Julio Argentino Roca y los Mitro-Marxistas

Otra de las muy certeras y punzantes definiciones del gran Pensador Nacional que fue Arturo Jauretche, esa de los “mitro-marxistas”.

Traducido al lenguaje coloquial, son los marxistas funcionales a la oligarquía apátrida, nucleada desde sus orígenes en el mitrismo. Siempre opuestos a los gobiernos de orientación Nacional y Popular, con violentos y enrevesados argumentos.

Son esos personajes de discursos duros, agresivos, nada propensos al diálogo constructivo y civilizado…pero que utilizan sus pirotecnias verbales e incluso sus pintadas callejeras y eventuales manifestaciones en la vía pública, centrándose solo en determinados hechos y acciones, presumiendo ser “de izquierdas” o similares, y que terminan siendo funcionales a los intereses del poder establecido, el establishment. Al concepto de Pensamiento Nacional parecen ni conocerlo.

Consecuentemente, son en muchos casos favorecidos con amplios espacios y con “reconocimientos” implícitos o explícitos en los medios concentrados, de los cuales el que marca tendencia es La Nación; el diario que Don Bartolo fundó para que le cubra las espaldas en la posteridad, y que funja a la vez como la voz cantante de la oligarquía, la cual es ultra conservadora en lo político – social, y ultra liberal (anti industrialista) en lo económico, además de gustosamente pro británica.

Un caso paradigmático de “mitro-marxismo”, es el de la “pensadora” Beatriz Sarlo, marxista declarada que, sin dejar de lado su declarado “marxismo anti sistema”, devino en una de las voceras privilegiadas “del sistema”, sumándose al aparataje culturoso al servicio de los sectores más reaccionarios del espectro político argentino. Y como tal, halagada y referencia obligada de La Nación y todos los medios concentrados.

¡Además, fue calurosamente aclamada por el gorilismo procesero (*), que tan fervorosamente anti marxista dice ser! Tal es el grado de desinformación y de confusiones conceptuales de las que adolece ese sector. Pero ese es otro tema.

En los últimos años, se puede ver el accionar corrosivo, de ciertos sectores “progres”, adheridos al ultra indigenismo, despotricar con mucho odio y muy escasos fundamentos, centrando sus diatribas en dos ejes dialécticos: denostar con ferocidad todo el accionar colonial de España en América (jamás comparándolo con las aberraciones que perpetraron en similares períodos y circunstancias los ingleses, franceses, holandeses y portugueses); y agredir la figura histórica del dos veces presidente Julio Argentino Roca.

Las “progresías”, que en muchos casos son “ex” marxistas o “ex” trotskistas huérfanos de causa, o también algunos anarquistas furibundos; practican el ideologismo exacerbado (acomodan sus “versiones” históricas y sociológicas, a sus prejuicios aceptados como supuestas verdades irrefutables), evidenciando una grosera superficialidad en sus análisis, en muchos casos meras repeticiones de “letras” dictadas por el anarco – indigenista Osvaldo Bayer, y con mayor sutileza por varios mecanismos de colonización cultural, manejados tras bambalinas por entes británicos o de otras Potencias Atlantistas, que evidentemente, buscan crear las condiciones de odios internos insalvables, como terreno propicio para perpetrar la disolución nacional.

Entre esos entes, está la ONG Mapuche Nation, con sede en Bristol, Gran Bretaña, con toda su comisión directiva formada por súbditos británicos, excepto el “presidente”, que sería de etnia araucana (redefinida como mapuche). ¿Quiénes bancan a esa muy activa ONG y a su ignoto “presidente”?

Pero las ”progresías” locales no solo parecen ignorarlo, sino que si se les señala, lo pasan por alto, o torpemente, pretenden burlarse de esas gruesas evidencias. Analicemos los principales aspectos del accionar roquista, omitido con alevosía y negado con la más baja ordinariez, por esos ultras del indigenismo.

 La Campaña del Desierto, permitió terminar con los malones, que mataban pobladores rurales, secuestrando niños y mujeres, saqueando el ganado, parte del cual era llevado a Chile, y canjeado por armas y otros bienes. No eran “carmelitas descalzas”, eran saqueadores, secuestradores y asesinos, los combatidos por Roca.

 Los ultra indigenistas, ocultan o no mencionan, que en la Campaña del Desierto, colaboraron con Roca, indios no alzados en malones ni opuestos a la soberanía argentina.

 Se evitó perder La Patagonia, a manos chilenas, de Brasil (que hizo una fallida expedición por mar), o de alguna potencia europea, de las que hubo un autoproclamado “rey de la Patagonia”.

 Bajo directivas de Roca, se ocupó militarmente el Gran Chaco, efectivizándose su incorporación plena.

 Envió como gobernador a Misiones, a su hermano Rudecindo, para frenar efectivamente el expansionismo brasileño.

 Derrotó militar y políticamente a Mitre, anulando sus influencias unitarias e incluso secesionistas de Buenos Aires. Evitó que vuelva al poder.

 Promulgó la federalización de la Capital Federal, separándola de la provincia de Buenos Aires.

 En su segunda presidencia, se considera que fundó la Argentina moderna, creando el Correo Argentino y sancionando la Ley Riccheri, que modernizó y equipo adecuadamente a las Fuerzas Armadas. Además, con su Ministro de Instrucción Pública Osvaldo Magnasco, extendió fuertemente el proceso de alfabetización, entre otros logros.

 Si bien formó parte de los gobiernos oligárquicos del período 1862 – 1916, puede afirmarse que Roca y Pellegrini fueron positivamente destacados y a sus modos, actuaron con patriotismo, diferenciándose nítidamente del contexto de gobernantes unitarios, ultra liberales y desafectos a todo proceso de desarrollo integral e industrializador, de ese medio siglo largo, de feudalismo campero.

Roca no fue la Madre Teresa de Calcuta, pero el saldo de sus gobiernos, es ampliamente positivo, aun pese a la pésima distribución de tierras, que de sus soldados, apremiados económicamente o con poca visión, pasaron a poder de los oligarcas, en su mayor parte; no reservándose tampoco amplias parcelas, para dárselas a los inmigrantes, a los criollos o a todos quienes las quisieran trabajar. La oligarquía, desde Mitre en adelante, acaparó enormes extensiones de las mejores tierras.

Respecto a los pueblos preexistentes (mal llamados “originarios”), en su mayoría se han mezclado con otras etnias, como sucedió y sucede con la buena parte de la población argentina. Fomentar divisiones, odios y racismos inversos (del odio al blanco), es hacerles el juego a los que promueven la disolución nacional. Hoy no hay “territorios mapuches” ni de ninguna otra etnia, existe el Territorio de la Nación Argentina.

Cabe preguntar, ¿Por qué los fundamentalistas del indigenismo, nunca atacan a Mitre, a Sarmiento y otros genocidas seriales, en varios casos meros subordinados al Imperio Británico; focalizando sus agresiones contra el que eliminó de la escena del poder, al nefasto Don Bartolo?

(*) Gorilismo procesero: dícese del antiperonismo visceral, adherente al nefasto período de dictadura cívico militar de 1976-1983.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password