Estudian nuevas medidas para compensar a los pequeños productores yerbateros

En medio de la indefinición de una salida a la crisis yerbatera, dentro del Instituto Nacional de la Yerba Mate comenzó a germinar una idea nueva para discutir una solución de largo plazo que exceda la acuciante coyuntura.

Desde el sector industrial misionero deslizaron la idea, que comenzó a tomar cuerpo en algunos directores, de establecer un sistema de apoyo a los pequeños productores, pero por debajo de una media de producción.

Según entienden, fijar precios altos para la materia prima no resolvió el problema de fondo, ya que al pequeño productor de todos modos no le alcanza, y, por el contrario, puede profundizar la concentración económica.

“El gran productor junta a paladas y no solo los secaderos y molinos, sino productores con altos rindes y muchas hectáreas. Eso favorece la concentración y puede derivar en un nuevo éxodo rural, porque los pequeños no podrán sostener sus chacras”, explicó uno de los dirigentes que diseña el proyecto para que sea tratado en el directorio.

El objetivo es fijar los precios de acuerdo a una Unidad Mínima Productiva de Yerba estimada en 150.000 kilos por zafra. El que esté por debajo de eso, recibiría una ayuda por cinco años para lograr un promedio de 10.000 kilos por hectárea. De este modo, la grilla de costos se puede adecuar mejor a la realidad, ya que hoy se fija el precio en valores estimados por 4.600 kilos por hectárea.

“Aun cuando se fije el doble de precio, seguirán siendo productores con ingresos pobres y terminan malvendiendo sus chacras a los vecinos”, analizan en el INYM.

Uno de los problemas subyacentes es que los altos precios conspiran contra las exportaciones, ya que la yerba argentina cuesta mucho más que la brasileña o la paraguaya. Incluso, estiman en el organismo yerbatero, con un precio más “moderado”, se puede aumentar el consumo interno con precios más accesibles al deprimido bolsillo de los argentinos.

Sin embargo, otras voces indican que de este modo, se produciría una sobreproducción de hoja verde, que volvería a tirar abajo los precios, en momentos en que se lucha para que se cumplan los valores actuales.

El Gobierno reclama que el INYM culmine el censo yerbatero y confirme las medidas de cupificación de la cosecha.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password