Gortari: “En estas elecciones Alberto se juega es la credibilidad”

Compartí esta noticia !

En su última visita a Misiones, Alberto Fernández lo esperó para sacarse la foto de campaña. Fue el único candidato a diputado nacional del Frente de Todos que tuvo ese privilegio bajo el sol implacable de la siesta a pocos metros de las Cataratas del Iguazú. Los otros protestaron por la preferencia. Pero Javier Gortari no quiere ser el candidato “oficial” y advierte que su militancia por el proyecto es mucho más extensa que la reciente historia como aspirante a una banca en el Congreso. 

“No me representa La Cámpora ni soy soldado de Cristina Britez. Soy un soldado de Cristina Kirchner. Cristina con Alberto. Trabajamos juntos desde 2019. Vinieron Jorge Ferraresi, Nicolás Trotta, Jaime Perczyk  y otros ministros. A partir de ese vínculo como rector de la Universidad Nacional de Misiones, con dirigentes que después resultaron ministros, pudimos articular muchas cosas de la política y en el terreno que derivaron en mi nombre como candidato”, explica. 

Y se explaya. “Si bien el trabajo de ANSES es importante, es importante pensar en los derechos, reponer las pensiones que sacó Mauricio Macri, estas jubilaciones nuevas para madres, o, jubilarse sin tener todos los aportes, eso mueve un montón socialmente, pero no quiere decir que lo capitalice el Frente De Todos. También es cierto que en Misiones la militancia que trabajó para Alberto en 2019, no está contenta, entonces hay que salir a caminar y empezar una etapa nueva. 

¿Por qué no está contenta? ¿No está contenta por los resultados del Gobierno?

Nadie los llamó, ni convocó, no se sintieron parte de esto desde 2019 hasta acá. Eso le pasó a mucha gente. Me parece que, si uno quiere construir un Frente de Todos pensando en 2023, hay que contar con herramientas para ello. Más allá de esta situación particular electoral de la interna, entiendo que es una oportunidad de hacerlo y según vaya la elección tendremos la oportunidad de seguir esa construcción. Para mí, es la única manera de llegar a 2023 en Misiones con un Frente de Todos que sea una fuerza política en serio y no colgada de Cristina y Alberto.

Había dicho hace un par de años que había que dejar de pensar en Cristina Kirchner y Mauricio Macri, y construir un espacio a partir del debate de ideas…

El peloteo Cristina-Macri obtura ver qué pasó en la historia reciente y que casi todos la tienen con el cuero particular de cada uno. ¿Cómo estábamos hasta el 2015? Lo digo siendo un trabajador universitario, en términos muy estrechos de salario y cómo estábamos en 2019, con Macri. Me parece que, si queremos entender la política, deberíamos incentivar a que la gente lo piense en esos términos. No desde una cosa emocional o lejana: “Me gusta Macri o, me gusta Cristina, no me gustan los muchachos de la Cámpora o el Poder Judicial de Macri”. Es importante hacer énfasis, para diferenciarse un poco incluso de lo que es el misionerismo: Cómo le fue a Misiones del 2003 al 2015, cómo le fue desde el 2015 al 2019. Al misionerismo, que es una gestión prolija, le fue muy bien hasta 2015, pero le fue muy mal hasta 2019. La UOCRA en 2015 tenía 15 mil obreros registrados, se quedó con 7 mil en 2019. Eso se traduce en empresas que cerraron, obreros que perdieron su empleo, además de todo lo que se mueve en actividad económica colateral. Hay que pensar con esos términos y salir de la cosa emocional.

Te puede Interesar  Proponen la reforma del Estatuto del INYM para asegurar representatividad

El ping pong entre los dos..

Sí, porque no construye políticamente. Más allá que uno pueda decir, yo adhiero a Cristina que es la figura de la conducción, del otro lado está Macri, no hay otro liderazgo conocido. Pero, lo cierto es que nosotros no vamos a hacer las cosas ni con Macri, ni con Cristina, vamos a hacer las cosas con los misioneros que tenemos acá.

Hay varios temas pendientes ahí. De hecho, Alberto Fernández firmó un compromiso con Misiones que hoy parece letra muerta. El gasoducto, la Zona Aduanera, ahora la hidrovía que deja fuera de las obras a Misiones. ¿Por qué ese desencuentro federal?

Ahí cuando hablamos de los resultados, entramos en un área de la politiquería previa. El gasoducto, había llegado hasta Resistencia y Macri lo paró, lo frenó. Había un plan de obras que estaba en el Ministerio de Planificación, en el cual tenía que cruzar el río, nosotros llegamos a formar personas con el gremio de gasistas, en Resistencia. Con la Universidad Tecnológica de Resistencia pensamos en formar gente para las obras que venían para Misiones. Me parece oportunista decir que ahora no nos dan el gasoducto. Lo del gasoducto lo discontinuó Macri, a pesar de la promesa del Plan Belgrano y todo eso. Con lo de la Zona Franca… No quiere decir que no lo reclamemos, debemos reclamarlo, porque somos la única provincia que no tiene ninguna parte de su territorio con gas natural. Así que me parece de equidad energética conseguir el gas para abaratar costos y tener una industria competitiva. Y en el camino, pediría alguna tarifa energética compensatoria. Esas cosas se pueden conversar en buenos términos, no veo una actitud de Fernández confrontativa con (Oscar) Herrera Ahuad. Me pareció por los gestos, que hay una relación de respeto, de aprecio y para nada de castigo. Hay que trabajar esa relación, lo mismo con la Zona Franca y una serie de medidas especiales. Entiendo la situación especial que tiene Misiones, pero una cosa fue la promesa de Sergio Massa cuando vino y otra cómo salió el instrumento en la Ley de Presupuesto. Era muy difícil bajar el IVA y los aportes patronales a Misiones y no a Formosa, a Corrientes, a Jujuy, o Salta. Hay que trabajar en otros instrumentos, a partir de esta situación particular que tiene Misiones, toda la relación Posadas-Encarnación, en donde se mejore la competitividad de nuestros comercios. 

¿Hay que retomar esa discusión en el Congreso?

Sí, sí. Pero también hay que pensar en el consumidor. Posadas es una ciudad con 400 mil habitantes con sus alrededores, esa gente estira su sueldo yendo a comprar a Encarnación, no es que hacen contrabando de autos de lujo. Van a comprar para estirar los sueldos. Entonces, el tratamiento me parece que también debemos hacerlo desde ese lugar, como misioneros, que las medidas vayan para mejorar competitivamente a nuestros comercios, pero también de mejorar la situación de consumo de nuestra población que es muy importante en esa relación con Encarnación.

Te puede Interesar  #NiUnaMenos: Se registró una denuncia por violencia cada tres horas en Misiones

¿Qué se juega el gobierno de Alberto en estas elecciones?

Después de un año y medio de pandemia el Gobierno nacional quedó debilitado políticamente. No pudo demostrar mucho más allá de cuestiones puntuales. Es cierto que las cosas para los argentinos y argentinas, durante la pandemia no mejoraron, empeoraron en el mejor de los casos.  No tuvo mucho tiempo en estos primeros dos años de gobierno, de mostrar su diferencia con el gobierno de Macri, salvo los primeros indicadores que empiezan a aparecer ahora de reactivación económica. Entonces, lo que se juega es la credibilidad de la gente que la tuvo en 2019. A ver si la sigue manteniendo… Se manejó la pandemia con responsabilidad, pero con algunos flashes muy perjudiciales para la credibilidad del Gobierno.  Se juega saber si la gente sigue creyendo que este es el Gobierno de la producción, del empleo, del mercado interno, o es un gobierno que no supo marcar una idea. De todos modos, yo me inclinaría por decirles a quienes pueden ser mis votantes, que miren eso, la situación del 2015, cómo estaban, cómo estaba su familia y cómo les fue en 2019. Que a partir de eso tomen la decisión de su voto. La pandemia es una situación excepcional, trágica, que afectó a todo el planeta, pero estamos saliendo de esa situación. 

¿Afectan en la campaña los deslices de Alberto? 

Y… pareciera como que una cosa tan grave como la crisis sanitaria, como que la gente no tenga trabajo y tenga que cerrar su comercio, su bar, su restorán, su pelotero, no es que el hombre estaba tan preocupado que no dormía por eso. Desde ese lugar debe de reconstituir la confianza que por ahí en otras cosas ha sido muy contundente, muy claro, con las medidas que se tomaron en la ANSES, con las medidas de política exterior importantes. Los que estamos en el Frente de Todos pensamos que fueron deslices, y errores circunstanciales de alguien que está gobernando, pero que no entendió el rol de estadista que por ahí debe tener. A Cristina, me imagino que no le hubiera pasado. Pero aún en ese marco, la preservación de la unidad, con todas las diferencias que tenemos con todas las otras listas, debe prevalecer.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin