Beautiful women using a mobile in the Street. Youth concept.

Del Ni Ni al Si Si: la mutación económica y educativa de los jóvenes en Misiones

Fuerte baja de los jóvenes “Ni-Ni” en Misiones, explicada por el salto en la tasa de empleo y con tracción de las mujeres

Compartí esta noticia !

Por Alejandro Pegoraro y Juan Carlos Argüello. A fines de los 90 y principios del nuevo siglo, una extraña palabra comenzó a filtrarse en los medios de comunicación para referirse a los jóvenes. La abreviatura “ni-ni” fue una forma de bautizar a esa supuesta nueva generación, de entre 15 y 24 años, y algunos extendiéndose hasta los 29, que “ni trabaja, ni estudia”, casi en tono de acusación, sin poner en contexto los procesos de exclusión que se iniciaron en la última década del siglo pasado.

En Argentina, casi 3 de cada 10 jóvenes de entre 18 a 24 años no estudia ni trabaja de manera remunerada. Ese número representa al 26,4 por ciento de los jóvenes, a fines de 2021, el último dato disponible. Supuestamente es un problema crónico. Pero en Misiones se está dando una transformación silenciosa que desmiente la generalización.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, los Ni Ni alcanzaban en la Misiones al tercer trimestre de 2022, sólo el 11,3% de los jóvenes entre 15 y 29 años. En el año 2011, la proporción porcentual era del 22,0%. ¿Qué pasó? ¿Cómo mejoró ese indicador clave? Una combinación de acceso a la educación y generación de empleo. Hay más chicos en las secundarias y las universidades, pero también hubo una enorme generación de puestos de trabajo, aún esos primeros empleos alentados por los programas oficiales. McDonald’s y Mostaza tienen un centenar de jóvenes formados en la agencia de empleo posadeña. Son un ejemplo reciente. No son los únicos. 

En Misiones, a partir de un fuerte salto en la tasa de empleo del sector joven, la tasa de los “Ni-Ni” se redujo significativamente en 2022, alcanzado al 12,6% de las personas de entre 15 y 29 años, cuando en el 2020 rondó el 20,6% de las personas de esa franja etaria. 

Evolución de los Ni-Ni en Misiones

La clasificación de los Ni-Ni surge de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH); en este caso, se toma el EPH-Urbano, que es una extensión del operativo continuo EPH 31 Aglomerados Urbanos, a través de la incorporación a la muestra de viviendas particulares pertenecientes a localidades de 2.000 y más habitantes. De esta forma, se puede observar resultados para la provincia entera y no reducido al aglomerado más importante. La EPH-Urbana toma datos de los 3° trimestres de cada año. 

Se clasifica como “Ni-Ni” a una persona que está desocupada y que no asiste a ningún establecimiento educativo y también a aquella persona inactiva que tampoco asiste ni está en un proceso educativo.

Según la EPH-Urbana, en 2019 Misiones presentaba el 18,9% de las personas entre 15 y 29 años bajo la categoría de “Ni-Ni”, con mayor presencia en las mujeres (23,9%) y menor en varones (14,1%). Esta distribución se observa a lo largo de la serie histórica y es común para todas las provincias del país. 

Hacia el 2020, a consecuencia de la pandemia y sus impactos en el mundo laboral, la proporción de Ni-Nis en Misiones se elevó al 20,6% con una suba más importante en las mujeres (26,5%) mientras que en varones creció en un nivel muy inferior (14,2%). Pasada la pandemia y a partir del inicio de un fuerte proceso de recuperación del empleo, los Ni-Ni en Misiones cayeron al 19,6% en 2021, aunque esa mejora estuvo explicada por los varones (bajaron al 12,5%) ya que la proporción en mujeres se mantuvo constante en 26,5%. La pandemia obligó a muchas de ellas a ocuparse de las tareas hogareñas, siendo madres, hermanas o hijas. 

Durante el 2022, el proceso de recuperación del empleo pasó a ser ya de crecimiento genuino y tuvo a la franja joven como una de las principales protagonistas. Esto generó que la tasa de los Ni-Ni cayera de manera contundente al 12,6%, y tanto varones como mujeres tuvieron mejoras. La evolución positiva fue mucho más profunda en las mujeres, que pasaron del 26,5% del 2020 y 2021 al 17,2% en 2022. En varones el indicador cayó del 12,5% de 2021 al 9,1% en 2022. 

Te puede Interesar  Seguridad vial en Posadas: sólo el 50 por ciento de los automovilistas usa cinturón de seguridad

Misiones muestra la menor tasa de Ni-Ni de todo el Norte Grande pero, además, tiene el segundo menor nivel de todo el país, únicamente por debajo de CABA (marcó 7,2% en 2022). 

Comparación de Ni-Ni entre las provincias del NEA

En los últimos años, Misiones mostró sistemáticamente niveles inferiores de jóvenes Ni-Ni respecto a otras provincias del NEA. En 2019, el 18,9% de Misiones se ubicó por debajo del 19,2% de Corrientes y el 23,5% de Formosa (Chaco no cuenta con datos para este año). A nivel nacional, ese año la marca fue del 20%.

En 2020, Misiones repite posición y su 20,6% fue inferior al 24,9% de Chaco; 22,4% de Corrientes y 25,6% de Formosa; también quedó por debajo del nivel nacional (22,6%). En 2021, el 19,6% registrado por Misiones quedó por debajo del 26,5% de Chaco, 19,8% de Corrientes y 29,8% de Formosa, aunque estuvo por encima del 17,9% del nivel nacional que mostró importante mejora. 

Finalmente, en el año 2022, todas las provincias de la región mostraron mejoras pero en Misiones fue más contundente y le permitió conservar su posición. El 12,6% quedó muy por debajo del 29,2% de Formosa, 22,4% de Chaco y 17,3% de Corrientes; además, volvió a ubicarse por debajo del total nacional que marcó ese año 17,7%.

Razones de la fuerte baja de los Ni-Ni en Misiones

La trayectoria educativa es fundamental en este indicador pero también lo es el empleo y las posibilidades de inserción en el mercado laboral de los jóvenes.

La pandemia profundizó un problema acuciante del sistema educativo y obligó a agudizar el ingenio para encontrar la solución. Y después de un año que obligaba al pesimismo, los resultados son sorprendentemente alentadores: hay más chicos cursando la escuela secundaria y en el trayecto, hay mejores indicadores de aprendizaje. “Obviamente que todo es multicausal, pero creo que la mejora obedece a una política pública dirigida a la juventud. Esa es la primera respuesta. Una escuela secundaria activa que escuche y tome en cuenta la opinión de los estudiantes y que revisó y mejoró sus estrategias de aprendizaje con metodologías activas (Flipped, ABP, acento en STEM, etc) dentro del sistema. Fuera del sistema hay ofertas atractivas como robótica, e-games y posibilidad cierta de formación y trabajo en la economía del conocimiento”, señaló el ministro de Educación, Miguel Sedoff.

Los datos oficiales revelan que hay más alumnos activos, en la secundaria y en el nivel superior. Sólo en Posadas, en relación al año pasado creció un 15% con un total de ingresantes a carreras de grado. Hay más de 12 mil alumnos en las diferentes instituciones. Posadas hoy cuenta con más de 235 carreras superiores entre universitarias y de educación superior. La capital se convirtió en  una real ciudad universitaria con seis casas de estudio, 51 instituciones de educación superior y más de 235 carreras, a donde asisten unos 35.000 estudiantes. Solo la Universidad Nacional de Misiones tiene este año 8.068 inscriptos, contra 7.390 del año pasado. En Misiones hay cerca de 41.500 estudiantes universitarios, un universo más numeroso que la población de 70 municipios. 

En la secundaria hay una expansión de la mano de mayor oferta educativa, sobre todo en los pueblos más pequeños. En 2011 había 83.648 estudiantes en el sistema medio. Una década después, 99.362 estudiantes, con un crecimiento de 18,79 por ciento. En el sistema superior no universitario, cursaban 19.060 jóvenes en 2011. Una década después, 30.285. La población misionera en ese mismo período creció  15,6 por ciento.   

Te puede Interesar  El Salto Encantado invita a una noche de paseo y gastronomía misionera

El empleo es otro elemento clave para la baja de los Ni Ni. En 2022, los misioneros de entre 15 y 29 años marcaron un récord tanto en tasa de actividad (52,6%) como de Empleo (48,4%). En el primer caso, creció 7,6 puntos porcentuales en relación al 2021; en el segundo, la mejora fue fenomenal: la tasa de empleo se incrementó 9,8 puntos porcentuales anual. Esto permitió, a su vez, que la tasa de desocupación de esta franja etaria cayera 6,3 puntos porcentuales para ubicarse en 8%.

En este punto, las mujeres fueron protagonistas: su tasa de actividad creció 9,1 puntos porcentuales (contra +5,9 p.p en varones) y la de Empleo se incrementó en 10,8 p.p (fue +8,6 p.p en varones). Con estas mejoras, la tasa de desocupación también mejoró en mayor nivel, cayendo 6,9 p.p (en varones fue -6,0 p.p).

En comparación con el resto de las provincias del NEA, las mujeres misioneras tuvieron la mejor performance en la región: la tasa de empleo de ese género en la franja etaria especificada creció 0,1 p.p en el Chaco, 1,0 p.p en Corrientes y 4,6 p.p en Formosa.

“Esta importante reducción del porcentaje de jóvenes popularmente  denominados NI NI, que ha  llevado dicho índice a la mitad en un período de once años, no ha  sido casual. Refleja el resultado de una política sostenida desde el Estado para propiciar la capacitación y el empleo joven. Aquellos que no estudian ni trabajan por lo general  carecen de motivación y de oportunidades. La gestión de la Renovación ha tomado a los jóvenes como objetivo central de las políticas educativas y laborales. Era imperioso hacerlo, teniendo en cuenta la altísima población joven de nuestra Provincia y la necesidad de estimular su participación en el crecimiento de la economía misionera. Los jóvenes demandan claramente dos cosas:  capacitación y acceso al conocimiento y oportunidades de insertarse en el mercado laboral”, aseguró la ministra de Trabajo, Silvana Giménez.

Para Giménez, “la Economía del Conocimiento es vital para el mundo, como lo viene señalando desde hace años el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Rovira. El objetivo es que Misiones lidere el acceso al conocimiento y a las nuevas tecnologías por  parte de nuestros jóvenes. La Escuela de Robótica, la Escuela de  Innovación, las aulas Makers, el  Polo Tic, Silicon Misiones han consolidado  fuertemente este rumbo. Hoy tenemos a miles de jóvenes  capacitados por el Estado y por las empresas que han invertido en la Provincia y que en el caso de Silicon Misiones han encontrado no  sólo un espacio para trabajar y desarrollarse, sino que también  disponen de una gran cantidad de jóvenes que han recibido la capacitación necesaria para poder trabajar. Otro aspecto importante  es que la tecnología no se quedó circunscripta a las ciudades: el  Agro misionero, las chacras, están recibiendo recursos tecnológicos  que logran no solamente el mejoramiento productivo sino que  retienen a los jóvenes en sus lugares de nacimiento, evitan el éxodo  a los centros urbanos y esos mismos jóvenes contribuyen al  desarrollo de las comunidades a las que pertenecen”. “Y hay también una mirada desde la Renovación que va más allá:  los jóvenes han sido convocados a involucrarse directamente en los  espacios institucionales de decisión. Participan activamente de la  vida política, ocupan lugares de poder y saben que pueden  contribuir efectivamente a mejorar la realidad en que viven. Se  convierten en actores principales y son referentes e inspiración para  otros jóvenes que saben que las oportunidades son concretas y no  meramente declamativas. Del NI NI se pasa al SI SI: sí quiero  estudiar, sí quiero trabajar”, remarca Giménez.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin