Escalada: “El agua surca la tierra, arrastra el glifosato hacia los arroyos y nosotros tomamos el agua de ahí

Luego del reciente anuncio del proyecto de eliminación del glifosato en la producción misionera, Hugo Escalada, ex diputado y actual presidente del Instituto Forestal Provincial (INFOPRO) compartió su opinión en Open 101.7

En su gestión como diputado provincial hace varios años, había presentado un proyecto de prohibición total del uso del glifosato que finalmente no prosperó. “Había gente muy empeñada en el tema. En ese momento no habían antecedentes en la Cámara para la prohibición del glifosato y estaba muy dividido el esquema de técnicos a favor y en contra”, indicó. Al momento de presentar el proyecto en Comisión, hubo incluso algunos debates respecto de la denominación en sí misma, y la diferenciación entre los términos agrotóxicos versus agroquímicos. 

Según contó hoy, años después de aquella presentación, el herbicida sigue siendo el principal aliado para matar malezas en muchas producciones. “La realidad es que hoy si vos medís cualquier producto de la tierra misionera, te va a aparecer la huella del glifosato”. 

“El glifosato tiene una característica principal que consiste en que es muy difícil que se disuelva. El agua surca la tierra, arrastra el glifosato hacia los arroyos y nosotros tomamos el agua de ahí”. En consecuencia no llega al cuerpo humano únicamente por el alimento sino también por el agua. 

“Claramente es un producto tóxico para el ser humano y es uno de los tantos agroquímicos… Tenemos la costumbre de llegar a un puesto de verdura y cuanto más rozagante están las verduras, más las queremos comprar y la realidad es que cuanto más rozagante, más cantidad de agroquímicos ha recibido”, expresó

“Nuestros colonos se han acostumbrado a trabajar con tóxicos muy poderosos por el tema de la producción del tabaco. El tabaco es fácilmente agredible por todo tipo de plagas. Entonces, los tóxicos más fuertes que se utilizan, se utilizan justamente en el tabaco. Hay muchos colonos que sabiendo que les van a afectar mosquitos, los terminan rociando en frutas y verduras”, contó y agregó que “no lo hacen adrede, sino por una cuestión cultural”. 

“Cuando vos trabajás la tierra, antes de plantar, una vez que la has revuelto y goza de buena humedad y buen sol, inmediatamente empiezan a crecer malezas mucho más rápido de lo que crece lo que vas a plantar, como un pino o eucaliptus. Entonces se rocía con mucho glifosato para que la tierra permanezca libre de malezas y entonces lo que vos plantaste pueda crecer sin la competencia de la maleza que también se nutre del mismo suelo”

En cuanto a la reacción que se podría generar en el sector forestal, Escalada expresó que “el glifosato le reduce horas de trabajo de manera infernal, le ahorra tener que emplear a gente para hacer ese tipo de trabajo, la aplicación es muy sencilla y fácil a través de una mochila”. 

Además agregó que “obviamente los productores que utilizan glifosato van a poner el grito en el cielo. Porque tienen un producto que es una panacea.” 

“En términos de producción, nosotros los seres humanos en general, nos hemos vuelto muy eficiente produciendo sin tener en cuenta las consecuencias después… pero no han avanzado al unísono los controles de lo que genera esa producción rápida, eficiente y competitivo. ¿Pero a costa de qué? Primero está la vida”.

Para el ingeniero, no se puede eliminar o prohibir el uso del glifosato sin una alternativa que lo suplante en las producciones y, remarcó que esperan que el producto alternativo recientemente anunciado sea eficiente y se pueda utilizar como reemplazo.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password