ECONOMIA, Ultimas Noticias

Insólito: La fábrica de LED está paralizada y suspendió a sus empleados porque la AFIP no quiere arreglar un detalle burocrático

Los operarios de LUG revisan las partes antes de ensamblar las luminarias. La planta ya está produciendo en modo prueba y estos días comienza a funcionar a full.
Compartí este articulo en:

La Argentina es un país que se supera en su capacidad de autoboicotearse. ¿Podrá ser que en una Argentina en crisis, una fábrica que abrió en plenas turbulencias cuando nadie apuesta un peso por el país, tiene que cerrar por cuestiones burocráticas de la AFIP?

Hace más de dos semanas que la todavía flamante planta de luminarias LED que LUG Argentina tiene en el Parque Industrial de Posadas -un orgullo misionero- no puede trabajar porque la oficina local de la AFIP, a través de una “chicana” burocrática, le paralizó virtualmente la importanción de componentes.

La fábrica abrió a fines de octubre pasado, en contra de la corriente, con una Argentina tratando de capear las turbulencias cambiarias y acudiendo por segunda vez al FMI.

LUG Argentina ensambla las luminarias LED en el Parque Industrial, pero debe importar algunas partes importantes de esas luces como los diodos. En Posadas se producen los módulos (algo así como el corazón del artefacto).

Sin embargo, hace tiempo que LUG Argentina no puede importar por una traba que le impuso la AFIP, concretamente la agencia de Posadas del organismo recaudador.

La traba es la siguiente, para explicarlo en términos sencillos: La AFIP solicita a todos los importadores, un estado de situación patrimonial que esté acorde con el movimiento importador que va a realizar una firma. La sociedad LUG Argentina, que se constituyó hace poco, aduce que cumple con esos requisitos, pero la AFIP, mediante un vericueto burocrático, no le habilita el estado de situación patrimonial que presentó. Por ende, deja a LUG sin la posibilidad de importar los vitales componentes con los que se hacen las luminarias LED.

Se trata de un trámite bajo el sistema SIMI (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones) que fue demorado durante dos meses hasta esta semana. Al no tener la aprobación, LUG Argentina no pudo traer un contenedor con componentes que deben encargarse al menos 30 días antes de manera que todas las piezas estén en el lugar que se requieren en el momento indicado.

Después de esperar unos días la resolución por vía del diálogo con la AFIP, los responsables de la planta decidieron suspender al personal, con goce de haberes, según pudo saber Economis. Hacía días que los 20 operarios iban a quedarse de brazos cruzados, sin la posibilidad de realizar tareas debido a la falta de materiales.

Incluso, se realizó un procedimiento homologado por el Ministerio de Trabajo provincial, para salvaguardar los derechos de los trabajadores y cubrir a la empresa ante eventuales reclamos.

Los responsables de LUG Argentina están muy preocupados y mueven cielo y tierra para encontrar una salida negociada con la AFIP. Pero parece insólito que en esta Argentina donde las pymes cierran por la recesión, la presión impositiva, las tasas de interés desorbitantes, la inseguridad y otros males “bien argentinos”.

Ahora encima tenga que cerrar -esperemos que temporalmente- una fábrica flamante, por un tema burocrático de la AFIP.

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

2 Comentarios

  1. Avatar Javier Bohaczenko

    La nota estaría completa,si quisieran, al tener la versión de esta “traba” de la Agencia de la AFIP, así como quedó, no es una información, es un comercial…

  2. Es sabido que esta movida de la AFIP, tiene él solo fin estadístico, para acomodar los números antes de las elecciones y poder generar un balance positivo entre exportaciones vs importaciones.. una ridicules total que afecta a empresas por una simple estadística, hacienda con números positivos.. UNA VERGUENZA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*