El secr"> El secr"> El secretario de Transporte de la Nación reconoció que se destina un 84% de los subsidios al AMBA – Economis

El secretario de Transporte de la Nación reconoció que se destina un 84% de los subsidios al AMBA

El secretario de Transporte de la Nación, Diego Giuliano, señaló hoy en la Cámara de Diputados que el problema de los subsidios a los micros con jurisdicción en el interior del país en relación a los del AMBA (Capital Federal y Gran Buenos Aires) tuvo su origen en el Pacto Fiscal 2018, que firmó la mayoría de los gobernadores.

“El transporte tiene un gran componente de subsidios en todo el mundo y está agigantado sobre todo con la pandemia; tiene subsidio porque tiene un profundo sentido social, ambiental y de ordenamiento urbanístico”, explicó el funcionario ante la comisión de Transportes de la Cámara baja.

Agregó que “si analizamos el sistema de compensación del transporte hacia el interior del país hay una participación del Estado nacional en lo que significa el subsidio al transporte del interior que desde el 2015 es del 32%, es lo que participa el Estado en el transporte del interior”.

“Hay una situación que se dio que fue el Consenso Fiscal del 2018 con impacto en los números del 2019 de una manera muy importante”, remarcó el funcionario al exponer ante los integrantes de la comisión que preside el diputado radical jujeño Jorge Rizzotti.

Con respecto a ese acuerdo fiscal impulsado por el gobierno de Juntos por el Cambio (JxC), detalló que “tuvo un acuerdo entre gobernadores y el Estado. En números concretos, fue que esa participación que era del 32% (interior) al 68% (AMBA), terminó en 16% (interior) a 84% (AMBA) la relación y sucedió a raíz de un hecho jurídico y político”.

“Efectivamente los números que tenemos en materia de transporte en Argentina. Se redujo el subsidio al interior en un 50%, esto es 2019”, añadió.

Tras admitir que “por no haberse votado el proyecto de Presupuesto Nacional 2022, los fondos para el subsidio alcanzarían hasta el mes de agosto”, expresó la voluntad de esa cartera para buscarle una resolución al tema, ya que, afirmó, “todavía hay tiempo”.

“Hemos planteado la expansión de la tarjeta SUBE en el país como una necesidad de trazabilidad de subsidio al transporte, de transparencia y accesibilidad para el ciudadano”, remarcó el funcionario, ante la demora de algunas jurisdicciones en la implementación de ese sistema.

Para Giuliano, “con el subsidio a la demanda estamos de acuerdo, es el que llega directamente a los usuarios de transporte que son quienes lo necesitan y los que están requiriendo esto de la tarjeta SUBE: el descuento del atributo social y del trasbordo”.

El secretario de Transporte estuvo acompañado en la reunión por el subsecretario de Políticas Económicas y Financieras de Transporte, Carlos Vittor, y por la subsecretaria de Transporte Automotor, Laura Labat.

Además, asistió a la reunión el ministro de Transporte de Sante Fe y titular de Cofetra, Osvaldo Miatello, quien señaló: “Desde Cofetra no podemos seguir soportando una situación que nos estaba conduciendo a un deterioro progresivo de un servicio público, como es el transporte, y a su vez observando una situación de absoluta disparidad con el AMBA”.

“Creo que hay una necesidad de producir y avanzar hacia una igualación en cuanto al nivel de los subsidios”, completó.

Rizzotti pidió al Ministerio de Transporte “que podamos trabajar en forma conjunta para que antes de fin de año tengamos un nuevo sistema que nos permita tener equidad, igualdad de oportunidades a los del interior con el resto del país”.

El correntino Jorge Romero, del Frente de Todos, dijo a su turno: “Quedó muy claro por lo que se ha dicho aquí que esta distorsión entre subsidios de AMBA y del interior del país se empezó a sufrir a partir de la firma del Pacto Fiscal 2018”.

“Desde 2003 que se empezó a implementar hasta 2018 funcionó perfectamente; y luego a partir de ese acuerdo fiscal se empezó a deterioro con, entre otras cuestiones, envejecimiento de antigüedad de las flotas. Por eso lo mejor sería volver a un esquema anterior a 2018”, remarcó.

Por el interbloque Federal, el exministro de Transporte Florencio Randazzo, dijo que “hoy están las herramientas tecnológicas para tener un buen control de los subsidios”, aunque advirtió que “el problema es que no están los recursos”.

“Lo que tenemos es un problema de ‘manta corta’ y es porque no alcanzan los recursos; por lo que primero hay que resolver ese tema y después ver cómo hacer una distribución más equitativa”, agregó.

Los diputados de las diversas provincias reprochan que el reparto es muy desigual respecto al AMBA (ciudad de Buenos Aires y conurbano bonaerense), que concentra entre el 85% y 87% de los subsidios y deja entre un 15% y 13% a repartir entre el resto de las jurisdicciones.

En el AMBA, donde las tarifas no se actualizan desde 2019, el boleto inicial es de 18 pesos, mientras que en las provincias van de los 24 hasta los 80 pesos, dependiendo también de los propios recursos que los distritos destinen a este sector.

En su informe ante el Senado, el 2 de junio pasado, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, aseguró que el Gobierno nacional insistirá con la idea de traspasar 32 líneas de colectivos a la ciudad de Buenos Aires y dijo que “está en trámite un aumento del 40% para el boleto” en ese distrito.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password