El candidato del maíz transgénico, rechazado en su propio pueblo

Walter Kunz, el impulsor del plan Maizar en Misiones, era también candidato a intendente de Montecarlo. Las propuestas del entusiasta del maíz transgénico fueron, sin embargo, despreciadas por el pueblo, que ratificó a Jorge Lovato por amplia diferencia. Solo el alcalde obtuvo cerca de 5.400 votos, lejos de los 900 y pocos de Kunz, delegado nacional de Cambiemos en Agricultura Familiar.

Walter Kunz, director nacional de Programas de Desarrollo Regional de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria, fue uno de los oradores, hace pocos días, de un panel en el congreso Maizar, sobre La nueva frontera del maíz, en la que ubicó a Misiones.

“Para ampliar el desarrollo en esta provincia es necesario modificar la matriz agroindustrial, y la base de esa modificación está en el maíz”, dijo Kunz.

El funcionario describió el proyecto que se apoya en un convenio entre Agroindustria y Maizar, con la participación de técnicos de la Subsecretaría de Agricultura Familiar y de CREA. “Tiene un enfoque especialmente dirigido a los agricultores familiares, pero va mucho más allá, replicando el modelo de producción integrada desarrollado en el estado brasileño de Santa Catarina”, explicó.

 

El objetivo de la Nación es sembrar entre 125.000 y 250.000 hectáreas de este transgénicos en Misiones para producir 1.000.000 de toneladas en una década y abastecer una demanda brasileña de “160 camiones del cereal, equivalente a 4800 toneladas diarias”. El objetivo de máxima equivale a un quinto de las 1.264.000 hectáreas de superficie agraria y a casi la totalidad de que queda disponible para sembrar, ya que la Provincia tiene otras 417 mil hectáreas forestales, según los últimos datos oficiales, un millón de hectáreas de monte y el resto, zonas urbanas. Hasta 2015, Misiones tenía solo 30 mil hectáreas cultivadas de maíz, pero ya estaba al límite de la ampliación de espacio productivo.

La propia secretaría de Agricultura Familiar delegación Misiones admitió el miércoles que “no hay estudio de impacto ambiental por el cambio de uso de esa tierra ni por el glifosato que se va a utilizar (2.5 millones de litros en 250.000 ha en promedio). Sin embargo, asegura que para sembrar esa cantidad de hectáreas, se utilizarán parte de las 400.000 hectáreas de capuera que “hoy están improductivas y lotes de té abandonados”. También promete “tener en cuenta el resguardo de variedades de maíces criollos que se siembran” en Misiones.
Otro detalle:  la Legislatura provincial aprobó la ley que prohíbe el uso del glifosato, sus componentes y afines, en los ejidos urbanos del territorio provincial; comunidades de pueblos originarios; establecimientos educativos y sanitarios cualquiera sea su denominación o rango; Reservas Naturales de cualquier tipo y denominación ya sean nacionales, provinciales, municipales o privadas; centros turísticos; cursos de agua dulce que proveen para consumo humano o su utilización para la producción agrícola ganadera.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password