El aeropuerto de Iguazú tiene nuevos equipos de observación meteorológica para dar seguridad a los vuelos

La Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA) puso en servicio dos nuevos Sistemas Automáticos de Observación Meteorológica (AWOS) en los aeropuertos de Bahía Blanca y Puerto Iguazú, que mejorarán la previsibilidad de las operaciones y la conectividad de ambas estaciones aéreas posibilitando menos cancelaciones y demoras.

Los nuevos sistemas fueron instalados en los aeropuertos Comandante Espora, de Bahía Blanca, y Mayor Carlos Eduardo Krause, de Puerto Iguazú, informó EANA en un comunicado.

Esta tecnología de última generación transmite de manera automática datos de alta precisión de las condiciones meteorológicas del momento y aporta significativas mejoras en la previsibilidad de las operaciones aéreas. Su instalación y puesta en servicio se realizó con las autorizaciones correspondientes de la Administración Nacional de Aviación Civil, y con la homologación de su funcionamiento por parte del Servicio Meteorológico Nacional.

Los nuevos sistemas AWOS, puestos en servicio en el marco del Plan de Modernización del Transporte que lleva adelante y respalda el Ministerio de Transporte de la Nación, permitirán contar con datos más precisos para la toma de decisiones y mantener la operación aún con menor visibilidad que la necesaria hasta ahora.

De esta manera, se reducen las cancelaciones y retrasos de vuelos por condiciones meteorológicas.

Esto se logra porque un AWOS consta de múltiples sensores que registran de manera constante datos de visibilidad alrededor de las cabeceras de la pista, lo que permite aportar en tiempo real información sobre el alcance visual en esos lugares, un valor de suma importancia, ya que es justamente la visual que tiene una tripulación desde su cabina.

A su vez, genera datos sobre la altura de la base de las nubes, nivel de precipitación, dirección y velocidad del viento, temperatura y presión atmosférica, entre otros parámetros meteorológicos relevantes.

Además, los nuevos equipos cuentan con un sensor que reconoce las condiciones del viento en la cabecera opuesta a la empleada para los aterrizajes instrumentales. Este cúmulo de datos, precisos e instantáneos, optimiza la toma de decisiones y la seguridad operacional, tanto del personal de los servicios de navegación aérea y de meteorología, como de las empresas aéreas que operan en ambos aeropuertos.

Como resultado de esta modernización y robustecimiento de la infraestructura tecnológica por parte de EANA, se prevén menos desvíos y cancelaciones de vuelos, lográndose así una mayor disponibilidad del servicio de los aeropuertos de Iguazú y Bahía Banca con beneficios en la conectividad, no sólo en cada uno, sino también en toda su región circundante, informó la empresa.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password