En febrero el Sector Público Nacional registró un déficit primario de $228.134 millones

Compartí esta noticia !

Durante el mes de febrero, el Sector Público Nacional registró un déficit primario de $228.134,0  millones. A su vez, se registró un déficit financiero de $485.590,9 millones, producto del pago de intereses de la deuda pública neto de pagos intra-sector público, que alcanzó los $257.456,9 millones.

En el segundo mes del año, los ingresos totales del SPN alcanzaron los $1.570.391,1 millones, afectados principalmente por el desempeño de los tributos asociados al comercio exterior que incluye el imprevisto impacto de la sequía1. Excluyendo los tributos mencionados, la recaudación presentó un  crecimiento de +105,1% i.a., mientras que, si se contemplan los mismos, dicha variación alcanza el  85,6% i.a. En este sentido, los principales tributos que impulsaron la recaudación son los asociados al mercado interno y a la seguridad social.

Los ingresos correspondientes a los Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social evidenciaron una aceleración por segundo mes consecutivo incrementándose un +106,9% i.a., como consecuencia del aumento del salario medio del sector privado y sector público. Cabe mencionar que estos ingresos se encuentran disminuidos por las exenciones para aliviar la carga tributaria al sector de la Salud (prorrogada hasta el 28/02/2023 según Decreto 577/2022) y de las provincias del Norte Argentino.

Dentro de los ingresos ligados a la actividad económica, se destaca la recaudación correspondiente al IVA neto de reintegros (+$159.425,4 millones; +107,2% i.a.) la cual también se aceleró por segundo mes consecutivo. Mientras tanto, la recaudación asociada al impuesto a las Ganancias presentó una variación de +$82.584,2 millones (+99,3% i.a.), impulsado por el incremento en el monto de las remuneraciones gravadas y el monto de las operaciones alcanzadas.

Como se mencionó anteriormente, los tributos del comercio exterior evidencian una trayectoria diferente al resto de los tributos con especial énfasis en los derechos de exportación producto de la
creciente sequía que afecta las exportaciones del sector agropecuario. En este sentido, la recaudación asociada a este tributo se redujo en un -45,0% interanual (-$ 42.606 M). Para dimensionar la magnitud de la sequía y su impacto en las cuentas públicas, vale mencionar que la recaudación de derechos de exportación medida en dólares alcanzó durante el primer bimestre del año valores cercanos a la mitad de lo recaudado en 2021 y en 2022 para el mismo periodo. Si se toma como referencia la recaudación promedio  de  enero-febrero  de  dichos  ejercicios,  en  2023  la  pérdida  bimestral  de  recaudación ascendería a $200.000 millones.

Te puede Interesar  ¿El gin tonic se está convirtiendo en una “bebida nacional”?

Si bien la evolución de los gastos primarios refleja la prudencia de la administración fiscal durante el primer bimestre de 2023, mejorando la focalización de los subsidios energéticos, al mismo tiempo que se prioriza la política de seguridad social y la inversión pública, la aludida caída de la recaudación proveniente del comercio exterior da cuenta de la severidad del impacto de la sequía en las cuentas públicas.

En tal sentido, las erogaciones primarias del Sector Público Nacional alcanzaron en el mes de febrero los $1.798.525,1 millones (+95,0% i.a.), impulsadas principalmente por la aceleración sostenida de la inversión pública en obras de infraestructura energética, vivienda y transporte, la cual se triplicó frente a febrero 2022, luego de evidenciar un incremento de +$125.598,0 millones (+246,6% i.a.).

En lo que refiere a las prestaciones de la seguridad social, las mismas ascendieron a $667.447,5 millones (+81,8% i.a.). Esta dinámica se explica por el impacto de la fórmula de movilidad vigente (Ley N° 27.609), que arroja incrementos conforme crece la economía y los salarios. Cabe destacar que este concepto no incluye  el  refuerzo  de  ingresos  previsionales  por  considerarse  “no  remunerativos”  (Decreto  N° 788/2022). Por otra parte, la erogación asociada a remuneraciones alcanzó los $232.079,6 millones (+104,5% i.a.) producto de los incrementos otorgados en el marco de los acuerdos salariales alcanzados.

Las  transferencias  corrientes  alcanzaron  los  $555.625,9  millones  (+69,5%  i.a.).  Aquellas correspondientes al sector privado presentaron un crecimiento de +$191.884,6 millones (+74,1% i.a.) motorizada principalmente por el gasto en Seguridad Social. Entre ellas, se destaca en el corriente mes el refuerzo de ingresos otorgado a jubilados y pensionados en virtud del aludido Decreto, el incremento de Políticas Alimentarias (+104,3% i.a.) vinculado al incremento de la prestación de la Tarjeta Alimentar en noviembre de 2022, como así también el incremento en la Asignación Universal por Hijo (+105,0%). Mientras tanto, el comportamiento en el gasto de Asignaciones Familiares se debe a que aún no contempla el impacto del Decreto 101/2023 que iguala el tope de ingresos para percibir las Asignaciones Familiares con el piso del Impuesto a las Ganancias.

Te puede Interesar  Rosatom suministra por primera vez lutecio-177 a un centro médico de Italia para el tratamiento de cáncer

Al mismo tiempo, los subsidios económicos crecieron en +$75.520,3 millones (+67,8% i.a.). Mientras que los subsidios energéticos se incrementaron en +$53.646,8 millones frente a 2022 (+70,5% i.a.), el cual contempla el pago por la compra anticipada de GNL para el periodo invernal a fin de generar ahorros futuros en consecuencia de los precios más favorables debido a la estacionalidad. A su vez, aquellos subsidios relacionados al transporte crecieron en +$21.296,3 millones (+63,3% i.a).

Por su parte, las transferencias corrientes al sector público realizadas durante febrero alcanzaron los $104.191,2 millones  (+$36.074,9  millones  i.a.).  Dentro  de  éstas,  las  transferencias  corrientes  a provincias, alcanzaron los $44.955,5 millones (+$11.132,9 millones i.a.). En este concepto es menester mencionar el incremento en las transferencias realizadas por el Ministerio de Educación en el marco del FONID por +9.735,0 millones (+135,2%). Asimismo, las transferencias a Universidades ascendieron a $56.823,0 millones (+$28.316,4 millones i.a.).

Finalmente, como se mencionó anteriormente, el gasto de capital alcanzó durante el periodo de referencia los $176.538,5 millones (+246,6% i.a.), producto de la inversión asociada a obras de infraestructura energética, vivienda y transporte. En lo que respecta a Inversión Real Directa, la misma se incrementó en +$45.658,0 millones (+144,1% i.a.), explicada en su mayoría por la mayor inversión de las empresas públicas (+$39.107,1 millones). Dentro de este grupo destaca el gasto realizado por ENARSA (+$25.900 millones), principalmente para financiar la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner, que permitirá reducir el costo de la energía en la segunda mitad del año y así fortalecer la consolidación fiscal en el mediano plazo. Por su parte, las Transferencias de Capital a Provincias registraron un crecimiento de +371,2% i.a., entre las que se destaca el incremento de las transferencias realizadas por los Fondos Fiduciarios para la Vivienda Social y de Integración Socio Urbana.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin