Escenario de guerra: Porto Alegre bajo agua en inundación histórica que golpea a Río Grande do Sul

Compartí esta noticia !

El agua no detiene su paso en el sur de Brasil. En las últimas horas la capital del estado Río Grande do Sul, Porto Alegre, se inundó. Ya se habla de 39 muertos y 68 desaparecidos.

Medios locales ya hablan de uno de los fenómenos más importantes de los últimos tiempos y destacan la cantidad de lluvia caída en las últimas jornadas.

Servicios suspendidos, transporte público cerrado y el miedo que siga creciendo el río Guaiba que bordea a una de las ciudades más grandes del sur brasileño.

La Defensa Civil emitió una serie de advertencias sobre la inminencia de “inundaciones extremas” entre este viernes y sábado en ciudades ubicadas alrededor del río Guaíba, incluida la capital Porto Alegre.

La entidad recomendó expresamente evitar esta región que “presenta una inundación histórica con niveles crecientes que podrían superar los 5 metros en las próximas horas, con posibilidad de superar este valor en un escenario más crítico”.

El panorama es tan grave que hasta la capital del estado, Porto Alegre, está también comprometida. La ciudad está emplazada sobre la costa del río Guaiba, que es en realidad un brazo de la gran Laguna de los patos, separada por una delgada línea costera del océano Atlántico. El cierre de compuertas que Porto Alegre tiene distribuidas estratégicamente para evitar que el agua ingrese en caso de una subida del río ya no es suficiente ante la magnitud de las lluvias y la fuerza de la corriente. Los barrios de la zona costanera están anegadas y hay miles de evacuados.

Te puede Interesar  Desastre en Porto Alegre: Las razones detrás del colapso que mantiene a la ciudad sumergida

En el resto del estado, las rutas que cedieron por la fuerza del agua aislaron a numerosas ciudades y pueblos. En muchos de ellos tampoco hay electricidad. El cálculo inicial es que al menos 10.000 personas debieron ser evacuadas.

Es una situación tan dramática que incluso superó la inundación de hace 83 años. Esta vez, por más que se han realizado algunas obras para contener los desbordes de los ríos, todo parece insuficiente. Además, el crecimiento demográfico hizo que muchos conglomerados se establecieran en lugares potencialmente peligrosos de resultar inundados. Ahora, con las lluvias cada vez más frecuentes y más intensas, esos sitios comienzan a resultar inhabitables, un problema que está asociado a efectos del cambio climático.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin