El cachorro que no brilla

En las últimas horas se conoció una declaración política que rompe los moldes de los acuerdos y reabre un nuevo clima electoral en la provincia para octubre 2017. El Delegado de Migraciones y dirigente del PRO Juan Manuel Holz ha pateado el tablero político con sus aspiraciones a competir por una banca en el Senado de la Nación.
 
Muchos son los rumores políticos que dejan al descubierto una interna fuerte dentro de Cambiemos Misiones, realidad que no es propia de estos horizontes, sino de una particularidad que se replica en distintas distritos provinciales. Se cierra una idea y luego hay que plasmarla en el territorio, con los dirigentes, con las porciones de poder que cada espacio demanda; ahí es donde se producen las posibles rupturas y donde pocos se sienten cómodos para actuar.  
 
Martín Arjol, Alex Ziegler, Luis Pastori y ahora, Juan Manuel Holz, son algunos de los dirigentes políticos que tienen serias aspiraciones a ocupar lugares expectantes en las listas de Cambiemos. Pero hay un problemita a mitad de camino, los “acuerdos” en los escritorios y con los números de los focus groups no dejan lugar al margen de error.
 
Este escenario es propio de un clima electoral que no está ajeno a la actualidad provincial o nacional, sin embargo, la dificultad que se percibe en el entramado social refleja un descontento social generalizado. Esto significa que mientras los dirigentes políticos compiten por los lugares, por los cargos, por los espacios por conquistar o con sus adversarios de la vereda de enfrente, la gente queda en el medio y la historia reciente ya ha comprobado que a la sociedad le produce rechazo al ver sangrar la política mientras hay cuestiones básicas que aún están por resolver.
 
En la actualidad de la contienda electoral siempre surgen más preguntas que certezas: ¿será posible que Cambiemos juegue otra estrategia en la provincia?, ¿Holz se va de Migraciones por la interna partidaria o por mal desempeño?, ¿Del otro lado de la calle aguantarán las presiones electorales?
 
Ahora sí develaremos el misterio del título, todos los caminos conducen a Roma y en esta opinión todos los caminos conducen al nombre Humberto, que significa “el brillo del cachorro”. Para este caso en particular, observamos que no brilla como muchos quisieran.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password