Curiosidades de la Navidad alrededor del mundo

Por Erick Closs. En tiempos donde se necesita paz no hay dudas que la mejor aliada es la Navidad, al menos en la cultura occidental. El 25 de Diciembre se celebra el nacimiento de Jesucristo, “el Mesías” para los cristianos, en los alrededores de la ciudad palestina de Belén. En un mundo sumamente diversificado hay culturas que la celebran, otras que la prohíben, otras que la respetan y otras que ni siquiera escucharon hablar de ella. Por esta razón, y ante la curiosidad que despierta esta celebración en todo ser humano, sería bueno contar lo qué pasa en diferentes partes del globo.

Isla Kiritimati, Republica de Kiribati: curiosamente esta isla recibe el apodo de “Isla de Navidad” debido a que fue descubierta un 24 de Diciembre por el capitán James Cook. Este atolón -isla coralina oceánica- es el primer territorio habitado que tradicionalmente recibe la Navidad y el Año Nuevo. Posee un horario UTC de +14, esto quiere decir que se le agrega 14 horas al huso horario del Meridiano de Greenwich. Son aproximadamente 5.586 los habitantes que van a ver primero los rayos del sol de Navidad, en compañía de los samoanos y tokelauenses recientemente adheridos a este huso horario.

Pionyang, Corea Del Norte: lo poco que sabemos de este rincón del mundo nos permite conocer que el tristemente popular Jefe de Estado, Kim Jong-un, prohibió la celebración de la Navidad en su territorio y la reemplazó por la conmemoración del natalicio de su abuela Kim Jong-suk el 24 de Diciembre de 1919. Pero un pueblo oprimido nunca cede y hay información de que una importante cantidad de cristianos celebra la Navidad en los túneles de la capital norcoreana, escondidos pero desafiantes frente al dictador.

Islas Sentinel Del Norte: probablemente los sentineleses nunca se enteraron de la existencia de la Navidad, se cree que viven con las mismas reglas que existían en la Edad de Piedra. La tribu que habita este islote ubicado en el Océano Índico repele con violencia cualquier tipo de contacto con foráneos y las leyendas afirman que son canibales. 

Dubai, Emiratos Árabes Unidos: más allá del respeto que le tiene el pueblo musulmán a Jesucristo, a quien consideran uno de sus profetas más importantes, su natalicio no representa una celebración oficial. Inusualmente en el 2015 coincidieron la celebración del natalicio de Jesucristo y la de el profeta Mahoma, esto se debe a que las dos religiones se manejan con calendarios diferentes. Este año, el Mawlid (nacimiento de Mahoma) se celebró el 30 de Noviembre, por lo que el pueblo emiratí probablemente se limitará a recorrer los suntuosos shoppings de Dubai o reposarán en sus bonitas playas el 25 de Diciembre.

Moscú, Rusia: en la capital rusa como en el resto del país, la Navidad se atrasa unos días. Por mas de que el Estado adopte el calendario gregoriano, la iglesia ortodoxa rusa mantiene la aplicación del calendario juliano por lo que la Navidad se celebra el 7 de Enero. En esta fecha se suele ver pistas de patinaje sobre hielo rodeadas de luces de mil colores y se suele escuchar una canción eslava llamada Koliadki que reemplaza los famosos villancicos. 

Belén, Estado de Palestina: fuera de los conflictos que se suscitaron estos últimos días por la lamentable injerencia internacional en esta zona, Belén es sin dudas el epicentro de todas las celebraciones a nivel mundial. Todo comenzó acá. La principal curiosidad es que en Belén la navidad se celebra tres veces: el 25 de Diciembre los católicos, el 7 de Enero los ortodoxos y el 18 de Enero los armenios. Más allá del gigante árbol de Navidad que se encuentra junto a la Basílica de la Natividad, las celebraciones tienen un tinte más religioso, más profundo; lo cual llama a la visita de miles y miles de turistas devotos durante la “Época de Navidad”.

Rovaniemi, Finlandia: aunque no lo crean la “Aldea de Papá Noel” si existe y se encuentra rozando el Polo Norte en la región de Laponia. Debajo del fabuloso baile de las auroras boreales que iluminan el oscuro cielo finlandés se puede visitar la villa de Santa Claus, acariciar sus renos, recorrer su taller e incluso se puede conocer en persona a este mítico personaje (no hay que olvidarse de estirar su barba para ver si es el real). 

Kinsasa, República Democrática Del Congo: es el país con más cristianos de toda África, posicionándose entre los países con más cristianos en el mundo. Como buenos religiosos celebran la Navidad pero la celebran de una forma muy peculiar, mezclando sus antiguas tradiciones étnicas con las enseñanzas cristianas que Simón Kimbangu -la reencarnación de Cristo para ellos- les dejó. El Kimbanguismo proscribe las bebidas alcohólicas, el tabaco y las drogas, así como el baile, la poligamia y el adulterio, por lo que suele ser una Navidad tranquila sin muchos desmanes.

Gramado, Brasil: sin lugar a dudas es el lugar mejor decorado de Latinoamérica para esta fecha. Enclavado en la “Sierra Gaucha” es uno de los únicos lugares del Brasil en los que suele nevar en invierno. En el verano, cuando se celebra la Navidad en este hemisferio, la noche se ilumina por los millones de foquitos que adornan sus calles, llenando el corazón del hombre de espíritu navideño. Los brasileños -habitantes del país con más católicos en el mundo- invaden esta pequeña ciudad con fuertes rasgos suizos en las fiestas de fin de año para luego dirigirse a las cálidas playas del litoral brasileño.

Nueva York, Estados Unidos: la “capital del mundo” también celebra la navidad. El enorme árbol que se encuentra en el Rockefeller Center es la carta de presentación de un sin fin de atractivos que tiene esta ciudad durante esta fecha. Más de uno recordará la hermosa pero desconcertante Navidad de “Mi pobre angelito 2”. Creo que el sueño de toda persona de Occidente es pasar aunque sea una Nochebuena en este maravilloso lugar y si nieva, mucho mejor.

Pago Pago, Samoa Americana: a diferencia de su hermana -Samoa, uno de los primeros lugares en recibir la Navidad- está isla perteneciente a los Estados Unidos de América será la encargada de despedir a Papá Noel pidiéndole que por favor regrese en el 2018. Hasta ahora San Nicolás nunca nos falló. 

La Navidad nos une, nos emociona, nos llena; si combinamos estos sentimientos con el aprendizaje sobre las diferentes culturas que existen en el mundo y le sumamos el respeto por la diversidad, probablemente aportaremos nuestro granito de arena para lograr que la comunidad internacional procure la paz en tiempos donde los personalismos intentan llevársela puesta. Desde el corazón en sintonía con la razón:

Feliz Navidad – Merry Christmas – 메리 크리스마스 – عيد ميلاد سعيد – счастливого Рождества – Hyvää Joulua – Feliz Natal 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password