Guardaparques de Misiones niegan que haya persecución en el traslado de cinco agentes

El director de Áreas Naturales Protegidas, Javier Patzer y el jefe de Planeamiento de Áreas Naturales, Esteban Arzamendia, descartaron de plano que el traslado de guardaparques se trate de una “persecución” y, por el contrario, advirtieron que se busca el crecimiento profesional y la propia seguridad de los agentes.

 

Los funcionarios explicaron como es la modalidad de los traslados en el servicio de protección de los parques provinciales.
Por su parte los Guardaparques que denuncian persecución arribaron a Posadas para presentar la denuncia en el Ministerio de Trabajo.

El Director de Áreas Protegidas, Javier Patzer y su subordinado Esteban Arzamendia, explicaron los alcances de la resolución 14 del
Ministerio de Ecología emitida el pasado 3 de febrero. Señalaron que hubo 28 traslados y la medida no es un castigo para los guardaparques que estaban trabajando en la zona de Moconá. 

Patzer insistió en que “estamos al servicio del sistema y no de un parque”.
El director de áreas naturales protegidas Esteban Arzamendia, afirmó que “cada área protegida tiene su característica y cada guardaparque tiene su perfil y se lo cambia de acuerdo a donde sea necesario”. En tal sentido, argumentó que “se los capacita para trabajar en toda la provincia y en diferentes ambientes. No ingresan afectados a un área solamente”, sostuvo.

“La gestión de los parques es del Ministerio de Ecología. Los guardaparques que incumplen las normas, son sancionados, no trasladados”, aseguró.  También reflexionó sobre la tarea de los agentes: “Antes se pensaba que la gestión de un parque era hacia adentro, porque era intangible. El concepto cambió, ahora los parques se abren a la sociedad”. 

El coordinador de la Zona Norte señaló que el que se siente castigado por ir al parque Foerster está equivocado. “¿Qué debo pensar yo que vivo ahí?”, cuestionó. Agregó que se busca “fracturar” el cuerpo de guardaparques” y reveló que uno de los que más se opone a la apertura de un camino dentro del Moconá para que sea usado por las comunidades guaraníes, sigue en su puesto, lo que echa por tierra la supuesta persecución. “Hay guardaparques que han trabajado en 16 destinos y algunos que nunca se movieron del Moconá. Debemos rotar y estamos preparados para cualquier ambiente”, explicó. 

 

Los directivos provinciales y distritales comentaron que los “traslados no son una sanción, porque la idea de la rotación es que
cada Guardaparque conozca las realidades de las diferentes áreas protegidas de la provincia”. Explicaron que en el caso de Moconá hay guradaparques que solamente han trabajado en ese espacio y es necesaria una rotación para que cada uno pueda desarrollar sus conocimientos en otras áreas.

Sin mencionarlos, cuestionaron a quienes consideran que el traslado a un determinado parque es un “castigo”, ya que hay guardaparques trabajando en esas reservas que no se consideran castigados. En la misma línea, señalaron que los nuevos agentes deben conocer todas las áreas naturales y no anclarse en un solo parque. “El cuidado del ambiente es una cuestión técnica, con un sistema. No personal. No puede ser que cinco tengan la política cierta. Nadie es un salvador de un parque”, aseguraron.

Patzer indicó que en la provincia son 120 los agentes que se especializan en educación ambiental,  patrullajes,  fiscalización y
en investigación, sin embargo, agregó que se emitieron varias resoluciones de cambio de funciones de personal: entre los que se
encuentran los cinco guardaparques del Moconá y otros trabajadores que se manifestaron ante las amenazas de los cazadores furtivos.

Los trabajadores afectados por el traslado y que lo consideran una persecución Javier “Colo” Báez, Ángel Millán, Leonardo Rangel Olivera, Víctor Hugo Soutus, Luis Molina y Rene Schieffer llegaron a media mañana de este jueves a Posadas para hacer una presentación en el Ministerio de Trabajo y además buscarán dialogar con autoridades de la provincia para que revean su situación.

Estos trabajadores del Parque Moconá y Parque Esmeralda aducen que su lucha contra la construcción del camino en el Lote 8 es la razón de “esta persecución”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password