Dólar o plazos fijos: ¿Cuál es la mejor inversión para mayo?

El mercado ya descuenta una suba de tasas. Pese a que los analistas aseguran que no logrará compensar la inflación, los pequeños ahorristas ya se encuentran analizando cuál es la mejor opción: renovar o cambiar de estrategia.

El mercado ya descuenta una nueva suba de tasas. Pese a que los analistas aseguran que no logrará compensar la inflación, los pequeños ahorristas ya se encuentran analizando cuál es la mejor opción: renovar o cambiar de estrategia y comprar dólar.

En lo que va del año, el Banco Central ya implementó cuatro suba de tasas. La última actualización fue el pasado el 13 de abril con un retoque de 250 puntos básicos que fijó el nuevo piso de plazos fijos a 30 días en un 46% anual, lo que representa un rendimiento del 57,1% de tasa efectiva anual (TEA). Después de que se conociera el dato de inflación de marzo y a medida que se sabe que el IPC se mantendrá por encima del 4% para mayo y junio, los ahorristas comienzan a analizar la mejor opción para proteger sus ahorros.

En principio, el mercado ya descuenta una suba de tasas para el mes de mayo. Con la aceleración de la inflación y el repunte que tuvieron los dólares paralelos la semana pasada, la apuesta del Banco Central es alentar las inversiones en pesos para evitar que se pasen al dólar. Un reciente informe de la Consultora LCG sostuvo: “El ejecutivo insiste en esperar hasta mayo para ver una mejora en el índice de inflación.

Sin embargo el tipo de cambio moviéndose a un ritmo más acelerado, la velocidad con la que se incorpora el componente inercial y el aumento de tarifas hace pensar que la inflación no perforará el piso del 5% en los próximos meses. Así, las tasas de interés tendrán que ir aumentando”. Vale recordar que el Banco Central se encuentra atado de pies y manos al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional en donde se fija la meta de tener una tasa de interés real positiva. Es por eso que mientras esté en tasas negativas, el ahorro en pesos todavía no logra conquistar lo suficiente.

Hoy la ecuación que los ahorristas deberán tener en cuenta es que el dólar vs el peso pierde 3,37% mientras que los plazos fijos vs inflación pierden el 3%. Pero una nueva suba de tasas puede cambiar la ecuación.

Opciones para mayo

Plazos fijos tradicionales: con las tasas actuales quien deposite $20.000 obtendrá $20,756 en un mes, lo cual está rindiendo en torno al 3,78% muy por debajo de la inflación. Si las tasas actuales se mantuvieran y el ahorrista reinvirtiera siempre todo lo que cobra cada 30 días -capital más intereses-, el cálculo arroja que dentro de un año obtendría un monto en pesos 57,07% mayor. Si puso $ 10.000, terminaría con más de $ 15.700 a los 365 días. Una nueva suba de tasas en mayo, le daría un mayor espacio al ahorrista conservador que prefiere no “blindar” su dinero por más de 30 días.

Plazos fijos UVA: con la aceleración de la inflación, resulta evidente que es la mejor opción. El plazo mínimo de esta inversión son 90 días. Pero lo atractivo de los UVA es que logra compensar las subas de precios del trimestre y que la plata no pierda su poder de compra ya que el rendimiento siempre es un “poco más” que la inflación. Sin importar cuánto sea el índice de inflación, siempre será una mejor opción mientras la inflación siga deteriorando los salarios. La opción más atractiva es la precancelable ya que los bancos deberán compensar la inflación del trimestre y se le aplica una tasa adicional de al menos 1% anual.

Dólar: el Banco Central viene acelerando la devaluación sin embargo los instrumentos ajustados por CER parecen ser la mejor opción hasta el momento. Para evitar que el tipo de cambio se atrase en correlación con el resto de los precios de la economía, lo más probable es que el Banco Central busque alinear el tipo de cambio a la inflación. Nuevas – y viejas- inquietudes del mercado le van a poner presión al dólar que se mantuvo quieto por más de un mes: en primer lugar, la deficiencia del Banco Central para acumular reservas comienza a sembrar las dudas del cumplimiento de metas con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En segundo lugar, la aceleración de la inflación comienza a generar un clima de incertidumbre lo que hace que los ahorristas busquen refugiarse en el dólar pensando que con la aceleración de precios, el dólar también subirá. Si bien el objetivo del Banco Central es no retroalimentar la inflación con mayor devaluación, lo cierto es que el mercado paralelo podrá hacer su parte en los próximos meses ante tanto las expectativas no mejoren.

Fuente: Ámbito.com

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password