La Afip incautó otras 300 toneladas de granos durante controles a operadores de la cadena agropecuaria

Compartí esta noticia !

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), por medio de la Dirección General Impositiva (DGI) incautó más de 300 toneladas de granos en operativos realizados sobre operadores de la cadena de producción y comercialización de productos agropecuarios. El valor de la mercadería asciende a 20 millones de pesos, una cifra equivalente a 250 salarios mínimos, vitales y móviles.
A lo largo de una serie de procedimientos llevados adelante en rutas y en establecimientos del sector en cuatro provincias del país, agentes del organismo conducido por Carlos Castagneto detectaron irregularidades y procedieron a interdictar la mercadería, que se constató tenía un origen dudoso o pretendía comercializarse en el mercado marginal.
En Santa Fe, en una ruta cercana a la localidad de Huanqueros, inspectores de la AFIP junto a la policía local controlaron tres camiones que transportaban 147 toneladas de maíz. Ante la falta de carta de porte electrónica que respaldara el traslado de la mercadería, el personal de la DGI interdictó los granos dado su presumible origen dudoso. El valor de la carga asciende a 7 millones de pesos.
Por su parte, en las localidades misioneras de El Soberbio y de Leandro N. Alem, el personal de la DGI interdictó dos camiones con 8 toneladas de soja almacenadas en bolsa y 58,1 toneladas de soja a granel, con un valor de mercado de 6,3 millones de pesos. Los inspectores constataron inconsistencias en las materias primas, con un origen dudoso de los productos transportados, remitentes y destinatarios sin capacidad económica y financiera para producir o comercializar la oleaginosa.
En tanto, en General Rodríguez, provincia de Buenos Aires, la AFIP fiscalizó junto a miembros de la policía local una firma dedicada a la producción de huevos de gallina. El personal del organismo comprobó mediante tareas de cubicaje físico que las tenencias de maíz eran superiores a las declaradas, por lo que se incautaron 60 toneladas con un valor de mercado en torno a los 3 millones de pesos, que estaban almacenadas en silos de chapa para su posterior utilización como insumo.
Por otro lado, en la ruta provincial 35 de Córdoba, a la altura de la localidad de Holmberg, agentes de la DGI detuvieron un camión junto a Gendarmería Nacional que transportaba 30 toneladas de soja que no contaba con la carta de porte electrónica correspondiente para su respaldo. Al no poder justificar el origen de la producción y comercialización, se interdictó la mercadería a la espera de lo que determinen las acciones sumariales internas respecto a su real procedencia o su decomiso para su posterior venta en beneficio del Ministerio de Desarrollo Social. En este caso, el valor de la carga asciende a 3 millones de pesos.
Las acciones de la DGI especializadas en actividades agropecuarias focalizan sus esfuerzos para desarticular potenciales maniobras de evasión impositiva y garantizar el cumplimiento de la normativa vigente para evitar que los distintos actores de la cadena cometan irregularidades que redunden en competencia desleal para los productores legítimos.

Te puede Interesar  El domingo 5 reabriría el Parque Nacional Iguazú

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin