Fallo político y genocida

Hacer una valoración jurídica del Fallo de la Corte Suprema sobre la posibilidad de aplicar la denominada “ley del 2×1” para los casos con sentencia firme (es decir, demostrados de la participación en delitos de lesa humanidad, o seaque lesionan a toda la humanidad) es imposible e infructuosa para comprender el problema. Básicamente porque los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación generan Jurisprudencia, es decir, normas con “fuerza de ley”, o sea leyes, o sea legislan, o sea hacen política. 

Hace ya varios años se ha establecido que estos delitos de lesa humanidad siguen sucediendo en el tiempo, no prescriben, nunca se interrumpieron, por lo tanto la complicidad de la Corte Suprema de Justicia de La Nación con este fallo que sienta un precedente tristísimo y criminal empieza a suceder efectivamente desde el momento de su firma y por lo tanto es genocida.

Es claro que tiene que ver con la participación en este gobierno de los elementos civiles del proceso militar que comenzó el 24 de marzo del ´76 y también de todos los anteriores civiles o militares antipopulares y es claro que tiene el apoyo y la adhesión de los militares responsables del genocidio y sus familiares. 

Es claro también que un importante sector de la Iglesia Católica acepta implícitamente este genocidio desobedeciendo claramente la postura del Papa Francisco.

Es claro que para este tipo de decisiones políticas  necesitaba CAMBIEMOS (PRO, UCR y otros cómplices menores) la incorporación de nuevos militantes rentados de la oligarquía en la Suprema Corte como lo son Rosenkraft y Rossati y la participación necesaria, en carácter de cómplice de la ministra Highton de Nolasco. 

Por todo ello, sostengo, éste es un Fallo Político y Genocida cuyos instrumentadores deberán pagar las consecuencias judiciales cuando volvamos a modificar las relaciones de fuerza sociales y políticas. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password