El impacto del turismo sobre la economía vuelve a niveles pre-covid

Compartí esta noticia !

Por Jorge Day, Fundación Mediterránea. En los primeros cinco meses de 2023, hay mayor movimiento de turistas en el país, con precios de estos servicios que han aumentado por encima de la inflación. Hubo menos turistas nacionales en el país, pero esto fue más que compensado por un mayor número de extranjeros

  • Luego de la crisis turística por la pandemia, en 2022 hubo una fuerte recuperación, básicamente local. ¿Las razones?: mayor movilidad interna post Covid, pero continuaban las limitaciones para viajar al exterior, lo que tampoco permitía la llegada masiva de extranjeros. Además, se sumó el impulso generado por el Previaje de inicios de 2022
  • En cambio, en 2023 se eliminaron las restricciones para viajar al exterior, lo cual generó más turismo internacional emisivo (argentinos viajando al exterior y restando en el país) y receptivo (extranjeros al país). Los destinos más elegidos por los visitantes de otros países se destacaron en la estadística. A fin de mayo de este año, volvió el Previaje (versión 4), lo cual tendría impacto en el turismo nacional.
  • De nuestro análisis, los factores más relevantes a nivel macro han sido la movilidad post covid (primero interna, y luego externa), el Previaje, el número de vuelos (especialmente internacionales) y el tipo de cambio.
  • Actualmente, la movilidad ya no enfrenta restricciones. Por lo cual, pensando en el futuro, son relevantes los otros factores. Es posible que un próximo gobierno permita la llegada de nuevas aerolíneas y otro punto clave reside en las características que tendrá el régimen cambiario con vigencia desde el 10 de diciembre. Hay dudas acerca de la posibilidad de implementar una unificación cambiaria en lo inmediato, pero sí mayor probabilidad de un sistema menos distorsivo
  • Si se logra una economía más estable, el dólar oficial puede ser más caro en términos de pesos, pero el blue, el MEP y el CCL más baratos, medidos en pesos constantes. En este sentido, podría desalentarse en parte el turismo extranjero receptivo, pero habría que ver qué ocurre con el turismo emisivo. En ese escenario, las políticas públicas deberían alentar el flujo turístico en temporada baja y también una mayor conectividad interna y externa con sentido federal, sin necesariamente pasar por Ezeiza o Aeroparque, para el caso de los vuelos.
  • Existe una impresión de que actualmente viajan más argentinos al exterior (llamativo, dado el alto valor del dólar Qatar), y también sorprende el mayor número de turistas extranjeros que visitan nuestro país (aprovechando un dólar más conveniente para ellos).
  • La idea es observar los datos para saber si realmente están ocurriendo ambos fenómenos (más turismo emisivo y receptivo) y en qué magnitud, y determinar el impacto en las distintas economías regionales.
  • Como punto de partida, se tomará como referencia el número de turistas que se alojan en hoteles, sabiendo que ellos tienen también otras opciones (por ej., alquilar departamentos). En los primeros de cinco meses, ese número se ha incrementado un 10% interanual. Además, en ese mismo periodo, el índice de precios en hoteles y restaurantes se ha incrementado por encima de la inflación. Señal de mayor demanda.
  • Un factor clave es la mayor movilidad externa post pandemia, que implica más extranjeros que visitan el país.
  • Desagregando por nacionalidad, un punto llamativo es que ha disminuido la cantidad de turistas nacionales que se alojaban en hoteles en el país, pero que se ha visto más que compensado con un incremento importante en la llegada de extranjeros.
  • La menor afluencia de turistas nacionales está asociado al mayor turismo emisivo (viajan a otros países) y la ausencia del Previaje (programa que subsidia al sector) durante la primera parte del año. La versión 4 de este programa se aplicó a fines de mayo de este año. Eso explicaría una recuperación del turismo nacional a partir de ese mes, y quizá también en los próximos meses.
Te puede Interesar  Empresarios insisten en que la suba de combustibles profundiza las asimetrías con Paraguay

Por otro lado, el mayor número de turistas extranjeros está vinculado a dos motivos:
las menores restricciones post-pandemia para viajar y un dólar más caro pagando con
tarjeta (medida que se tomó a final del año pasado).
En términos monetarios, la salida neta de dólares por turismo ha tenido sus variaciones.
Hasta mediados de 2022, venía incrementándose esa salida (mayor turismo emisivo).
Posteriormente se incrementó el porcentaje que se paga a cuenta del impuesto a las
ganancias (pasó de 35% a 45%), y luego apareció el dólar Qatar (que es el doble del tipo
de cambio oficial, cuando se paga más de usd 300 por mes y por tarjeta). Ese dólar más
caro para argentinos que viajan al exterior redujo la salida de dólares.
Por otra parte, los turistas extranjeros venían utilizando el dólar blue (cuevas). A fin del año
pasado, pueden pagar con tarjeta a un dólar financiero (MEP), mejor para ellos, lo cual se
tradujo en un incremento en el ingreso de dólares por esta vía.

Mismo análisis comparando con la situación previa a la pandemia
El número de turistas nacionales es similar al de 2019 (que resultó menor a 2018, luego de padecer una caída de su poder de compra debido a la devaluación). También es inferior el turismo emisivo, explicado por un dólar más caro (Qatar). El menor turismo emisivo implicó una menor salida de dólares por este motivo (se redujo a la mitad) en comparación a 2019.

En cuanto a los extranjeros, también es menor el número de los que se alojaron en hoteles, en parte explicado por el menor número de vuelos internacionales.

Impactos en regiones
Como se mencionó anteriormente, durante 2023 hubo menos turistas nacionales, y mucho más extranjeros. En este sentido, regionalmente debiera haberse favorecido aquellas provincias que reciben mayor porcentaje de turistas de otros países.
Entre las provincias que reciben mayor porcentaje de extranjeros, se puede mencionar, por un lado, la Ciudad de Buenos Aires, y por otro lado está un grupo integrado por Mendoza, Misiones (Iguazú), Río Negro (Bariloche), Salta, Santa Cruz (El Calafate) y Tierra del Fuego.1 Los datos muestran que este grupo de estas provincias fue el que tuvo mayor incremento de turistas en los primeros cinco meses de 2023.

Desagregado por nacionalidad de los visitantes hoteleros, en esas provincias disminuyó el número de turistas nacionales, pero fue más que compensado con la llegada de visitantes extranjeros.

Te puede Interesar  Ofrecerán formación profesional en gastronomía regional orientada al turismo

Desagregando ahora por provincias (considerando sólo las más turísticas), entre las intensivas en extranjeros, hay dos grupos. En ambos recibieron más extranjeros, pero en algunas hubo más turismo nacional (Salta, Misiones, Santa Cruz, Caba), mientras que en otras disminuyó ese turismo (Tierra del Fuego, Río Negro y Mendoza). Es usual que haya cierta heterogeneidad entre los lugares turísticos (un año es más atractivo un lugar, y al siguiente, otro).

Perspectivas
De acuerdo con este análisis, ha habido varios factores macro que ha influido sobre el turismo en el país. Uno es la mayor movilidad post pandemia. Primero fue interna (2022), que impulsó el turismo nacional (argentinos viajando por su país), y luego externa, que movilizó el turismo receptivo de extranjero y el emisivo. Actualmente, la movilidad es totalmente plena.
Otro factor es el Previaje, que subsidia el turismo nacional. Permitió un fuerte incremento turístico a inicios de 2022. Posiblemente, con la nueva versión implementada a fines de Mayo, se observe otro aumento en turistas nacionales.

El tercer factor es el número de vuelos, especialmente los internacionales. Todavía no han alcanzado los niveles pre-pandemia. Es posible que un próximo gobierno permita la llegada de nuevas aerolíneas, aunque posiblemente será un proceso lento, luego de la mala experiencia padecida en los últimos años.
El último factor es la cotización del dólar. Para los extranjeros, les complicaba pagar con tarjeta utilizando el dólar oficial (les resultaba muy caro usar ese medio de pago), y optaban por utilizar el blue. A fin del año pasado, pueden pagar con tarjeta con un dólar más caro, más beneficioso para ellos.
Para los argentinos, actualmente tienen el dólar tarjeta, pero si se pasan de usd 300, deben pagar el dólar Qatar, que es mucho más caro. Por eso, comparado con 2022, actualmente hay mayor número de argentinos que están viajando al exterior, pero todavía por debajo de los niveles pre-pandemia.
Las nuevas medidas cambiarias aplicadas en la presente semana, apuntadas a evitar una mayor caída de dólares en el Banco Central, no generan un cambio sustancial en el turismo emisivo ni receptivo.
¿Qué esperamos para el futuro? Hasta fin de año, se mantendrán estas condiciones. Para el próximo año, es toda una incógnita. No es claro si habrá una unificación cambiaria en un futuro inmediato, pero sí un sistema menos distorsivo como el actual (quizá desaparezcan los impuestos incluidos en la cotización del dólar, como el impuesto país).

Si se logra una economía más estable, el dólar oficial puede ser un poco más caro, pero el blue (y el MEP) más barato. En este sentido, podría desalentar en parte el turismo extranjero receptivo, no así el turismo emisivo argentino.
Por eso, para mantener alto el turismo receptivo, más relevante para las regiones, que se busque maneras para que haya más vuelos a costos más razonables, entre otras medidas.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin