Impulsan un centro de acopio provincial para garantizar el precio oficial a los pequeños yerbateros

La Cámara de Diputados comenzará a analizar un proyecto de ley para aportar una solución alternativa a la crisis yerbatera, con la recreación, versión misionera, de un “mercado consignatario”.

La propuesta de Héctor “Cacho” Bárbaro es crear el Centro Misionero de Acopio, Comercialización y Promoción de la Yerba Mate (CEMACoP) que adquirirá yerba canchada a los pequeños secaderos y cooperativas de Misiones, a los cuales se les abonará el valor de la secanza fijado por el Instituto Nacional de la Yerba Mate, descontándole el pago a los productores y la corresponsabilidad gremial.

El organismo no podrá adquirir yerba mate por debajo del precio establecido por Resolución del INYM o por laudo nacional.

La propuesta desató un fuerte cruce en la Legislatura, que anoche tuvo su segunda sesión ordinaria. Después de las argumentaciones, Bárbaro recibió el respaldo de la Renovación y el bloque Vanguardia Radical, además de otros legisladores. Sin embargo, el radical Walter Molina, de la alianza Cambiemos, cuestionó la idea de recrear “la Comisión Reguladora de la Yerba Mate”, cuando el INYM tiene las facultades para equilibrar el mercado. Le recordaron que la CRYM fue disuelta en 1991, en medio de la ola neoliberal, cuando empezaba el gobierno de Ramón Puerta, ahora embajador en España designado por el presidente Mauricio Macri. “La CRYM fue disuelta justamente por los mismos intereses que defienden Macri y Puerta. El INYM no va a resolver nada porque atienden a esos mismos intereses”, sintetizó el radical de Vanguardia, Hugo Escalada.

Barbaro plantea que el Centro Misionero de Acopio, Comercialización y Promoción de la Yerba Mate acopie la materia prima en los galpones de la ex CRYM ubicados en Santa Ana.

Bárbaro sostiene que el centro de acopio puede resolver el problema de los pequeños productores y “quitar” kilos de canchada del mercado para obligar a los grandes jugadores a pagar el precio oficial.

Sin embargo, el proyecto sufriría varias modificaciones en comisión, ya que hay sectores que quieren ir por más e incluso fijar los precios en Misiones, algo que chocaría con la ley del INYM.

Bárbaro considera que se podría comprar 50 millones de kilos de hoja verde, lo que implica a valores actuales unos 368 millones de pesos. En la misma línea, serían 16 millones de canchada que saldrían del mercado “libre”. Se atendería así a productores de hasta cinco hectáreas y con 25 mil kilos de producción, a quienes se les pagaría el precio oficial, menos la corresponsabilidad gremial y el valor de la tarefa, que sería depositado directamente a los tareferos.

Otro punto polémico es que el diputado chacarero pretende introducir una nueva tasa yerbatera, para financiar la nueva Crym. Sería una tasa de “servicios yerbateros” sobre toda venta de hoja verde y canchada a establecimientos fuera de Misiones.

La tasa sería obligatoria por dos años y de 0,33 centavos por kilo de hoja verde y de 0,99 por kilo de canchada. Sin embargo, habría una “bonificación” del cien por ciento para secaderos o industrias en territorio provincial.

Bárbaro también quiere una marca propia de yerba que podría ser comercializada por el Centro Misionero de Acopio, Comercialización y Promoción de la Yerba Mate. Se podrá vender la yerba canchada a distintos oferentes, sean entes públicos o privados, nacionales y/o extranjeros.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password