Gobierno nacional paralizó obra energética en Corrientes y afecta a 500 trabajadores

La Unión Obrera de la Construcción de Corrientes reclamó al Gobierno nacional que gire los fondos adeudados para reactivar un megaemprendimiento energético que sigue paralizado desde diciembre de 2016 en esta provincia, en una situación que afecta al pago de salarios de 500 trabajadores.

La delegación local de la UOCRA, dirigida por Juan Ávalos, sostuvo que se trata de la construcción de la línea eléctrica de 500 Kw, que parte desde la localidad correntina de Ituzaingó, pasando por San Cosme y Paso de la Patria, hasta Puerto Bastiani, Chaco, para dotar al Nordeste argentino de mayor energía proveniente de Yacyretá.

La obra está a cargo de la empresa Intesar, que “comenzó a pagar de manera irregular realizando recortes en las horas de trabajos, atrasándose en los pagos de los jornales y suspendiendo sus actividades desde inicio de este año”, precisó un comunicado de la UOCRA.

“Esta grave paralización de la obra lleva a que los 500 trabajadores estén en una situación realmente preocupante ya que la empresa paga de manera parcial y esporádica los sueldos pendientes, estando estos con la angustia de no saber cuándo inician nuevamente las obras”, agregó el gremio de la construcción.

Ávalos se reunió en Buenos Aires esta semana con el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, quien se comprometió a destrabar los fondos adeudados aunque no precisó fechas ni plazos estimados para la reactivación.

“El ministro se comprometió a gestionar una solución para destrabar los posibles motivos, sean administrativos o técnicos, para que la obra se reanude y transmitirles a los obreros la seguridad de continuar con la fuente laboral”, dijo Ávalos.

La obra consiste en torres de alta tensión a lo largo de más de 300 kilómetros, con distintos puestos de trabajadores al costado de la ruta nacional 12 y a orillas del río Paraná, para cruzar los cables a la provincia del Chaco, donde se fortalecerá el abastecimiento de la estación transformadora de Puerto Bastiani.

El emprendimiento comenzó en 2015, durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, con financiamiento de 158 millones de dólares gestionados por el Estado nacional ante la Cooperación Andina de Fomento (CAF), en el marco del plan de desarrollo energético de interconexión NEA-NOA.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password