¿Dará lugar a la igualdad el nuevo capitalismo?

Compartí esta noticia !

Con frecuencia y cíclicamente se usan términos de manera reiterada, como actualmente lo es “desigualdad”, además el torbellino de noticias y el pulular de los medios masivos de comunicación producen un desgaste del término y su significado por importante que sea, como en éste caso, se diluye en la nube.

En los últimos días asumió el presidente electo de Francia Emmanuel Macron y lo primero que afirmó: “Lucharé contra todas las formas de desigualdad” despertando enormes expectativas.

En el Tedeum con motivo de nuestra fiesta patria 25 de Mayo en presencia del Presidente de la Nación, el Arzobispo Mario Poli dijo lo que la mayoría del pueblo siente, “No puede haber realidad social que no pueda ser redimida, cambiada para bien”, “no hay motivo para una fiesta patria cuando buena parte del pueblo no está invitado, porque, carece de las condiciones para una vida digna” considerando enfáticamente que “la inequidad genera violencia”.-

Lo anterior da cabal importancia de lo que hablamos, recuerdo que un profesor repetía, si la pobreza es dura como una roca para limarla, la desigualdad lo es mucho más, como un diamante, lo más duro del planeta.

Poner una familia por debajo de la línea de la pobreza por ingreso mensual es fácil pero es pura teoría, hoy puede estar por arriba y mañana ya por abajo, pero la compleja vida del pobre estructuralmente no cambio nada, sigue sin casa, sin servicios sanitarios, sin acceder a la educación o la salud y muchas veces ni para comer, porque la inflación le muerde el bolsillo todos los días. Si la pobreza es así de perversa y ladina con el ser humano, la desigualdad lo es peor. Estamos hablando de la brecha entre ricos y pobres, entre los que más tienen y los que tienen  poco o nada. A muchos analistas les gusta decir  que son 2 clases sociales en los extremos de la sociedad y el Estado en el medio, que debe resolver ésta disputa en el marco de las nuevas Democracias, a través básicamente en como estructura la distribución de la riqueza y renta de un país.-

Historiadores como Timothy Garton Ash (Oxford) habla del nuevo capitalismo y “lo ve nacer en dos revoluciones, una el 1968 las primaveras de Praga y Varsovia que fueron derrotadas y las de Paris, Roma y Berlín que restauraron algunas escenarios produciendo cambios muy graduales”

Te puede Interesar  Se dictará una charla sobre “Perspectivas económicas para el 2021: Impacto para la actividad maderera”

La otra revolución nace en 1989 con el símbolo de la caída del Muro de Berlín, ilusionando al mundo Occidental que a través de democracias progresistas con sesgo socialdemócrata que eliminarían la pobreza y disminuirían la desigualdad. El historiador llamó “un capitalismo reformado social y culturalmente progresista y políticamente socialdemócrata”

 Podemos agregar,  quedó demostrado  que el Capitalismo nuevamente salía ileso de dos revoluciones más, cambiando su ropaje pero no resignando su esencia, o sea la acumulación del capital, hoy expresado no solamente por la propiedad de las medios de producción sino además usando los medios de comunicación masiva y el globalizado y abarcativo mundo financiero.-

En este punto sería bueno recordar a un filósofo, teólogo y escritor como Leonardo Boff, como siempre con una mirada crítica e interpeladora hace pocos días dijo “el objetivo del Imperio es eliminar los liderazgos progresistas” llama Imperio al conglomerado de corporaciones multinacionales que ostentan la concentración económica y manejan el mundo de las finanzas internacionales a través de instituciones financieras bajo su dominio y los mercados de valores usados para gatillar decisiones siempre favorables a los poderosos, doblegando las naciones a través de endeudamientos, compra de bienes estratégicos, empresas de servicios o de producción, y lo hacen incluso con fondos comunes de inversión de ciudadanos de otros países, quienes encuentran para sus ahorros sustanciosas ganancias financieras.-

Este sin ser exclusivo es uno de los aspectos más destacados del nuevo capitalismo, que sumado a la endiosada libertad de mercado-libre comercio, los ajustes económicos, apertura indiscriminada a las importaciones, la disminución del poder real del salario, desocupación,  el recorte a las políticas de inclusión social y otros aspectos configuran el neoliberalismo. Si a todo esto le sumamos en nuestro país la inflación con depresión y quita de impuestos a los poderosos que lleva el déficit permanente subsanado con más endeudamiento, es el combo perfecto de la crucifixión del pueblo.-

Todo esto es sinónimo de más desigualdad no solo en el mundo sino dentro de los países y dentro de sus regiones, produciéndose notables paradojas como cuando se brega e impulsa el crecimiento económico a tasas chinas y no se modifica la desigualdad, básicamente por la injusta distribución de la riqueza.  Demostrado está que la fuga de capitales (llevar a los paraísos fiscales ganancias o capital logrado en el país para evadir impuestos) profundiza la pobreza y la desigualdad.  Cuando cae el PBI (producto bruto interno) la pobreza y la desigualdad se profundizan (siempre sufren los pobres).

Te puede Interesar  La ANMAT regulará la venta de anteojos de sol

La desigualdad se expresa técnicamente por el llamado Coeficiente de Gini-EPH que va de 0 a 1 cuando más cerca del cero está un país menos desigualdad tiene. La pregunta en éste punto es de que igualdad hablamos, la academia dice que igualdad debe entenderse como igualdad en la distribución del ingreso, luego se acepta la limitación de esta concepción, para el Desarrollo Humano se refiere a la expansión de las capacidades humanas, por lo tanto la idea de igualdad es la igualdad de capacidades. (PNUD-Argentina)

Debemos preguntarnos preocupa la desigualdad? En serio y a quienes preocupa y se ocupa?  Sí debemos afirmar hay una demanda ética en la economía. Mucho tiempo imperó el concepto de que la economía se resolvía técnicamente y a la ética se la ponía en el campo de la religión o la filosofía, se admite, solo hay ética cuando existe el otro ser humano, se lo tiene en cuenta en todas las decisiones, aún más en las económicas que mejoran o aniquilan su condición de vida.-

Finalizo esta introducción a un tema sensible por que se relaciona con la realidad que vivimos los argentinos transcribiendo el punto 54 de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium (2013) sostiene “Algunos todavía defienden las teorías del derrame, que suponen que todo crecimiento económico, favorecido por la libertad de mercado, logra provocar por sí mismo mayor equidad e inclusión social en el mundo. Esta opinión, que jamás ha sido confirmada por los hechos, expresa una confianza  burda e ingenua en la bondad de quienes detentan el poder económico imperante. Mientras tanto, los excluidos siguen esperando”

Sin definir claramente de qué lado está el gobierno, con medidas reales que democraticen y humanicen la economía para favorecer a los trabajadores, productores e incluir a los que menos tienen, los pobres; la desigualdad seguirá reinando mientras la pobreza hace estragos entre los más vulnerables. 

 

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin