vientos, por lo que las energías vinculadas con esas fuentes, tienen un alto grado de aleatoriedad. 

Y aunque sea elemental, es bueno recordar que la energía solar solo se puede captar de día, y siempre y cuando no llueva o esté nublado. Y si bien en un desierto como la Puna de Atacama, el rendimiento de las solares puede ser algo mejor, (pues no llueve y es improbable que esté nublado), en provincias con alta pluviosidad, como Misiones, se acerca al 33 % el total de días lluviosos o nublados, en los que los paneles solares tienen aun peor rendimiento. Claro está que esas energías pueden acumularse, con lo que teóricamente se salvarían sus intermitencias y otras limitantes técnicas…pero, además de agregar costos a esos tipos de generaciones (eólicas y solares), se le adicionan considerables costos ambientales de los acumuladores, a los muchos efectos ambientales negativos que de por sí tienen esas promocionadas generadoras, efectos que son cuidadosamente ocultados por las persistentes campañas mediáticas que buscan claramente imponerlas al como sea. 

Los mismos factores de poder, que promocionan a ultranza a eólicas y solares, son los que en forma sistemática se oponen a los desarrollos de centrales hidroeléctricas y nucleares, bajo distintos pretextos, e incluso lograron en Argentina que, contra toda lógica técnica, se excluya del concepto de energías renovables (y de los consecuentes beneficios) a las centrales hidroeléctricas de más de 50 MW, lo cual es una aberración técnica, instalada por nuestros legisladores, que, o son muy ignorantes en Energía, o se dejaron presionar por los poderosos grupos de poder que impulsan al como sea, a eólicas y solares. 

En rigor de verdad, es evidente que lo que buscan los fuertes intereses vinculados a la promoción a ultranza de las poco eficientes eólicas y solares, es anular la insalvable competencia que les representan las mucho más eficientes, limpias y económicas usinas hidroeléctricas y nucleares; estas últimas además como fuertes impulsoras de la tecnología nuclear, importante en diversas áreas sanitarias, sociales y económicas. 

Te puede Interesar  El Cine Joven Comunitario misionero dijo presente en Chapadmalal

En Argentina tenemos un vasto potencial hidroeléctrico sin utilizar, existiendo en muchos casos, trabajos a niveles de proyectos ejecutivos, que lamentablemente duermen en los anaqueles sin concretarse, y peor aun, en algunos casos, esos valiosos estudios no se preservaron o no se resguardan con los debidos cuidados. Habida cuenta de las conocidas “afinidades” entre sectores político – económicos liberales y neoliberales, con la generación termoeléctrica, no puede sorprender que durante el apogeo ultra privatista del menemato, la intervención de María Julia Alsogaray haya hecho desaparecer el muy valioso ente estatal que fue Agua y Energía Eléctrica, el cual atesoraba importantísimos datos técnicos de la mayoría de los ríos argentinos, los que incluían aforos (mediciones) diarias de los caudales, informaciones que son esenciales para la correcta planificación de centrales hidroeléctricas. Como no se resguardaron esos y otros antecedentes técnicos, es muy posible que también se hayan perdido diversos estudios de proyectos hidroeléctricos, lo cual, de ser así, sería muy lamentable, dañando el patrimonio técnico y cultural argentino. 

Comparaciones de las características técnicas. 

Datos comparativos                         Hidros     Eólicas     Solares 

Vidas útiles (años)                        + de 100     20/25         15/20 

Superficies afectadas por MW Variable (1)     150 Km2     50 Km2

Utilización de superficies afectadas Si (2)         No             No

Beneficios adicionales             Múltiples (3)     No             No

Atractivo turístico                             Si             No             No 

Tipo de generación                 De Base       Complementarias (ambas)

Intermitencias                                 No             Si                 Si

Previsibilidad                                 Si (4)         No                 No 

Disponibilidad                 30 % a 75 % (5)         20 %         30 %

Costos por MWh – En U$S             1,71         20,55         17,12 

% de componentes nacionales 70% al 100% (6) 0 %         0 % 

Efecto multiplicador en entorno Muy positivo (7) Negativo Negativo

Datos complementarios 

(1) Las superficies afectadas varían según la topografía en que se ubica cada hidroeléctrica. Bajas en zonas montañosas o de cañones naturales (como el del Guayrá, donde se estudió el proyecto Corpus), y con mayores áreas inundables, en presas de llanura (como Yacyretá). 

(2) La mayor parte de los embalses, puede ser utilizada para distintos fines sociales y económicos (turismo, recreación, pesca, navegación, provisión de agua dulce, etc.). 

Te puede Interesar  Inflación febrero 2024: consumo masivo aumenta 9,8%

(3) Los beneficios adicionales son múltiples, entre ellos: control de crecientes, regulación de caudales, almacenamiento de agua, favorecer la navegación, etc. 

(4) La variabilidad de los caudales de cursos de agua, tiene elevados índices de previsibilidad, con lo que sus funcionamientos son totalmente aptos de Energías de Base del respectivo sistema eléctrico. Lo opuesto sucede con las energías eólica y solar. Los vientos son de velocidades muy cambiantes e imprevisibles. La incidencia del sol varía mucho según la hora del día, dependiendo además de las incidencias de lluvias y de días nublados, en los que las solares bajan drásticamente sus rendimientos o directamente se anulan. 

(5) El factor de disponibilidad (o sea, porcentaje de utilización respecto al total de horas/año) de las hidroeléctricas, es muy variable según el tipo de central y el entorno en que se ubican. En ríos de montaña, por lo general oscila entre 30 % al 35 %, al depender de diversos factores, como el deshielo o las fluctuaciones de caudal estacionales. En ríos con grandes caudales y poca recurrencia de grandes bajantes y/o sequías (como sucede con el río Paraná), el factor de utilización llega a valores mucho más altos, entre 70 % y 75 %. 

(6) En las usinas hidros, los equipamientos electromecánicos pueden ser nacionales o importados, dependiendo de las condiciones de las financiaciones. Eólicas y solares son totalmente importadas. Solo la mano de obra para las instalaciones sería nacional, lo cual es ínfimo en el costo total. 

(7) Las hidroeléctricas producen fuertes efectos multiplicadores positivos en sus entornos. Como ejemplos: Ciudad Del Este (Paraguay) y Foz Do Iguazú (Brasil) se desarrollaron fuertemente a consecuencia de Itaipú; Ayolas y Encarnación (Paraguay), Ituzaingó y Posadas (Argentina) tuvieron y tienen acentuado desarrollo, vinculado a los efectos regionales de Yacyretá; Esperanza y Wanda crecieron, beneficiadas por la construcción de Urugua-Í. En cambio, las eólicas producen fuertes rechazos, por sus efectos negativos en los entornos, tal como se verifica en España, Inglaterra y otros lugares de emplazamientos; los paneles solares, ubicados en zonas con mucha vegetación, necesitan desmontes, lo cual tiene negativos efectos ambientales y paisajísticos. 

Estos y otros datos adicionales de similares tenores, son sistemáticamente ocultados por las ONGs pseudo ecologistas y por los factores de poder, que impulsan las instalaciones masivas de eólicas y solares, como mandatos transnacionales, ocultados tras reiteradas apelaciones al cambio climático y a la falsa “limpieza” de las generaciones eólicas y solares. 

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin