Reforma Electoral: Especialistas quieren adoptar la boleta única de papel

Lo expresaron especialistas en temas de transparencia electoral a través de una carta dirigida al Presidente Mauricio Macri donde también piden que el Ejecutivo ceda el manejo total del escrutinio al Poder Judicial.

Mauricio Macri promovió la boleta electrónica en CABA. Sin embargo, cuando intentó hacerlo a nivel nacional fracasó.
En la carta enviada al presidente Macri, se propone la utilización de la Boleta Única de Papel con el fin de garantizar “la integridad del sistema” de votación.
La solicitud surge ante la insistencia del jefe de Estado para reformar el sistema electoral, aunque en diversas oportunidades tanto Macri como sus principales funcionarios se manifestaron a favor del voto electrónico, que se utiliza en Salta y se usó en la ciudad de Buenos Aires en los comicios de 2015.
 
Organizaciones no gubernamentales y especialistas en materia electoral propusieron la adopción de la Boleta Única de Papel como pa rte de una reforma que cuente con “amplio consenso” y garantice “la integridad del sistema” de votación, en una carta dirigida al presidente Mauricio Macri.
El consenso buscado se alcanza solamente a través del sistema de la Boleta Única de Papel, que es el más extendido en el mundo y se ha aplicado con éxito en las provincias de Santa Fe y Córdoba.
También considera necesario quitarle al Poder Ejecutivo Nacional cualquier tipo de facultad en la administración electoral y entregar al Poder Judicial de la Nación la organización total del proceso.
“Creemos que esa reforma debe tener un amplio consenso en la ciudadanía, la academia, las organizaciones de la sociedad civil y los partidos políticos”, señala la propuesta de organizaciones como Poder Ciudadano, Directorio Legislativo, Ceppa y la Carrera de Ciencia Política de la UBA, ju nto a una veintena de expertos.
La Cámara Nacional Electoral, autoridad de aplicación de la legislación político-electoral en todo el país, se expresa desde 2007 en favor de cambios en el sistema de votación, posición que ratificó en la acordada extraordinaria 100 de agosto de 2015.
El debate sobre una reforma del sistema de votación involucra también al mundo de la política partidaria y en los últimos años puso en discusión opciones como el voto electrónico, la boleta única electrónica y la boleta única de papel.
Además, señalaron que “resulta imperioso, para garantizar equidad en la competencia, quitarle al Poder Ejecutivo Nacional cualquier tipo de facultad en la administración electoral, y entregar al Poder Judicial de la Nación la organización total del proceso electoral”.
En el texto, además, los especialistas aseguraron que la reforma prevista “debe tener un amplio consenso en la ciudadanía, la academia, las organizaciones de la sociedad civil y los partidos políticos”. En las elecciones de 2015, la Cámara Nacional Electoral se había manifestado en esta línea para avanzar hacia la Boleta Única en papel.
Macri volvió a destactar la necesidad de implemenar este tipo de reformas el pasado lunes 30/10, cuando relanzó su gestión en el CCK ante gobernadores y dirigentes de todo el arco político.
El voto electrónico es un sistema basado en la emisión de la Boleta Única. Consta de un equipo con una pantalla táctil, provista de un sistema de impresión y verificación, y una boleta de votación.
El votante debe introducir la boleta en la impresora de la máquina, seleccionar en la pantalla tá ctil su candidato y luego imprimir su elección en la Boleta Única Electrónica.
Durante el proceso de impresión de la boleta, se graba dicha información en forma digital en el chip que contiene la misma. Dicha información puede ser confirmada por medio de un verificador de voto, con solo acercar la boleta al mismo.
De esta manera, la máquina entonces solo registra en forma escrita y electrónica la información en la boleta electrónica.
¿Cómo fue la experiencia del voto electrónico en otros países?
En Alemania, el sistema se implementó en 2005 y cuatro años después dejó de utilizarse. Tras varias denuncias, la Corte Suprema de ese país declaró inconstitucional la utilización de urnas electrónicas porque vulnera la fiscalización del proceso electoral por personas sin conocimientos técnicos.
Según el fallo, el ciudadano común no tiene más remedio que confiar en la palabra de una empresa o, en el mejor de los casos, de un grupo de técnicos capacitados que le asegurarán que el sistema funciona correctamente.
En Holanda, se dejó de usar el voto electrónico en 2006 después de dos décadas. ¿Las razones? porque se comprobó la facilidad de violar el secreto del voto.
Ese año, un grupo de informáticos mostró cómo a 25 metros de distancia —y usando equipamiento accesible y barato— podía saberse a quién estaba votando alguien en la computadora usada a tal efecto.
Lo mismo ocurrió en Finlandia, se realizó una prueba del voto electrónico en tres municipios durante las elecciones de 2006. Sin embargo, esos comicios fueron anulados luego de que se detectaran fallas en la utilización del sistema.
Por su parte, el gobierno de Irlanda gastó en 2002 5 millones de euros en la compra de maquinarias y en estudiar el sistema. Dos años después, la comisión a cargo de analizar el sistema declaró que el mismo no era “capaz de garantizar la absoluta seguridad de la elección”. En 2012, el gobierno irlandés vendió las 7500 máquinas de voto electrónico.
 
En Estados Unidos el sistema se aplica desde hace años, pero las denuncias de hackeos y fallas se repiten en cada elección desde los comicios presidenciales de 2004, cuando George W. Bush ganó por un escaso margen.
En las últimas elecciones, diversos estados reportaron problemas para votar por máquinas defectuosas. En Utah, por ejemplo, los problemas de las máquinas para votar obligaron a los votantes a utilizar el voto de papel.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password