Jorge Brito: “Hay muchas teorías, nos han vendido que el consumo es algo populista y está mal”

San Vicente (Enviados Especiales/Economis). Es uno de los empresarios más importantes y escuchados del país y el jueves estuvo en Misiones. Llegó puntual, a las 17 y bajo una tenue llovizna. Saludó uno por uno a los trabajadores de la flamante sucursal de San Vicente y se hizo tiempo para charlar con algunos vecinos. Lo mismo había hecho en Oberá, un par de horas antes.

Jorge Brito se caracteriza por conocer cada detalle de lo que sucede en su banco que tiene casi 10.000 empleados y 500 sucursales (el más grande de todo el país entre los privados, en este rubro). Así, el Macro se ha convertido en una de las principales entidades financieras del país. Las finanzas y la producción primaria y de productos de exportación, son temas de los que disfruta hablar. Y sus palabras son siempre esperadas porque envían señales que van más allá de un momento político.

En San Vicente, en una distendida rueda de prensa, puso mucho énfasis en dos ejes: el principal, que en la Argentina debe haber un acuerdo de cuatro o cinco puntos centrales sobre los que no haya discusión, para poder pensar a largo plazo. En segunda instancia, advirtió sobre la necesidad de controlar el déficit fiscal y sobre el nivel de endeudamiento, que “en algún momento generará un problema”.


¿Cómo está viendo el escenario económico en este momento?

La economía, todos los economistas hablan de un crecimiento de entre dos y cuatro y medio por ciento. Yo personalmente creo que vamos a estar en dos y medio a tres por ciento. Creo que después de cuatro años que la economía no crece, es esperable que tengamos este rebote. Pero hay que seguir trabajando en muchas cosas, en muchos desajustes que quedaron pendientes de la política económica del Gobierno anterior, que este Gobierno viene retrasando. Entiendo que es difícil hacer todo junto, que aumentar la tarifa de golpe no es positivo, pero hay que tener presente que el déficit fiscal que tiene la Argentina no es aceptable, y que el Banco Central, con la política monetaria no soluciona el tema fiscal.

Para no tener inflación, la política monetaria puede ayudar; pero lo que es central es no tener déficit fiscal. Porque esto es muy claro, es como la economía personal, si vos gastás más de lo que te ingresa, en algún momento vas a tener problemas. El Gobierno se ha endeudado el año pasado en 50 mil millones de dólares, y este año va a ser una cifra parecida. Está bien… pero tenemos que empezar a  pensar en cómo cerrar esa brecha.

 

¿Puede causar problemas a corto plazo este nivel de endeudamiento?

A corto plazo no hay un problema de endeudamiento, porque la deuda de la Argentina media respecto del PBI es muy baja, así que no será un problema este año. Si planteamos para el 2017 una baja medianamente importante del déficit, recortar el déficit que no se ha podido bajar todavía; porque si miramos los números objetivos, la baja que ha tenido el déficit ha sido el ingreso por el blanqueo. En este año electoral, no se pueden pedir muchos ajustes al Gobierno, pero en 2018 hay que hacer las cosas que no se hicieron.

-Sin embargo, el banco Macro sigue invirtiendo ¿confía en la recuperación?

En la Argentina yo nunca tomé una decisión de inversión mirando la tapa de los diarios. No estoy diciendo que esto va a fracasar o pensando en que va  a salir mal, hay que aceptar las críticas. Veo un contexto internacional complicado, americano complicado por el efrcto Trump, no se ve el liderazgo que tenía Brasil, no existe. Lo que puede aprovechar la Argentina es tomar ese liderazgo. El mundo así nos mira, y nosotros tenemos que aprovechar cómo nos mira hoy el mundo, y el mundo nos mira con optimismo. Los argentinos tenemos que dejar de pensar un poco en este Gobierno, y aprender a pensar a largo plazo y pensar a la Argentina como país.

Personalmente creo, sería muy bueno convocar a todos los dirigentes políticos que tengan relevancia para que este país tenga cuatro, o cinco, o seis, no sé, puntos que no estén en discusión. Para que nos pongamos de acuerdo: la educación, el déficit fiscal que hay que controlar, pero que nadie lo quiere bajar. Tenemos que sacar de agenda algunos puntos de discusión. Y no estoy hablando de un Gobierno de coalición, estoy hablando de cuatro o cinco,  puntos problemáticos centrales.

-Usted dijo que este año vamos a crecer 2,5 %, pero ¿se puede aspirar a sumar inversiones  sin reactivar el consumo?

Acá hay muchas teorías, yo creo que a nosotros nos han vendido que el consumo es algo populista y está mal. Si miramos a Estados Unidos, que es un país que no me parece que tenga problemas de populismo, su gran crecimiento en los últimos 80 años fue en función al consumo. No creo que haya país en el mundo que pueda crecer si no es en base a un gran mercado interno. Así creció Brasil, así creció Alemania y así crecieron todos los países que crecieron en la última década.

 

¿Si no reactivamos el consumo, no vamos a tener más inversiones?

Es muy difícil, en el mundo que vivimos, donde cada vez compran menos, pensar en un país que crezca solamente con exportaciones. La  exportación es un componente sí; pero el tema central es el mercado interno.

 

Hablando de la economía misionera que tiene problemas de competitividad, hay algunos que piden una nueva devaluación y hay rumores de que el Gobierno puede tomar una medida ese tipo este año, ¿Serviría una nueva devaluación?

 

No creo en la devaluación per se, yo creo en la palabra competitividad y siempre pongo el mismo ejemplo, porque lo vivo en carne propia hace muchos años.  Yo soy productor, en Salta, en Joaquín V González, en el departamento de Anta. Cuando produzco soja, esa soja llevarla al puerto de Rosario significa 30 por ciento de flete. Yo podría estar pidiendo un 30 por ciento de devaluación para compensar eso. Ahora… eso modifica toda la economía Argentina. Lo más razonable es pensar que haya un Tren Belgrano que ese flete me salga un 10 por ciento y yo reduzco el costo a un 20%. Esto es lo que tenemos que trabajar, bajar el costo de la Argentina.

Yo nunca me meto, ni me metí con el salario justo del trabajador, lo que sí tengo que tener presente que hay un costo fijo que no es un beneficio a pagar al trabajador, que son todos los juicios laborales, las ART. Eso significa el 70 por ciento más del costo. Yo siempre me junto con los delegados y le digo “muchachos ustedes quieren trabajar ahora ustedes nos tienen que ayudar”. Si tenemos un 12% de ausentismo, tenemos que mirar porque de ese ausentismo, todos tenemos que ser conscientes y todos tenemos que mejorar. Y repito, no hablo del salario de los trabajadores, hablo del costo que no es por el trabajador.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password