Darle valor agregado a la madera, desafío vigente de la industria mueblera en Misiones

La industria forestal es uno de los motores económicos más importantes de la región del Nordeste Argentino. Sólo Misiones tiene el cuarto mayor número de establecimientos productivos del país, apenas detrás de Buenos Aires, CABA y Santa Fe, con 75 dedicados al aserrado y cepillado de madera nativa y 316 establecimientos dedicados al aserrado y cepillado de madera implantada.

Es por eso que, con una producción de tamaña envergadura, nuevos desafíos recaen en la industria mueblera misionera y de la región, que busca posicionarse y crecer, para generar el valor agregado dentro la Provincia y no exportar insumos para importar productos manufacturados de materia prima local. Uno de los primeros pasos fue el Primer Congreso del Mueble de la Provincia, organizado de manera conjunta entre el Ministerio de Industria y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el pasado martes, en el Centro del Conocimiento de Posadas.

El encuentro, que reunió al sector público y al privado, fue un primer vistazo del presente del sector, donde las pymes y empresas presentaron sus inquietudes, desafíos y proyectos, en diálogo con funcionarios, sobre acciones conjuntas a seguir, para el crecimiento del rubro.

“Para nosotros es sumamente importante agregar valor a nuestra madera, tenemos a cientos de carpinteros en toda la provincia que producen de manera artesanal y que hacen muebles a medida. Lo que queremos hacer es ayudarlos a que transformen sus carpinterías y que no dejen de hacer lo que están haciendo, pero que empiecen a ver la posibilidad de fabricar en serie y, a través de la fabricación de estos productos en serie, lograr competir y acceder a otros mercados a los cuales hoy no llegan”, expresó el ministro de Industria, Nicolás Trevisán, en diálogo con Economis.

Misiones cuenta con la materia prima y la capacidad técnica para la producción de muebles y el agregado de valor de la madera que se produce en la provincia. Los carpinteros misioneros gozan de un prestigio que es reconocido en la región, tal como lo manifiesta Sebastián Teza, de Maderas Don José de Virasoro Corrientes.

“Para nuestra carpintería, buscamos a trabajadores misioneros, porque en Corrientes hay poco y no tienen la misma capacitación, acá (en Misiones) están mejor formados y por eso los llevamos para trabajar o para que hagan capacitaciones”, expresó a Economis.

Teza, al igual que otras empresas forestales familiares de la región, se inclinó por darle un valor agregado a sus productos. “Hace unos años, desde el 2010, empezamos con la producción de viviendas de madera para dejar de vender únicamente el producto primario, como ser tablas, machimbre y madera de obra, para empezar a generar valor agregado”, señaló el empresario que se abastece de plantaciones de Misiones y Corrientes, además de una pequeña producción propia.

“La idea es transformar, de a poco, el aserradero en una carpintería, la madera la conseguimos de la zona, el problema es que no contamos en la región con gente capacitada para los trabajos de carpintería, es lo que nos frena a avanzar”, agregó Teza.

Sin embargo, a pesar de contar con mayor cantidad de mano de obra y más preparados, la industria mueblera en Misiones todavía está dando sus primeros pasos, donde gran parte de las fábricas de muebles, son unidades de negocios dentro de aserraderos u otras empresas afines, como es el caso de MAP, que se encuentra en la localidad de 9 de Julio, departamento de Eldorado.

“La industria mueblera en Misiones es muy dinámica, en el cual uno van saliendo distintos modelos de muebles, van cambiando las tendencias, van cambiando los colores y no nos permite adaptarnos muy rápidamente, a diferencia por ahí de lo que es una aserradero, que la gama de productos no es tan amplia y la maquinaria que uno necesita es muy cuantiosa”, analizó Paulo Mattes de MAP.

“Sería muy bueno que nuevos emprendedores arranquen en la actividad, hay demanda sostenida, creciente y tenemos que lograr que el mueble de madera misionero sea un mueble con un sello de calidad, el cual estemos orgullosos, como misioneros, de fabricarlo acá para el resto de la región”, agregó.

Por su parte, Paula Sadanaiowski, representante de Dimadera de Leandro N. Alem, explicó que buscan revertir el proceso productivo tradicional, de importar madera y exportar muebles de otras partes del país. “Nosotros teníamos esa visión de general valor dentro de la provincia, con gente de acá adentro, entonces estamos comprando tierras, buscando los rollos de madera y tenemos el proceso totalmente integrado dentro de nuestra empresa, tenemos una cadena de producción, totalmente integrada. Se termina el producto, se embala y se despacha a todo el país. Estamos haciendo al revés, como corresponde, dando valor a nuestra provincia”.

Dimadera es una de las empresas referentes del rubro, en la Provincia. En la actualidad cuentan con 75 trabajadores y con una capacidad de crecimiento del 25% estimado para el próximo año, por lo que continúan invirtiendo en maquinaria para ampliar la producción. “La idea es seguir incorporando a personal capacitado y buscar la profesionalización de los recursos humanos que tenemos hoy en la empresa”, remarcó.

En el caso de Karu, una empresa familiar que abrió una unidad de negocios dedicado a la fabricación de muebles, con un diferencial marcado en los diseños y uso de materiales, combinando madera con melamina. “Nosotros estamos seguros de que Misiones tiene un gran potencial en la industria mueblera, por eso trabajamos con esta diferenciación, pero usando nuestra madera”, explicó Federico Fachinello, propietario de la empresa.

“Lo que nosotros buscamos es que se que haya una diferenciación. Nosotros sabemos que somos fuertes en la provincia es con la madera, pero entendemos que la melamina también es madera, con lo cual tenemos que empezar a combinar los productos con lo que nosotros somos más fuertes que otras provincias, que son productoras de muebles hace muchísimos años como Santa Fe, Córdoba, que están cerca también encima de los grandes centros de consumo”, agregó y advirtió que, por este motivo, deben apostar por un producto que sea diferencial, que seguramente tendrá un precio diferente, pero es lo que les permitirá competir con las otras empresas.

Acompañamiento estatal

Para sostener el crecimiento de los diferentes sectores productivos es necesario el acompañamiento estatal, que generará las condiciones necesarias para que las diferentes industrias prosperen y, sobre todo, sean generadores de trabajo genuinos y motores de las economías regionales. Líneas de créditos, capacitaciones y gestión de mercados, son algunas de las políticas públicas implementadas en la región por los gobiernos.

En el marco del Congreso del Mueble, el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, destacó la importancia de generar espacios donde los diferentes actores de la industria se reúnen para mostrar sus trabajos y donde los fabricantes pueden encontrarse con colegas, proveedores de bienes y servicios, además de funcionarios, a quienes plantear sus inquietudes.

“Es un desafío, en materia de lo que es la cadena productiva, demostrar todos los productos que podemos hacer en la provincia, pero también nosotros desde el Estado provincial, el de poner en la en la mano de cada uno de nuestros empresarios del área del mueble, todos los elementos que tenemos para seguir fortaleciendo la industria”, remarcó.

En ese sentido, el mandatario provincial explicó que, desde el Estado Provincial, trabajan en el financiamiento de los diferentes sectores de la cadena productiva de la industria, desde los secaderos de madera de algunos aserraderos, hasta el packing y venta final. “Es por eso que, en este congreso, están también organismos y y entidades, que se encargan de del transporte de la venta, como Mercado Libre o Correo Argentino”, advirtió.

Por su parte, la ministra de Industria de la provincia de Corrientes, Mariel Gabur comentó que la industria del mueble ha crecido en los últimos años, con un nivel de diseño y calidad realmente relevante. “El objetivo del Gobierno es industrializar a Corrientes, nosotros somos una de las provincias que tenemos mayor materia prima”.

Gabur explicó que cuentan con alrededor de 570.000 hectáreas de bosques implantados, lo que les da una posibilidad de crecimiento muy amplia. “Obviamente estamos impulsando a todas las empresas para que sigan apostando a darle valor agregado a la madera dentro de la región, para eso tenemos políticas públicas directamente direccionadas a lograr eso con estos objetivos, aplicando el impuesto cero”, anunció.

Con una apuesta fuerte al desarrollo de las economías locales, en Chaco también cuentan con políticas de fomento y acompañamiento de la producción mueblera, como es el caso de Chacú, un programa del Ministerio de Producción, Industria y Empleo de la provincia del Chaco. “Tenemos ya 13 años de gestión y lo que promovemos es el desarrollo del sector de diseño, en todo lo que sea el valor agregado de muebles”, explicó la coordinadora, Maite García.

Muebleros chaqueños del programa Chacú, Veta Noble

El programa propone ingresar, a través de todo lo que tiene que ver con políticas que agreguen valor y sustenten la madera nativa, pero por sobre todas las cosas que se genere un posicionamiento comercial de un producto que estaba hecho muy artesanalmente. “Algunos lugares donde se pueden encontrar estos productos son en Machagai, Resistencia, Corrientes y además estamos en Buenos Aires sobre la avenida Belgrano”, agregó.

A una escala nacional, el INTI trabaja en el acompañamiento de las diferentes áreas productivas, con una mirada federal para la implementación de políticas de real impacto en el sector y estuvieron presentes en el Congreso del Mueble, como organizadores. Rubén Geneyro explicó, en diálogo con Economis que lo que buscan desde el instituto es acompañar a las políticas provinciales con sus capacidades y destacó el trabajo que se realiza desde Misiones.

“En Misiones vemos una política de Estado de trabajo permanente. Estamos en el Parque del Conocimiento haciendo las actividades y vemos el incentivo al desarrollo tecnológico. Es una provincia que tiene una media de jóvenes muy alta, en lo que es el perfil nacional y la idea es acompañar esos procesos”, explicó.

La madera, los recursos y las voluntades institucionales están, para generar un mercado donde todo es ganar. Gana el productor que tiene la posibilidad de un nuevo mercado, gana el trabajador que tiene alternativas laborales y gana el cliente, que puede acceder a productos de buena calidad, a precios accesibles fabricados en la provincia.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE