El martes empieza a volar Fly Bondi a Posadas, que vuelve a tener una conexión alternativa a Aerolíneas/Austral tras 17 años

El próximo martes 15 de mayo será trascendental para las conexiones aéreas de la capital misionera. Ese día la aerolínea low-cost Fly Bondi arranca con sus vuelos regulares El Palomar-Posadas, que prometen una conexión diaria de lunes a lunes, con precios que arrancan desde $774 por tramo, confirmó hoy un vocero de la empresa a Economis.
De esta forma, los posadeños tendrán una conexión aérea regular alternativa a los vuelos que ofrece Aerolíneas Argentinas/Austral por primera vez en 17 años, cuando la empresa Lapa dejó de volar a esta ciudad.

Las claves de Fly Bondi a Posadas

Frecuencia: Un vuelo por día, todos los días de la semana

Lunes a viernes sale de El Palomar 15.30 y de Posadas 17.35. Sábado y domingo: 11 y 13.05 hs

Precio desde: 774 pesos. Los tickets se sacan sólo por la web.

Se paga aparte: por elegir asiento, equipaje (libre hasta 6kgs en equipaje de mano), hacer check in en aeropuerto.

Fly Bondi llega con sus tarifas low-cost, que ofrecen un precio promocional desde $774 pesos por tramo. Es la mitad de lo que vale hoy un coche cama-vip de Posadas a Buenos Aires, que tiene un costo de $1.534 incluyendo descuentos de temporada baja. El precio incluye la bonificación de ciertas tasas y el costo extra del equipaje, aclara la empresa.
Es importante destacar que no todos los asientos de los vuelos se venden a ese precio promocional. También se venden tramos por $967, aunque también es una tarifa económica en comparación con los precios de Aerolíneas. Los pasajes se sacan solamente por la página web (www.flybondi.com)
Habrá un vuelo de lunes a viernes que saldrá de El Palomar (aeropuerto alternativo a 14 kms de la Capital Federal) a las 15.30 para llegar 17.05 a Misiones. Y partirá de Posadas a las 17.35 para aterrizar en El Palomar 19.10. Los sábado y domingos los vuelos partirán 11hs de El Palomar y de Posadas en sentido inverso a las 13.05.
Todos los vuelos serán operados con los Boeing 737-800 que adquirió Fly Bondi, similares a los que opera Aerolíneas Argentinas para la escala Posadas y que tienen capacidad para unos 189 pasajeros en una clase única.
Trabajo para media docena de misioneros en la escala PSS
Según las averiguaciones que realizó Economis, la empresa low-cost contrató media docena de personas para operar la escala Posadas. Entre ellos, un despachante, que se capacitó en Iguazú y un técnico aeronáutico.
Estos dos profesionales deben tener una formación aeronáutica específica, una licencia de la ANAC y son indispensables para aprobar la salida de cada vuelo. Sin la firma de un despachante y un técnico, un vuelo no puede salir.
Además, a través de un convenio con la oficina de la Municipalidad, Fly Bondi contrató personal que no requiere licencia como operadores de rampa (los que acercan la escalera al avión). “Se contrataron seis personas, 2 supervisores, 2 operadores de equipos de rampas y 2 maleteros/tractoristas”, confirmaron en la empresa.
Para bajar costos, Fly Bondi contrata el personal de las escalas de forma indirecta a través de la firma Fly SEC, de manera de no tener que lidiar con los sindicatos y dejar esa tarea en manos de la empresa contratante. En general, es personal con menos experiencia que la que se puede encontrar en firmas como LAN Argentina o Aerolineas. Este modelo ya lo implementó en Iguazú y en las otras escalas donde la aerolínea opera desde hace unos meses.
Posadas tiene una segunda aerolínea tras 17 años
La llegada de Fly Bondi significa también una conexión aérea alternativa para Posadas tras 17 años, ya que Lapa dejó de volar en 2001 y nunca más llegó a la capital en forma regular otra empresa aerocomercial.
LAN Argentina nunca voló a la ciudad y tampoco Andes o las otras pocas empresas que tuvieron una fugaz vida en el duro mercado aerocomercial argentino.
“El último vuelo fue en 2001, pero la empresa siguió operando hasta 2003”, recordó a Economis, Maricel Herrero, hoy despachante de Aerolíneas/Austral en Posadas y por entonces, en la empresa Lapa.
“Lapa fue la última alternativa a Aerolíneas y Austral, a mi me tocaba viajar desde Iguazú para atender vuelos que llegaban a Posadas es bueno volver a tener otras aerolíneas alternativas”, dijo Guillermo Domínguez, un misionero que trabajó como despachante de Lapa y hoy está en LAN Argentina atendiendo la escala Iguazú.  Domínguez es hijo de un gran personaje del mundillo aeronáutico local, el “Negro” Indalecio, que en los 60 estuvo muy cerca de batir el récord mundial de saltos en paracaídas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password