“El peor castigo que los homosexuales nos podemos dar es no aceptarnos”

El 14 de octubre cumplen un año de casados. Un casamiento que tuvo una antesala de alcance nacional y que fue el motivo por el que echaron – por escrito – a su esposo (Julián Bjorklund) de un colegio privado de Oberá. “Esa experiencia nos cambió la cabeza”, asegura Alejandro Cabrera, hoy candidato a concejal de Posadas por el sublema Renovados, del Frente Renovador.

En una entrevista con Economis, Alejandro, de profesión peluquero, habló de los prejuicios, que aún existen, pero que poco a poco se van superando en la sociedad, en la política.

¿Es tu primera experiencia política?

Sí, y es el principio. Me gusta. Antes de meterme en esto, hablé con mi pareja, Julián, y me puse a pensar en muchas cosas. Cómo me encontraba. Y me veo bien, en el amor, en el trabajo, y creo que éste es el momento. La experiencia que tuvimos con Julián nos cambió la cabeza. A mí principalmente. A él lo echaron explícitamente por ser homosexual. Lo dejaron por escrito, y él tardó un mes en decidirse en hacer la denuncia al Inadi. Fue un antes y un después en nuestras vidas. Y lo tomamos como algo que teníamos que hacer no solo por nosotros, sino para ayudar a miles de personas.

Y la política cómo se comporta en esto de la diversidad. ¿Discrimina?

Se comporta bien, a mí me sorprende. Y me sorprendió que me elijan, porque en un tiempo pasado, hubiese sido raro que un peluquero esté en una lista, que un homosexual esté en una lista de candidatos, y yo soy un hombre casado. Homosexuales siempre hubo en todos lados, pero no abiertamente. De eso no se hablaba. La gente digiere eso lo más normal posible.

¿Es una discusión pasada esto de aceptar a los homosexuales o todavía hay prejuicios?

Yo creo que la sexualidad siempre va a levantar rating. Porque las generaciones van pasando. Yo no le doy importancia, si bien con el caso de Julián a mí me quisieron ubicar como un referente de la diversidad, yo hoy en día elijo ser referente de las personas libres, no importa que sea homosexual, bisexual, heterosexual. Hoy en la política hay un pensamiento más abierto. No siento discriminación, y creo que  nunca la sentí. Siempre dije que lo primero para llevarse bien con los demás es aceptarse a uno mismo. El peor castigo que nosotros los homosexuales nos podemos dar es no aceptarnos.

Alejando es cuarto en la lista de suplentes para ocupar una banca en el Concejo posadeño, por eso se anima a pensar más allá de la ciudad, y utiliza la experiencia de recorrer los barrios para interiorizarse de la realidad de los vecinos.

¿Cuáles son tus ideas, tus proyectos?

Tengo proyectos para la comunidad trans, que está peleando por un cupo laboral. Si uno se pone a analizar eso es muy triste la vida de estas personas, tienen una expectativa de vida hasta los 40 años, así que con Julián estamos trabajando en eso. Queremos presentar proyectos para ayudarlas con becas, porque tenemos chicas que nos dicen que no pueden pagarse sus estudios y tienen que salir a prostituirse para seguir estudiando, no les queda otra.

Como yo soy peluquero quiero presentar un proyecto para formar un banco de pelucas oncológicas. Estoy trabajando con la diputada Silvana Giménez, para avanzar en esa idea. Justamente nos juntamos, la agrupación Jóvenes con Rovira y la FAM para que los artesanos ayuden, vamos a armar un hermoso equipo para ayudar desde la provincia. No solo para mujeres sino también para niñas y a ellas le vamos a hacer pelucas temáticas infantiles. La idea es manejarnos con donaciones de cabello, y lo que se pueda armar desde el banco.

“El monto inicial para comenzar el banco de pelucas oncológicas es de 750 mil pesos. Buscamos que sea en comodato, es decir, una vez que vuelve a crecer el cabello, que se devuelva”, acota Julián, que escucha la entrevista desde uno de los rincones, con la mirada hacia abajo, mate en mano.

Lo que hacemos no es solo por la parte estética. Pareciera que es lo más importante pero no es así. Estábamos con una maquilladora arreglando a una chica que se iba a casar y que tenía labio leporino. Cuando terminamos, Susana la maquilladora le maquilla los labios,  y ella se largó a llorar, se miró al espejo y nos dijo tengo boca

¿Y en Posadas, qué ven en los barrios?

Yo si llego a ocupar un espacio, trabajaría mucho por dar oficios en los barrios. Estoy pensando en un aula satélite de la Universidad Popular porque mucha gente no puede venir al centro. Lo lindo de todo esto es que toda la energía, se está generando con las nuevas generaciones, con la juventud.

Alejandro tiene 29 años y ejerce la peluquería desde hace ocho. Nació en Jardín América pero decidió estudiar y trabajar en Posadas. Por la Ley de Medios ingresó a Canal 12 hace cinco años.

¿Tu familia apoya tu militancia política?

Mi familia está en un Ni. Tiene ciertos reparos en que yo esté en política, dicen que no es necesario, que si uno quiere ayudar lo hace igual. Yo pienso otra cosa, veo que somos jóvenes que tenemos ganar de cambiar para bien las cosas, tenemos ese sueñito de cambiar el mundo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password