“El espíritu de Marta Schwarz está vivo en la labor de cada una de ustedes”, remarcó Arce

Mujeres trabajadoras de la salud fueron distinguidas con el premio Marta Teodora Schwarz “El Ángel de la Selva” con la presencia del Vicegobernador Carlos Arce, autoridades provinciales, municipales y representantes de la comunidad.

Mujeres de distintos puntos de la provincia, que dedican sus vidas al servicio de la salud de los misioneros y misioneras, fueron homenajeadas este lunes 27 con el premio “Ángel de la Selva”.

La Sala Eva Perón del Parque del Conocimiento de Posadas, fue el recinto ceremonial donde estas mujeres profesionales, que  se dedican a trabajar por y para la salud, recibieron este merecido reconocimiento que, año tras año premia elcompromiso, la responsabilidad, la humanidad y el esfuerzo.

 El acto de entrega contó con la presencia del vicegobernador, Carlos Arce; el ministro de Salud, Oscar Alarcón; la presidenta del Parque del Conocimiento, Claudia Gauto; el presidente de la Comisión de Salud y Seguridad Social, Martín Cesino; y el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Hugo Mario Passalacqua; y el intendente de la ciudad de Posadas, Leonardo Stelatto.

Durante la apertura, el vicegobernador destacó la labor de las más de 30 mujeres homenajeadas y, a través de la historia Gerónima Librada Benítez -Promotora de Salud del SAMIC Eldorado-, quien asegura que, “trabajar en el Sistema de Salud, le devolvió la vida”, resaltó la importante labor de cada una de ellas como “un orgullo para todo el gobierno provincial” El premio Marta Teodora Schwarz, fue instaurado por la Comisión de Salud y Seguridad Social de la Cámara de Diputados de la provincia,  en el marco del Día Internacional de la Acción por la Salud de la Mujer, que se conmemora el 28 de mayo de cada año; buscando reconocer y homenajear a todas aquellas mujeres misioneras que, en distintos puntos de la provincia, trabajan para mejorar el servicio de salud en la sociedad.

Marta Teodora Schwarz nació el 8 de marzo de 1915 en Buenos Aires. Fue la primera y única mujer médica subsecretaria de Salud, y más tarde ministra de Salud Pública de la provincia de Misiones. Luego de ese cargo se dedicó de lleno a la dirección del Hospital de Puerto Iguazú, que hoy lleva su nombre.
 
Cuando dejó la función pública, atendió a turno completo en su consultorio y fundó una asociación civil que lleva su nombre y que sustenta una guardería para niños de escasos recursos. Esto le valió el apodo de “el Ángel de la frontera” primero, y más tarde, “el Ángel de la selva”. Murió el 29 de marzo de 2005, a los 90 años.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password