Coparticipación: cómo será la estrategia de defensa de Misiones ante la embestida de Vidal

La pulseada recién empieza. El reclamo de María Eugenia Vidal para que la Corte Suprema de Justicia admita una “actualización” del Fondo del Conurbano Bonaerense, disparó una cadena de reacciones en defensa de los recursos provinciales.

Sucede que el Fondo del Conurbano bonaerense tiene un monto fijo “congelado” que va para la mayor provincia del país y el resto derrama y se reparte entre las provincias. Con la inflación, ese monto quedó desactualizado. Y el pedido de Vidal conlleva la quita a esa parte del Fondo del Conurbano que se reparte entre las jurisdicciones.

Misiones fue la primera provincia en pedir una audiencia al presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, para plantar bandera en defensa de lo recursos provinciales. Pero la misma Corte pidió a las provincias que definan si buscarán el camino del diálogo o la vía judicial.

Misiones apuesta al consenso, pero se prepara para la batalla judicial. Si prospera el reclamo de Vidal, la Provincia dejaría de percibir unos tres mil millones de pesos en el año.

Por eso, plantea la revisión de un paquete de leyes mediante el cual la Nación se queda a cuentagotas con recursos de las provincias. Podría recuperar por esa vía, cuatro mil millones.

El objetivo de Vidal es volver al sistema original del reparto del Fondo del Conurbano, con el 10 por ciento de la recaudación del impuesto a las Ganancias (junto al IVA, es el principal gravamen, la AFIP recaudó 33.000 millones en julio por Ganancias).

Después se le puso el tope de 650 millones de pesos, “congelados” en esa suma fija. Sin ese tope, Misiones pierde $2.200 millones al año.

A eso se suma otra porción que recibe Misiones -y otras provincias- destinado a cubrir Necesidades Básicas Insatisfechas, con excepción de Buenos Aires. Vidal quiere que su provincia sea incorporada. Misiones perdería así, otros 800 millones por año.

La otra jugada que considera Misiones, consensuada con varios gobernadores, es plantear la coparticipación plena de la recaudación del impuesto al Cheque. Hoy se reparte apenas el 30 por ciento. Otras cinco leyes estarán bajo la lupa.

Por ahora todo se maneja en el plano de las hipótesis, pero incluso la Nación alienta el camino judicial para resolver las diputas económicas.

Misiones es una de las provincias que puede exhibir un manejo responsable de las cuentas públicas. En la reunión de ministros de Economía en que se consensuó el nuevo pacto de equilibrio fiscal entre Nación y Provincias, se aprobó la ejecución financiera de 2016, mientras que otros estados no logran cumplir las obligaciones y volvieron a gastar por encima de sus recursos.

El secretario de Hacienda de Misiones, Adolfo Safrán estuvo en el encuentro con el ministro de Economía, Nicolás Dujovne y explicó a Economis los detalles de los acuerdos.

“La reunión fue la continuación de lo que se aprobó en Mendoza. Fue plasmar en el articulado de una nueva ley para sustituir un régimen anterior que se consideraba laxo, que permitía tener déficit y justificarlo en políticas anticíclicas. Ahora Se busca reducir el déficit 10 por ciento este año en todas las provincias y Nación, respecto a 2016. Para 2018 se plantean otras normas, primero, que el gasto corriente no crezca por encima de la tasa de inflación. El objetivo es que el financiamiento del Estado, se mantenga constante en términos reales y que el peso del Estado de la economía no se incremente.

¿Quién mide las tasas? Porque la de inflación de este año no se cumplirá…

El análisis se dará con el presupuesto y con el presupuesto ejecutado. Con el presupuesto, para cumplir con la pauta macrofiscal. La Nación tiene una estimación de inflación del 12 por ciento para 2018. El gasto corriente del presupuesto 2018 no puede crecer en más del 12 por ciento. En el presentado. Después se verá en el ejecutado, cuál es la inflación y la recaudación real. Misiones tiene tiempo de ajustar el presupuesto de acuerdo a las pautas macrofiscales.

¿Y Misiones cómo está para cumplir esas pautas?

En la reunión con Dujovne, a Misiones le aprobaron la ejecución del presupuesto 2016. Ahora se evalúan los trimestres. Hay provincias que están incumpliendo.

¿Y qué pasa si una provincia incumple?

Si no cumple, primero se publicará la información, no podrá acceder a financiamiento con autorización de la Nación.

¿Qué pasará con el empleo público?

El empleo público no puede crecer por encima del crecimiento poblacional. Misiones está bien. Es la cuarta con menos empleados públicos por habitante.

Una de las reglas claves que se introdujo en el nuevo pacto fiscal es la de “fin de mandato”. Seis meses antes de un cambio de Gobierno, no se podrá incrementar el gasto que exceda al mandato. Excepto que haya una ley nacional o emergencia. Por ejemplo, la escolarización desde los tres años, es una iniciativa de la Nación, que crea las escuelas, pero las provincias deben poner los docenes. En ese caso, estaría exceptuada la norma.

Misiones propuso un límite al ratio de endeudamiento. “Propusimos que el servicio de deuda no pueda superar el 15 por ciento de la recaudación neta corriente que tenga la provincia, porque cuando ocurre eso, la jurisdicción queda muy comprometida para poder cumplir con sus compromisos y con el pago de la misma deuda”, explica Safrán.

¿Cómo está Misiones?

Misiones está muy bien. Hoy tiene un ratio de deuda de cerca al 0,5 por ciento de los ingresos totales.

El titular de la cartera económica misionera expone con cautela la estrategia de la Provincia para enfrentar el reclamo de Buenos Aires. “Más allá de la audiencia en la Corte, se busca que haya consenso político. Porque el fallo puede resultar para cualquier lado. El fallo de 2015 –que benefició a Córdoba, Santa Fe y Mendoza- es contradictorio, porque si una provincia tiene razón, todas las tienen, pero no fue así”, advierte.

Safrán sugiere esperar los resultados de octubre para sacar conclusiones sobre el rumbo de la economía. “La coincidencia es que algunos sectores se recuperan y otros no. En la construcción hay una recuperación, pero por el despacho de asfalto y cemento, con poco efecto derrame. El sector agropecuario lo mismo”, señala.

El economista sostiene que el dólar volverá a la calma, por lo menos hasta los días electorales. “Más cerca de octubre puede haber turbulencias, pero se mantendrá cercano a los 18 pesos. Ese es el valor del equilibrio. Tal vez fue un error dejar planchado el dólar, ya que ante cualquier turbulencia, se dispara. El dólar a 18 pesos nos ayuda a tener competitividad. Pero un salto puede generar expectativas inflacionarias. El valor de ahora, de 17 y pico no ayuda, pero achica la brecha de precios con Encarnación”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password