Desde el CUCAIMIS explican cómo funciona la Ley Justina y destacan la importancia de la donación de órganos

“La donación es, en muchos casos, el único recurso para recuperar la salud”

Compartí esta noticia !

Luis Esquivel, director del Centro Único Coordinador de Ablaciones e Implantes de Misiones (CUCAIMIS), frente al caso de un padre que se opone a la ablación de los órganos de su hija en Oberá, comentó la importancia de entender la donación de órganos como elemento esencial para salvar vidas. Asimismo, explicó qué es la Ley Justina y cuál fue el impacto que tuvo en estas cuestiones.

Luis Esquivel, se refirió en entrevista con Open 101.7 a lo sucedido este martes en el hospital Samic de Oberá, donde una enfermera  que tenía muerte cerebral, Nidia C., falleció de un paro cardíaco, y sus familiares se negaron a la ablación e incluso denunciaron a los médicos por mala praxis.

Al respecto, Esquivel explicó que es entendible la oposición de la familia, ya que ante un fallecimiento hay diferentes etapas del duelo. “Es difícil aceptar la muerte. Primero, las personas piensan que no puede ser. Después viene el odio”. 

Sin embargo, Esquivel indicó que “si hay un buen acompañamiento, la familia encuentra cierto consuelo y el duelo pasa rápido”. En ese sentido, destacó que los hospitales de Oberá, Posadas y Eldorado tienen nivel de excelencia y están preparados para acompañar el duelo de las familias.

El titular de CUCAIMIS comentó que los procesos de ablación son rápidos porque comienzan antes de certificar el fallecimiento en terapia intensiva. “Eso da tiempo de alertar a la familia que podría haber un desenlace irreversible. A partir del diagnóstico de muerte encefálica, ya no hay nada que esperar”.

“Estar a favor de la donación de órganos significa que si un día un familiar o uno mismo necesitara un órgano, es posible que lo tengamos porque la gente comprendió que la donación es, en muchos casos, el único recurso para recuperar la salud”, consideró Esquivel.

Te puede Interesar  Productores tabacaleros conocieron Cataratas

Recordó que está vigente la ley nacional de trasplante de órganos, tejidos y células (N° 27.447) es más comúnmente llamada Ley Justina. Esta normativa, promulgada el 27 de julio de 2018, regula las actividades vinculadas a la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano en nuestro país.

Destacó la importancia de informar a la sociedad sobre el funcionamiento de la ley Justina y agradeció la oportunidad de aclarar malentendidos y promover el conocimiento de la ley. “Vemos casos donde el obstáculo es la desinformación, incluso desinformación respecto a la ley. Se supone que todo ciudadano debe conocer la ley y si por supuesto no está interiorizado de parámetros de cualquier ley, tiene la libertad y la opción de consultar qué dice la ley. Pero en realidad no se hace esto por ley, precisamente, sino para salvar vidas o para proteger la vida de muchas personas”.

Indicó que la “Ley Justina” convierte a toda persona mayor de 18 años en donante, en honor a Justina Lo Cane, la niña de 12 años que falleció a la espera de un trasplante de corazón. La nueva disposición reemplazó a la Ley 24.193 de Trasplante de Órganos y Tejidos, que establecía la consulta obligatoria a un familiar de la persona fallecida para confirmar o rechazar la decisión tomada en vida de convertirse o no en donante.

Por otro lado, señaló que hay un cambio de paradigma para que INCUCAI y sus jurisdicciones como CUCAIMIS, no tengan intervención protagónica en esos procesos, sino que sean comandados desde el mismo hospital. “En Posadas y Eldorado, por ejemplo, ya tienen su propia unidad de procuración. Oberá está en proceso. Sin embargo, el año pasado fue el hospital que más procuró órganos en la provincia”.

Te puede Interesar  Declaran ilegal medidas de fuerza de trabajadores del pediátrico

El caso

El pasado 4 de agosto, Nidia C. (34) fue al Samic de Oberá a atenderse por dolores de cabeza. El 31 del mismo mes, se descompensó y debió ser internada. Al otro día, recibió el alta pero un día después, el sábado 2, tuvo una parálisis en la mitad del cuerpo y fue internada en la UTI con asistencia respiratoria mecánica. El último lunes, se le diagnosticó un ACV por presencia de dos coágulos de sangre en el cerebro y muerte cerebral. Entonces, se activó el protocolo del Incucai, pero la familia se opuso.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin