Ignacio Barrios Arrechea ya tomó posesión de las oficinas en Yacyretá

Se publicó en el Boletín Oficial el Decreto N° 523/2020 por el cual el presidente Alberto Fernández aceptó la renuncia presentada por Enrique Martín Goerling Lara al cargo de Director Ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá y designa en el mismo instrumento legal a Ignacio Barrios Arrechea (47), empresario pyme maderero e hijo del ex gobernador Ricardo Barrios Arrechea, como nuevo titular del organismo “actuante en la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo para completar un período de ley”.

Su nombre se hizo conocido en 2014, cuando la entonces presidenta Cristina Fernández lo elogió en un discurso por ser un empresario que rechazó los aumentos de precios de los proveedores. Sin embargo, su apellido desde siempre estuvo ligado a la política: Barrios Arrechea. Finalmente Ignacio, el hijo del ex gobernador, es el tapado designado como director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá, uno de los entes -quizás el más grande- que todavía seguía bajo el mandato de un funcionario de Cambiemos, el también misionero Martín Goerling.

El presidente Alberto Fernández confirmó a Ignacio Barrios Arrechea durante su visita a Misiones. El empresario, dueño de Ecomadera, tiene un pasado en Yacyretá como funcionario durante más de una década, así que volverá a las oficinas, esta vez como director ejecutivo. Hasta hace días, Arrechea era uno de los empresarios muebleros que ofreció trabajar para cubrir las necesidades hospitalarias que surgieron en medio de la pandemia. 

En Misiones la designación se tomó bien. Los que lo conocen dicen que es un empresario comprometido con el entorno, más allá de afinidades políticas, por lo que entienden que será un buen articulador de acciones para atender las necesidades de infraestructura de la provincia, una de las más afectadas por el embalse de la represa. 

Sin embargo, los más críticos fueron los del propio espacio del Presidente. En el ala dura del Frente de Todos cuestionaron que un hombre de apellido radical sea designado en un cargo de tanta relevancia, sin haber hecho campaña ni militado por Fernández el año pasado.

En el lado paraguayo de la EBY se aguardaba la resolución sobre quién será la persona que ocupará la titularidad de la institución en representación argentina, para discutir los temas pendientes en agenda. El tópico prioritario en el corto plazo es el pago de la deuda que tiene Argentina en concepto de cesión de energía desde diciembre de 2018, que asciende a una cifra de alrededor de USD 90 millones.

Otro punto es el referente al Anexo C del tratado de la EBY, modificado a través del acuerdo Horacio Cartes – Mauricio Macri en 2017, pero que hasta el momento no se debatió en el Congreso argentino. Se espera que las autoridades argentinas de la binacional ayuden a encaminar una definición sobre si las notas reversales correspondientes se aprobarán o no.

Asimismo, existe una deuda por territorio inundado de USD 1.300 millones con Paraguay cuyo pago fue demorado por nota reversal de 1992, tema que se encuentra incluido en el acuerdo pendiente de aprobación en Argentina, estableciendo un desembolso anual al respecto. Nicanor Duarte Frutos, director paraguayo, solicitó intervención a la Cancillería sobre la situación en mayo pasado.

Desde 1995 hasta la actualidad, Yacyretá transfirió al Ministerio de Hacienda la suma de USD 1.515.076.912, de acuerdo a registros oficiales.

La energía suministrada por la Central Hidroeléctrica Yacyretá a Paraguay y Argentina, al cierre demayo, fue de 1.093.892,9 MWh; 23,22% superior al mes de abril. Del total suministrado, correspondió a la Administración Nacional de Electricidad 60.861,3 MWh.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password