Destituyeron a la presidenta de Corea del Sur Park Geun-Hye por corrupción

El Tribunal Constitucional de Corea del Sur destituyó el viernes 10/03 del cargo a la presidenta Park Geun-hye por un escándalo de corrupción que involucra a grandes firmas del país tales como Samsung, una decisión que generó protestas de sus seguidores que se saldaron con dos fallecidos. Park se convirtió en la primera líder surcoreana elegida democráticamente que es destituida, tras meses de parálisis y confusión.

Su destitución se produce en medio de una creciente tensión con Corea del Norte y China, y el escándalo de corrupción también llevó a la cárcel al jefe del conglomerado Samsung. Después de conocerse la decisión, cientos de partidarios de Park fuera de la corte trataron de atravesar las barricadas de la policía y dos de ellos murieron, informó la fuerza policial.

El Tribunal Constitucional de Corea del Sur removió del cargo a la presidenta Park Geun-hye el viernes 10/03 por un escándalo de corrupción que involucra a grandes firmas del país, una decisión que generó las protestas de sus seguidores donde murieron dos personas.

La fiscalía del país asiático considera a Park cómplice en el caso “Rasputina”, apodo que recibió su amiga Choi Soon-sil, de 60 años, que está acusada de aprovechar su amistad con Park para intervenir en asuntos de Estado pese a no ostentar ningún cargo público, y de articular una trama para extorsionar a empresas y lograr que donen grandes sumas de dinero a varias fundaciones para apropiarse de parte de los fondos.

Con la destitución, Park, a la que la fiscalía considera sospechosa en el caso, queda despojada de su inmunidad y Corea del Sur está obligada a celebrar elecciones presidenciales en un plazo inferior a 60 días, según despacho de EFE.

Aunque no consideró que fuera motivo para su destitución, la máxima instancia judicial del país creyó probado que Park desatendió sus obligaciones como jefa de Estado durante el hundimiento en abril de 2014 del ferri Sewol que dejó más de 300 muertos, la mayoría estudiantes de secundaria.

La decisión del Constitucional, fue retransmitida en directo por todas las televisiones y radios del país, se hizo pública en un ambiente marcado por el fuerte dispositivo de seguridad activado en Seúl para evitar encontronazos entre los seguidores y los detractores de Park Geun-hye.

Además, unos 21.600 agentes acordonaron la máxima instancia judicial surcoreana, la Casa Azul y otras dependencias gubernamentales en pleno centro de la capital, con motivo de las manifestaciones a favor y en contra de Park convocadas durante la jornada.

Park se convirtió en la primera líder surcoreana elegida democráticamente que es destituida, lo que culmina meses de parálisis y confusión. Su destitución viene en medio de una tensión creciente con Corea del Norte y China, y el escándalo de corrupción también llevó a la cárcel al jefe del conglomerado Samsung.

Después de conocerse la decisión, cientos de partidarios de Park fuera del tribunal trataron de atravesar las barricadas de la policía y 2 de ellos murieron, informó la fuerza policial.

Uno de los fallecidos es un hombre de 72 años que murió de camino al hospital a causa de heridas que sufrió en la cabeza, según notificaron las fuerzas de seguridad. El segundo fallecido es un varón de 60 años al que los servicios sanitarios encontraron inconsciente cerca de la Corte.

Lee Jung-mi, la presidenta en funciones del tribunal, dijo que Park violó la Constitución y la ley “durante todo su mandato”, y a pesar de las objeciones del Parlamento y la prensa, ocultó la verdad y reprimió a los críticos. “La remoción (…) del cargo es abrumadoramente para el beneficio de la protección de la Constitución (…) Removimos a la presidenta Park Geun-hye del cargo”, dijo Lee a la audiencia.

Park, quien no apareció en el tribunal el viernes, negó las acusaciones en su contra. La decisión de ratificar la votación del Parlamento del 9 de diciembre para someter a Park a un juicio político representa una dramática caída en desgracia de la primera mujer presidente de Corea del Sur y la hija del dictador militar de la Guerra Fría Park Chung-hee. Ambos padres de Park fueron asesinados.

Park, de 65 años, ya no tiene inmunidad como mandataria y ahora podría enfrentar cargos criminales por soborno, extorsión y abuso de poder en relación con las acusaciones de haber conspirado junto a su amiga Choi Soon-sil.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password